Ferrer Molina Daniel Ramírez

José María García (Madrid, 1943) acaba de correr 12 kilómetros. También ha pasado por la sauna. Está encerrado en su casa de Marbella, donde se refugió el pasado 8 de marzo.

Noticias relacionadas

Afronta una entrevista huracanada. Porque está muy "encabronado". "Debo de ser muy gilipollas, estoy aquí solo, pero me cabreo mucho".

Y el cabreo de García es una maravilla para quien lo recoge: una bolsa de titulares salpimentada con decenas de puñetazos al poder. No se libra ni el alcalde Almeida, por quien dice sentir simpatía debido a una "afinidad de centímetros".

Tan de color butano se pone García cuando lee la prensa que su nieta le llama "abu loco". Dispara contra los gobernantes, pero también contra los periódicos, las teles y la radio. Eso sí, dice no guardar balas con rencor: "No, no, nada de eso. Me queda un telediario... ¡Espero que no sea el de Televisión Española!".

Pese a llevar años alejado del micrófono, se descubre muy informado. Incluso extraordinariamente bien relacionado. Pedro Sánchez le recibió en Moncloa. Tras hora y media de conversación, quedará claro quiénes son los "lametraserillos" y los "abrazafarolas" del presente.

¿Qué rutinas le ha trastocado la pandemia?

Llevo once meses fuera de Madrid. Mi mujer tiene EPOC -una enfermedad pulmonar- y el neumólogo nos aconsejó salir de allí. El mismo 8 de marzo nos vinimos aquí, a Marbella. Estamos bien. Tengo un jardín muy grande, ¿lo veis? -lo muestra a través de la cámara de su teléfono-. 

Es casi más grande que la Redacción, José María.

Tenemos un gimnasio abajo. Hoy me he hecho doce kilómetros corriendo. Deporte por la mañana, luego un poco de sauna y leer. Me lo estoy leyendo todo. Y me estoy cabreando mucho. 

¿Por qué?

Creí que no había nada peor que los políticos, pero me estoy llevando una decepción tremenda con nuestra bendita profesión. ¡Debo de ser muy gilipollas porque estoy aquí solo, leyendo, y me cabreo mucho! 

¿Le solivianta más el periodismo que la política?

Es casi imposible que algo te cabree más que la política española, pero las encuestas reales, ¡no esas que se hacen al gusto de quien las paga!, revelan la visión que tiene la gente de la prensa, que hoy es lamentable, penosa e incluso suicida. 

¿Suicida?

Sí, suicida para la propia profesión. Para el periodismo. Ay, esperad, que me están llamando. ¿Hola? ¿Me oís?

Sí, pero tiene el vídeo pausado. Le oímos, pero no le vemos.

Ya está. A lo que iba: el periodismo es pluralidad, independencia e investigación. Lo que me habéis oído tantas veces. Hoy no hay pluralidad y sobre todo ha desaparecido la investigación. Alguien podría decir: "Coño, pero si cada día tenemos un escándalo en los periódicos". Pero son escándalos que se sirven a domicilio.

Por encargo.

Un día, Emilio Romero, el director de Pueblo, bajó muy cabreado a la redacción porque estaba de bote en bote. "¡Los periodistas tienen que estar en la calle!". Porque las noticias hay que buscarlas. Las que se envían a los periódicos son interesadas. Los escándalos que leemos son denuncias cruzadas de los propios partidos. Ha desaparecido totalmente la investigación. Os contaré una anécdota. 

Diga.

Hace no mucho me encontré con un amigo que hacía muy buenos reportajes de investigación. ¡Lleva seis meses sin escribirlos! "¿Has abandonado?", le pregunté. "Me encargaron uno complicado, me jugué el pellejo, el periódico me discutió hasta las facturas de los taxis y al final me pagó 150 euros por el trabajo". Lo ha dejado, claro. Y hablo de un medio muy, muy destacado.

José María García comenzó su carrera periodística en el diario Pueblo.

¿Tiene intención de vacunarse?

Sí. En el momento en que pueda y me corresponda. Por mi edad, no creo que esté muy lejos. 

¿Alguna preferencia? ¿Le gusta la Sputnik?

Me da lo mismo. La que me traigan.

Hay políticos que se han colado. ¿Les inyectaría la segunda dosis?

Dar la vacuna a un político en España es echarla a la basura. Pero si no les damos ahora la segunda dosis, habremos perdido la primera. Aquí lo sustancial es esto: su actuación da una idea de la talla moral de nuestros gobernantes.

