El Español
Economía
|
Empresas

La sostenibilidad, pieza clave en el presente y futuro de las empresas

Cada vez más compañías toman medidas encaminadas a reducir su impacto en el medio ambiente. Es el caso de Vegalsa-Eroski, primera empresa gallega de distribución alimentaria distinguida por reducir un 25% sus emisiones de CO2 en los procesos de logística y transporte
Ofrecido por:

Contenido Patrocinado

Cada vez son más las empresas que toman conciencia de la gravedad del calentamiento global. El cambio climático es uno de los principales retos que afronta la sociedad, reto que también se ha fijado como cuestión primordial de las políticas y estrategias de las empresas. La creciente responsabilidad empresarial en la lucha contra el cambio climático se traduce en iniciativas que permitan el desarrollo sostenible del planeta.

De esta manera, las compañías trabajan para adaptar sus sistemas y procesos de cara a reducir el impacto en el medio ambiente como consecuencia de su actividad. La orientación de la actividad empresarial hacia un modelo de economía circular es uno de los objetivos estratégicos de las compañías comprometidas con el desarrollo sostenible.

Reducción de emisiones y eficiencia energética

En materia climática, los principales esfuerzos de las compañías están destinadas a reducir sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) a la atmósfera. Una de estas compañías comprometidas con el cuidado medioambiental es la gallega Vegalsa-Eroski, que recientemente ha conseguido su primera estrella Lean & Green tras haber superado el objetivo de reducir un 20% sus emisiones de CO2 en los procesos de logística y transporte.

La compañía ha logrado reducir un 25% las emisiones de CO2 en los últimos cinco años (2015-2020), convirtiéndose así en el ámbito gallego en la primera empresa del sector de la distribución alimentaria en obtener este reconocimiento.

La empresa ha trasladado la eficiencia energética en los procesos logísticos a la configuración de sus plataformas apostando por una construcción sostenible y equipos más eficientes energéticamente y con menor impacto ambiental, como la iluminación LED, detectores de presencia, robots de temperaturas, uso de gases refrigerantes no contaminantes y aprovechamiento de la luz natural para mejorar la eficiencia energética de las plataformas.

Reducción de plásticos

Dentro de la lucha contra el cambio climático, hay otra herramienta que también ayuda a mitigar sus consecuencias: la economía circular. En los últimos años, se ha implementado el uso de nuevos materiales más sostenibles para la fabricación de embalajes, tanto de producto como de uso logístico.

Precisamente, en el marco de su compromiso con la reducción del consumo de plástico, la compañía gallega de distribución alimentaria ha hecho extensiva la implantación de bolsas de tipo compostable en toda su red comercial. Estas bolsas biocompostables y, por tanto, 100% biodegradables, están a disposición de los clientes en las secciones de charcutería, carnicería, pescadería y frutería.

Con las bolsas biocompostables, Vegalsa-Eroski reducirá 150 toneladas de
plástico al año y 500 toneladas de CO2
, que son las que suponían su fabricación. Las bolsas compostables, según informa la compañía, son desechadas, se degradan biológicamente sin dejar residuos tóxicos
visibles o distinguibles, convirtiéndose en compost, en abono orgánico.

Junto a esta solución sostenible, Vegalsa-Eroski continúa mantenido a la venta en sus tiendas las alterativas de uso de sus bolsas ecológicas reutilizables de rafia, de papel y de plástico reciclado para las compras.

Reducción de residuos

Otro de los pilares para impulsar la economía circular y la gestión eficiente de los residuos se centra en el concepto de “Residuo Cero”. Algunas de las formas de aplicar este sistema por parte de las empresas es a través, por ejemplo, de la recuperación del 100% del material mediante su reutilización.

En esta línea, Vegalsa-Eroki también destaca por su eficiencia en la gestión gracias a la reutilización de más de 8,8 millones de envases logísticos al año en sus plataformas, lo que supone una reducción de 3.188 toneladas de CO2 que se han dejado de emitir al medioambiente. Sin olvidar, el modelo de gestión de residuos implantando por la compañía a través de los programas 'Desarrollo Sostenible. Residuo Cero' y 'Desperdicio Cero', garantizando el reciclado de los residuos generados en sus tiendas a través de logística inversa y gestores autorizados.

Producción sostenible

El consumo responsable también forma parte de la estrategia sostenible de las empresas. A través de diferentes actuaciones, compañías como Vegalsa-Eroski buscan alcanzar una alimentación más saludable y una producción desarrollada bajo criterio de sostenibilidad. Pero, ¿cómo?

En la puesta en valor de las leches con origen gallego, la compañía gallega de distribución alimentaria apuesta por la sostenibilidad de la leche local, gracias al sello de bienestar animal y a un envase más sostenible en la de su marca propia Eroski.

La certificación de bienestar animal WelfairTM garantiza una buena alimentación, alojamiento, salud y un comportamiento natural de las vacas que producen la leche, centrándose, por primera vez, en su observación directa. De esta forma los consumidores tienen la garantía de que se aplican una serie de medidas estandarizadas y consensuadas a nivel europeo que velan por el bienestar animal en todo el ciclo productivo.

Además del certificado de bienestar animal, su leche de marca propia Eroski se envasa en un briks Eco Plus que supone un 28% menos de emisiones de CO2 que otros envases de cartón estándar. Además está fabricado con un 82% de material renovable y es 100% reciclable. Asimismo, este envase cuenta con el Sello FSC, lo que garantiza su procedencia de bosques gestionados de forma sostenible.

Vegalsa-Eroski remarca así su compromiso con la producción de proximidad y su implicación como dinamizador económico. Un compromiso que se enmarca dentro de una política empresarial basada en el desarrollo sostenible y el compromiso medioambiental con el objetivo de cuidar nuestro presente y futuro.

Economía