Poco antes de las siete de la tarde un incendio en la cubierta de la Catedral de Notre Dame fue el principio del fin de la joya gótica de París. En pocos minutos, miles de comentarios, fotos e imágenes comenzaron a circular por Twitter convirtiendo el tema en una tendencia a escala mundial.

Noticias relacionadas

Más de 10.000 tuits por minuto lloraron a la vez. Francia, España, Estados Unidos, Brasil o Japón. Los comentarios llegaron desde todas las partes del mundo hasta superar los 2,3 millones de publicaciones en las seis horas siguientes a que comenzara el incendio sobre Notre Dame.

Trump y Obama, los influencers de la catástrofe

Las reacciones al incendio de la catedral parisina no solo llegaron desde todas partes del mundo sino también desde todo tipo de personas. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se sumó al dolor de los franceses y, como es habitual en él, lanzó una propuesta que no dejó indiferente a nadie.

"Es terrible ver el enorme incendio en la Catedral de Notre Dame de París. Quizás con aviones cisterna podría ser sofocado. ¡Hay que actuar rápido!", apuntó Trump a través de Twitter. Propuesta que no tardó en ser criticada por miles de tuiteros al asegurar que el agua en cantidades tan grandes como las que propone el presidente estadounidense podría ser perjudicial. La Direction Générale de la Sécurité Civile francesa no dudó en responderle que "el peso del agua y la intensidad del lanzamiento a baja altitud podría debilitar la estructura de Notre Dame y entrañar daños colaterales sobre las viviendas cercanas".

Al margen del desafortunado y viral comentario del presidente de EEUU, el tuit más viralizado de la noche fue el de su antecesor. "Notre Dame es uno de los tesoros más grandes del mundo, y estamos pensando en el pueblo francés en su momento de duelo. Está en nuestra naturaleza lamentar cuando vemos historia que se pierde, pero también está en nuestra naturaleza reconstruir para el mañana, tan fuerte como podamos", escribió Barack Obama junto a una fotografía en la que aparece junto a esposa Michelle y sus hijas Malia y Sasha en la emblemática catedral parisina.

Miles de corazones rotos

Según los datos de la web trendsmap.com, un 3% de los tuits relacionados con Notre Dame durante las seis horas posteriores al inicio del incendio usaron el emoticono de un corazón roto dentro de su mensaje, es decir, más de 700.000 corazones tuiteros se rompían al ver las llamas sobre la cúpula de la catedral.

Principales emoticonos relacionados con el incendio de Notre Dame

Junto al corazón roto, las manos unidos en forma de rezo, la cara triste o las lágrimas fueron los emoticonos más utilizados por los tuiteros, algo que resume a la perfección el sentimiento generalizado de los millones de internautas que conversaron durante la noche del lunes acerca del trágico acontecimiento en la capital parisina.

[Más información: Notre Dame, el símbolo asediado: un andamio podría haber provocado el desastre que Hitler soñó]