Sé que estoy generalizando y que eso acarrea injusticias, pero… Basta con ver sus explicaciones de por qué se la han puesto. Ha sido muy doloroso. Como para echar la persiana y cerrar para siempre. 

El Jemad ha dimitido por eso mismo. Su caso abrió un debate: ¿deberían haber figurado los gestores de la pandemia y las primeras autoridades del país entre los grupos prioritarios?

Cubierta la primera fase -residencias y sanitarios-, sí debió incluirse a los gestores como prioridad. Creo que por razones obvias. Pero aquí tropezamos otra vez con el mismo problema.

En este país tener más de cincuenta años es un delito: parece que no sirves para nada. Pecado mortal

Ponga un ejemplo.

Tengo una máxima: a los sitios hay que llegar aprendido. No se puede llegar a aprender. Nos colocaron a un filósofo como ministro de Sanidad. Llegó en ayunas de conocimientos. Como no es muy torpe, se fue haciendo.

Un año después, aunque no lo reflejara en sus ruedas de prensa, estaba un poco más preparado. Entonces, lo quitan y lo mandan de candidato a la Generalitat. Es gravísimo. ¡Un hombre que ha fracasado como ministro! Pero lo ponen ahí porque piensan que así van a arañar unos cuantos votos.

El partido les importa mucho más que la salud de los españoles. Guardo como oro en paño el vídeo en el que se ve al escalador, Fernando Simón, decir que en España sólo iba a haber unos poquitos casos. Ni ha dimitido ni le han echado. 

Habría disfrutado dándole cera en su programa... 

Habría dado cera a todo el que no está cumpliendo con su cometido. A Simón, a Illa… Cera con mayúsculas a todos los que piensan en sus partidos antes que en la pandemia que estamos sufriendo. ¿Y el PP? ¿Cómo se puede oponer a todo porque sí? 

¿A qué se refiere exactamente? 

A Vox, por una vez, se le encendió la bombilla. Hablo de los fondos europeos. Pero toda la derecha se lanzó en tromba a por ellos.

Hay millones de razones para lanzarse a por Vox, ¡pero esa precisamente no! ¿Quiénes se lanzaron? Los que sólo piensan en evitar una fuga de votos. Nos hemos asentado, y de forma gravísima, en la mediocridad. 

¿Qué es un mediocre?

El que, al no estar seguro, se rodea de mediocres. Lo hace porque teme que le quiten la silla. El tipo preparado se rodea de gente inteligente, culta y con experiencia. ¿Quién era Pablo Casado? ¿De dónde ha salido? ¿Qué había hecho antes de ser presidente del PP? ¡IBM Casado! 

¿Disculpe? 

Pablo, veme y tráeme el café. Pablo, veme y tráeme las fotocopias. Ese era Pablo Casado. Un genio. Parece el secretario de un despacho de abogados de medio pelo. 

¿Le cae mejor el alcalde de Madrid? 

Sí, por afinidad de centímetros. Pero es lo que os decía: a los sitios hay que llegar aprendidos. Almeida está muy verde.

Un día quedamos en el Ayuntamiento. Le di un consejo: en el cargo, no puedes ser un atlético furibundo. Tienes que ser del Madrid, del Atleti, del Rayo, del Alcorcón, del Móstoles… A los quince días apareció, a doble página, con la camiseta del Atleti.

García fue biografiado en "Buenas noches y saludos cordiales" (Editorial Córner), por Vicente Ferrer Molina.

Esa experiencia se coge con los años.

Pero fijaos que en este país tener más de cincuenta años es un delito: parece que no sirves para nada. Pecado mortal. La juventud no tiene valor, te la da y te la quita Dios. Yo no sé lo mismo con setenta que cuando tenía treinta o cuarenta. Mirad la edad media de nuestros políticos. 

¿Qué ocurre? 

Es verdad que hay alguno preparado, pero… El que más, con diferencia, Pablo Iglesias. Ha estudiado para ser político. En la Universidad era un tipo brillante. Pero lo ha echado a perder todo por una gran cagada: el famoso chalé. No se puede estar toda la vida diciendo una cosa y luego hacer la contraria. Yo estaba hasta los huevos del bipartidismo. Me llevé una alegría con el 15-M.

¿De veras?

