El cohete SLS de la misión Artemis de la NASA

El cohete SLS de la misión Artemis de la NASA NASA Omicrono

Tecnología

El cohete de Artemis I supera la prueba de combustible y se prepara para despegar en 6 días

Todos los objetivos de la prueba se han cumplido y ahora el equipo evaluará el clima y otros datos para tener listo el lanzamiento el 27 de septiembre.

22 septiembre, 2022 10:40

La NASA confirma que se han cumplido todos los objetivos planteados en la prueba de demostración criogénica de este miércoles. Este resultado da luz verde al equipo de Artemis I para evaluar y comenzar con los preparativos y revisiones del lanzamiento que, tras varios retrasos, se ha fijado en el próximo martes 27 de septiembre. Se podrá ver en directo a las 17:37, hora peninsular en España.

[Cuenta atrás para el regreso del ser humano a la Luna: las claves de la misión Artemis de la NASA]

Esta última prueba era la culminación de una serie de reparaciones que han sido necesarias para solucionar la fuga de hidrógeno que les obligó a cancelar el lanzamiento en dos ocasiones. El objetivo era revisar que los niveles de criogenización necesarios en la carga del combustible sean óptimos. 

Durante los siguientes 6 días que quedan para el próximo intento, el equipo evaluará los datos, además del clima y otros factores previstos para esa fecha. Con esto pretenden confirmar que todo está listo para despegar el 27 de septiembre rumbo a la Luna, la cápsula Orion, acoplada al cohete SLS pasará semanas dando varias vueltas al satélite en una prueba inicial con la que demostrar que el ser humano puede volver a pisar su superficie y vivir allí.

Prueba superada

La NASA se había marcado hasta cuatro objetivos principales dentro de esta prueba con la que comprobar que la fuga se había reparado correctamente. Era necesario cargar propulsores en los tanques del cohete utilizando nuevos procedimientos, realizar la purga de arranque y realizar una prueba de presurización previa.

"Los nuevos procedimientos de carga criogénica y la automatización del suelo se diseñaron para cambiar la temperatura y las presiones lentamente" explica la agencia que utilizó estas modificaciones para reducir la probabilidad de fugas. Creen que un proceso más rápido de criogenización habría provocado nuevas roturas.

Esta prueba ha permitido calibrar y acondicionar los motores y validar los plazos para cuando se active la cuenta atrás en el próximo intento de lanzamiento del gigantesco cohete. El SLS requiere de 736.000 galones de hidrógeno líquido y oxígeno que deben cargarse a unas temperaturas muy específicas, de ahí la dificultad.

La reparación y comprobación de esta última semana se ha conseguido realizar sin mover el gigantesco cohete de la plataforma de lanzamiento, devolverlo al edificio de ensamblaje supondría perder más tiempo pues recorrer los poco más de seis kilómetros que separan ambos puntos lleva horas. 

Preparando el lanzamiento

Todo parece estar de nuevo en marcha en la NASA, pero el equipo encargado de esta primera misión para volver a la Luna no ha confirmado aún que el lanzamiento está por completo listo para el 27 de septiembre. Todavía quedan algunos preparativos. 

Se trata de revisiones previas con las que confirmar que cada detalle está en perfecto estado. Además, deben confirmar que el tiempo para ese día y a esa hora es propicio para la operación. "El cohete permanece en una configuración segura mientras los equipos evalúan los próximos pasos" dice la NASA. En solo 6 días se podrá confirmar si la agencia estadounidense ha conseguido por fin emprender el viaje.

También te puede interesar...