Representación de colonia en la Luna

Representación de colonia en la Luna Agencia Espacial Europea

Tecnología

China tiene la clave para colonizar la Luna: un reactor nuclear para 10 estaciones espaciales

El gigante asiático ya ha probado un nuevo reactor nuclear de fisión diseñado para ir a bordo de naves espaciales y colonizar otros planetas.

18 septiembre, 2022 01:28

Uno de los problemas tecnológicos más importantes a los que se enfrentan compañías espaciales y agencias gubernamentales tiene que ver con la energía a bordo de sus vehículos, cohetes y estaciones. Hasta ahora, los paneles solares han sido los únicos capaces de satisfacer esta necesidad en orbitadores como la Estación Espacial Internacional —en la que participa España—, pero son insuficientes para los grandes programas y proyectos previstos para los próximos años que plantean incluso la colonización de la Luna.

[La guerra de las Galaxias: cómo Rusia, EEUU y China rivalizarán con sus propias estaciones espaciales]

Integrarse en el selectísimo club de países con independencia —o casi— espacial es tan complicado como desafiante. Así que en China se han puesto manos a la obra en el desarrollo de una fuente de energía tan potente como pequeña y ligera, para que pueda transportarse a bordo de una nave. Y el resultado no es otro que un reactor nuclear.

Las primeras noticias sobre él aparecieron en noviembre del año pasado cuando se anunció que China estaba en pleno desarrollo de un reactor nuclear destinado a proporcionar energía en misiones en la Luna y en Marte, según South China Morning Post. Dos investigadores participantes en el proyecto confirmaron los avances tecnológicos y la finalización del diseño de un prototipo. Incluso se construyeron algunos componentes críticos.

Un megavatio a bordo

Los últimos datos sobre este proyecto apuntan a que el reactor nuclear ya ha superado una evaluación integral de rendimiento. El proyecto lo ha llevado a cabo la Academia de Ciencias de China (CAS) con el fin de proporcionar energía y propulsión en el espacio exterior, generando un megavatio de electricidad, según recoge Space News.

Medios chinos se hicieron eco de la prueba exitosa del reactor y publicaron algunos artículos informando sobre ello. Pero todos ellos se encuentran actualmente borrados y tan solo se mantienen algunas copias de caché y versiones archivadas. En ellos no se muestra aparentemente información sensible ni detalles sobre el funcionamiento pormenorizado del reactor.

Base lunar china y rusa

Base lunar china y rusa CSNA / Roscosmos

Wu Weiren, director del laboratorio de exploración del espacio profundo de Tiandu, solicitó en 2019 el comienzo de programas científicos para conseguir avances en la energía nuclear espacial con la vista puesta en los planes de expansión de China que han ido cristalizando en misiones a Marte, a la Luna y en su estación espacial particular.

Entre las futuras misiones que podrían aprovecharse del reactor se encuentran las de exploración a muy larga distancia del tipo Voyager de la NASA. Los planes de la agencia china pasan por la creación de un par de naves que irán hacia la heliosfera y una tercera que potencialmente podría viajar a la perpendicular del plano eclíptico. Las tres tendrían un sistema de propulsión alimentado por la energía nuclear.

Ese megavatio que el reactor tiene planeado generar es suficiente como para alimentar 10 Estaciones Espaciales Internacionales, que actualmente se sirve de paneles solares como única fuente energética. Expertos de la NASA y de la industria aeroespacial ya advirtieron al gobierno estadounidense de la necesidad de impulsar y promover programas similares para no perder capacidad espacial, según recoge Interesting Engineering.

"Los competidores estratégicos, incluida China, están invirtiendo agresivamente en una amplia gama de tecnologías espaciales, incluida la energía nuclear y la propulsión", comentó el año pasado Bhavya Lal, asesor principal de presupuesto y finanzas de la NASA. "Estados Unidos necesita moverse a un ritmo rápido para mantenerse competitivo y seguir siendo líder en la comunidad espacial global".

Estación Espacial Internacional

Estación Espacial Internacional Efe

DARPA, una de las instituciones de investigación más importantes del país estadounidense, ya se encuentran trabajando en ello junto con el Departamento de Defensa y la propia NASA. Uno de los proyectos más importantes se encuentra bajo el paraguas de la misión Artemis, para crear un reactor de fisión que alimente las misiones en la superficie lunar.

Neptuno y más allá

Otra de las grandes próximas misiones de China es el orbitador alrededor de Neptuno, que tiene el cometido de convertirse en el mayor hito espacial del país. El sistema de propulsión tendrá que recorrer 4.495 millones de kilómetros rumbo al planeta gigante, donde comenzará un periodo orbital con fines exclusivamente científicos. Pero si mandar una nave allí ya es complicado, la gestión energética lo es todavía más.

ILRS, misión de Rusia y China para colonizar la Luna

La radiación solar que recibirá será poco más de una milésima parte de la que llega a la Tierra. A todas luces insuficiente como para alimentar a los sistemas de medición de a bordo. Es justo aquí donde el reactor nuclear será clave y, si todo sale según lo previsto, protagonizará el viaje en 2030 llegando a Neptuno 10 años después.

El reactor generaría la electricidad necesaria para alimentar a toda la nave espacial y también serviría como fuente para los 4 propulsores eléctricos. La masa estimada de la nave tiene planeado alcanzar los 3.000 kilogramos recurriendo a un formato tipo mancuerna, para mantener el generador lo más lejos posible de los equipos científicos y reducir así la necesidad de protección contra el calor y la radiación.

Estaciones espaciales de Rusia, Estados Unidos y China

Estaciones espaciales de Rusia, Estados Unidos y China Lina Smith

"Los reactores de fisión nuclear son especialmente adecuados para habilitar la energía y propulsión para misiones robóticas a los planetas exteriores, pero también energía para las misiones tripuladas", apuntó Tom Colvin, investigador de políticas científicas y tecnológicas del Instituto de Análisis de Defensa (IDA), a The Planetary Society. La energía nuclear podría ser elemental para los planes de colonización de la Luna y Marte de la próxima década, tanto como respaldo a la energía solar como de sistema principal en aquellos lugares donde no llegue la radiación.

Más allá de China, Rusia ha sido el país que más reactores nucleares ha mandado al espacio exterior de la historia superando las 30 unidades, según la Asociación Nuclear Mundial. Mientras, Estados Unidos tan solo ha enviado uno, en 1965.

También te puede interesar...