Sí, sí. Llegaron con buenas ideas, pero la alegría del 15-M me duró quince días. Todo quedó en palabrería. De lo teórico a lo práctico media un abismo. Iglesias está dando palos de ciego. Lo que más le interesa es la televisión. Apaga y vámonos.

¿555 millones al año a Messi? ¡Está muy bien ganado! Es la ley de la oferta y la demanda

¿Qué pensó al conocer que Messi gana 555 millones de euros por cuatro temporadas?

¡Que está muy bien ganado! Es el mercado: la ley de la oferta y la demanda. Y puede que haya sido rentable. Habría que cuantificar lo que ha significado Messi para el Barcelona y para Cataluña.

Luego se hacen unas comparaciones horribles. También las escucho con los sueldos de los youtubers. Por cierto, hay uno que me encanta: Ibai Llanos... El problema de lo de Messi es el contrato.

¿Qué pasa con el contrato? 

Está hecho por un absoluto necio. Hace mucho tiempo, cuando conocí a Bartomeu, dije: "Ni el Barcelona podía llegar a menos ni él a más". A los hechos me remito. 

Dice que Messi genera lo que gana, pero el Barça está arruinado. 

El Barça nunca se va a arruinar. Lo que ha tenido es una dirección catastrófica. El contrato es un engaño porque no se han atrevido a cumplirlo. Si merece ese dinero, que se lo den. Pero por jugar al fútbol, no por cláusula de fidelidad. Un contrato se hace para jugar al fútbol. 

¿Qué haría usted con todo ese dinero que gana Messi? 264 euros al minuto, 300.000 al día. 

Primero, ayudar. No sé si él lo está haciendo. Hay fases bastante negras de la llamada fundación Messi. El dinero sirve para ayudar a tu familia, que te ve poco… Yo, por ejemplo, tengo que levantar quince monumentos a Montse, mi mujer. No he visto nacer a mis hijos. Cuando llegó el mayor, estaba en Belgrado, con el Real Madrid. Con el segundo, aparecí el mismo día.

No he disfrutado de mis hijos. Ahora lo hago como un enano con mis nietas. El dinero me sirvió para estar ahí de alguna manera. Para que no les faltara nada. He sido un privilegiado. Gané mucho porque produje mucho.

Jose María García, en una entrevista con este periódico. Dani Pozo

Un día, en el cumpleaños de Juan Abelló, coincidí con Aznar. Entonces, todavía nos hablábamos. Me cogió aparte: "Oye, es que tú ganas diez veces más que yo". Le respondí: "Presidente, o las cifras que dan de lo que ganas están equivocadas… o gano treinta veces más, no diez".

Aznar debería besar por donde pisan los españoles. De ser un inspector fiscal normalito a presidente del Gobierno. De seriedad sólo tenía el bigote y la cara. España y su gente son lo mejor del mundo. Con los políticos que hemos padecido y sufrido, es un milagro que pervivamos y lo podamos contar.

El Barcelona anuncia medidas legales por la publicación del contrato.

Casi es peor lo de algunos compañeros de profesión. En lugar de hacer un homenaje a quien ha descubierto ese contrato, dicen: "No, es que se lo han filtrado". ¿Y usted qué cojones sabe? ¿Es el verdadero contrato? Sí. Punto. Y lo del Barça... ¿se va a querellar contra El Mundo por decir la verdad? Además, los contratos deberían ser públicos.

El contrato obligaba a Messi a aprender catalán.

Es una aberración. Está hecho por un analfabeto, un tío al que le tocó la primitiva y salió presidente. Ahí lo tenéis. Le votaron, pues que se lo coman.

Pero, ¿qué le parece en concreto esa cláusula?

Le piden que aprenda catalán. Bueno, esa es la política con letras minúsculas del Barcelona. Quieren ayudar al independentismo. Se metieron en esa dinámica. Ahora veremos qué pasa con el señorito Laporta, el gran amigo de Puigdemont. 

El caso es que pese a estar firmado, no ha surtido efecto: Messi no habla en catalán.

Messi es más inteligente de lo que pensamos. Sólo ha cometido un error grave. Cuando se quería marchar, confió en la palabra del presidente. Confiar en la palabra de un directivo es de una bisoñez extraterrestre.

Pero Messi jamás se ha mezclado con la política. Le habrán pedido ayuda mil veces desde el independentismo, que fuera a sitios... No ha estado en ninguno, no hay ninguna declaración política. Es admirable. 

Del mismo modo que el Barça se posiciona públicamente junto al nacionalismo, ¿tiene ideología el Real Madrid?

El presidente puede votar a un partido u otro, pero el club debe ser de todos. Hay una frase famosa de Fernando Vizcaíno Casas: "Toda persona honrada es del Real Madrid y de derechas". Y el tío se quedó tan ancho. No. Nada de eso.

Messi es más inteligente de lo que pensamos. Jamás se ha mezclado con la política. Es admirable

Su vilipendiado Florentino Pérez parece haber gestionado mejor la situación que Bartomeu. Por el Real Madrid han pasado estrellas, pero ninguna hipotecó al club de esa manera.

Messi no ha hipotecado al Barcelona. El Barcelona no puede arruinarse porque es el club que más ingresa del mundo.

Ya sabéis lo que pienso de Florentino. El Real Madrid no es una sociedad anónima, pertenece a los socios, pero nadie lo diría. Por ejemplo, ¿por qué Florentino ha dejado ir a Ronaldo? Pensad en sus últimos fichajes. Muy mediocres. No hay director deportivo, es él quien los hace. 

Cambio de tercio: ¿le tranquiliza que Pedro Sánchez esté al frente de la gestión de la pandemia?

Pedro Sánchez no puede ser colocado como ejemplo de un gran presidente, pero le ha tocado bailar con la más fea. Es un personaje que me llama la atención. Un día pedí verle y me recibió muy amable en Moncloa. Le dije: "Tú has luchado como yo, contra molinos de viento. Te pusieron en la puta calle, los barones hicieron estragos contigo, pero remaste y acabaste con todos".

Es presidente porque le han votado. Hay que aceptarlo. La coalición con Pablo Iglesias es de lo que menos culpa tiene.

Él la eligió. 

No tenía otra si quería seguir siendo presidente. Si yo hubiera sido Pablo Casado… Felizmente, Dios me ayudará a que eso no ocurra. Si yo fuera él, le habría dicho a Sánchez el día antes de las elecciones: "Si ganas, tú presidente y yo vicepresidente. Si no, al revés". 

Una gran coalición a la alemana. ¿Eso es lo que le habría gustado? 

Tendrían mayoría absoluta. Habríamos vuelto al bipartidismo, pero no estaríamos en manos de los nacionalistas.

El periodista José María García.

La crisis está castigando al país: miles de muertos y de parados. ¿Por qué cree que a Sánchez no le pasa factura? 

Por la terrible lucha que se ha instalado en los foros periodísticos. Salvo honrosísimas excepciones, no hay medios de comunicación que sean medios de información, de investigación, de denuncia… Unos están con la derecha y otros con la izquierda, y de ahí no los sacas.

Luego, la situación financiera de la profesión es dramática. A excepción de Mediaset y Atresmedia, que tienen un chollo y ganan millones. Y eso gracias a Zapatero, que retiró la publicidad de Televisión Española, y a Rajoy, que bendijo esa barbaridad. 

Decía que a Sánchez no le quedó más remedio que pactar con Iglesias, pero fíjese en la aprobación de los Presupuestos. Pudo haberlos firmado con Ciudadanos y prefirió hacerlo con los independentistas.

Probablemente de manera equivocada, pero demostró coherencia. Si tienes a esos socios en el Gobierno, tienes que contar con los nacionalistas.

Dentro de una semana hay elecciones en Cataluña. Antes ha dejado claro que no le gusta Illa como candidato.

En cualquier país del mundo, cuando uno mete la pata, lo apartan. Aquí lo ascienden o le dan un cargo. ¿Os acordáis de cuando Gallardón fue alcalde de Madrid? ¿Cómo dejó el Ayuntamiento? Arruinado. Pues le hicieron ministro de Justicia. Illa ha sido un desastre, pero en lugar de enviarle a casa a que recupere el sentido común…

Entre el 155 y el diálogo con indultos, ¿dónde se encuentra usted?

No se han hecho bien las cosas, pero tampoco fatal. El día que haya el primer tiro nos acordaremos de hoy. 

Pablo Iglesias demostró en los debates ser el político mejor preparado, pero le pierden sus ideas radicales

Antes estábamos hablando de Pablo Iglesias, pero se ha ido a otra parte. ¿Qué decía?

Me ha decepcionado. Horrible, muy mal. En los debates demostró ser el mejor político y el más preparado. Pero le pierden sus ideas radicales. Y cuando uno es vicepresidente, tiene que saber por qué y para qué está ahí. Un vicepresidente no puede ser la oposición del presidente.

¿Ha visto el escándalo de la niñera de la ministra Irene Montero? Ayudaba a cuidar a su bebé un alto cargo de Igualdad. 

Pues como la de Bilbao [Carmen Muñoz, concejal de Podemos en la capital vizcaína], que dice que el fútbol está masculinizado y discrimina a las mujeres. Hay un campeonato de tontos, pero son tan tontos que siempre quedan los segundos.

Otra diputada de Podemos ha arremetido contra la monarquía hispánica por la Reconquista, que ha calificado de "genocidio".

El capítulo de la desfachatez no lo cerraremos en mucho tiempo. Quieren escribir una nueva Historia de España.

En Podemos dicen que más pronto que tarde llegará la República. ¿Usted qué piensa?

No lo sé. La Monarquía, evidentemente, es un sistema obsoleto. Una persona no puede heredar la Jefatura del Estado por nacimiento. Y lo de Juan Carlos no tiene perdón. Pero Felipe VI me está convenciendo.

Usted ha presumido de ser amigo de Juan Carlos. También tiene amigos en el CNI. ¿Cuál es su versión de la deriva del Emérito?

Con el blindaje, Juan Carlos creía que todo el monte era orégano. Es injusto olvidar lo que ha hecho por este país, pero viendo lo de después… Estoy muy decepcionado.

Tienes que ser un pelota descerebrado o un irresponsable para decir que lo uno compensa lo otro. No, no lo compensa. Juan Carlos hizo mucho, pero lo ha tirado por tierra. No obstante, aunque odie el delito, compadezco al delincuente.

Hemos hablado de PSOE, Podemos y PP. Pero le hemos oído también en más de una ocasión críticas a Vox. 

Hay que leer todo lo que dicen. No creo que un ideario como el de Vox quepa en una sociedad moderna.

¿Vox es un partido nacionalista?

Es un partido extraño, sorprendente y no muy aconsejable. 

¿Y Ciudadanos? ¿Resucitará con Arrimadas?

Ciudadanos está muerto. Y eso que tiene en sus filas a una política de primera división, pero está confinada en el Ayuntamiento de Madrid. Me gusta más Begoña -Villacís- que Inés. Arrimadas ganó en Cataluña, fue un milagro, pero se marchó a Madrid.

Ya no paso facturas. Me queda un telediario... ¡Espero que no sea el de Televisión Española!

La radio es siempre el último bastión en pie. En la guerra, en la pandemia… Siempre hay una luz roja encendida en algún lado. ¿Qué significa para usted?

La radio para mí lo ha sido todo, pero ha dejado de ser aquella radio que habíamos conseguido: la más creíble de Europa. Hoy, la radio es una grillera sin responsabilidad. Ha sufrido un auténtico cáncer. Ahí está la Ser, convertida en lo que hoy es La Sexta para la televisión. No admiten el juego limpio ni la libertad.

Hombre, José María, hoy también se hace muy buena radio.

Bueno, una cosa son Herrera o Alsina… Y otra lo de la radio que yo hablaba. Con la excepción de esos dos programas, la radio ha tirado la toalla.

¿A quién le enviaría hoy saludos cordiales?

Saludos muy, muy cordiales, llenos de respeto y tristeza, a todos los que han perdido seres queridos en esta maldita pandemia.

¿Y a quién no se los enviará jamás?

No quiero revanchas, ya no paso facturas. Me queda un telediario... ¡Espero que no sea el de Televisión Española! Lo único que quiero es lo que he intentado toda mi vida: ser buena gente.

Enhorabuena por las nietas que vienen de camino. [Su nuera es la modelo Ariadne Artiles] 

Gemelas.

¿Cómo le gustaría que le recordaran?

Si Dios me da alguna prórroga, tendrán tiempo de conocerme. Mejor que lo hagan ellas antes de que les cuenten nada. La mayor, que tiene tres años, ya me va conociendo mucho. Me llama “abu loco”. 

¿Borraría alguna parte de su biografía para que ellas no se enteraran?

Esa pregunta debería responderla Vicente [Ferrer Molina], que para algo es mi biógrafo. Al margen de eso, sí, me gustaría borrar muchas cosas. He hecho bien, pero también he cometido fallos tremendos, tremendos, tremendos…