Intrinsic, lo último de Alphabet para que cualquiera pueda usar robots

Intrinsic, lo último de Alphabet para que cualquiera pueda usar robots

Tecnología

Intrinsic, lo último de Alphabet para que cualquiera pueda usar robots industriales

Intrinsic es la nueva empresa de Alphabet y llega con la ambición de que su software para controlar robots industriales pueda usar usado por casi cualquier empresa del mundo.

24 julio, 2021 11:59

Noticias relacionadas

Alphabet, la compañía matriz de Google, cuenta con un departamento de desarrollo en el que exploran nuevos campos en los que aplicar la tecnología. X, la división de proyectos menos conocidos en España, trabaja en proyectos que trascienden de lo habitual y que quieren hacer llegar la tecnología a más personas. Ahora, han presentado Intrinsic, su nueva forma de hacer más accesible la robótica. 

Lo que durante cinco años ha sido un proyecto, ahora es una realidad. Bajo el nombre de Intrinsic, Alphabet aspira a que los robots industriales sean más inteligentes y más fáciles de usar. Todo con la idea de que estas máquinas salgan poco a poco de las líneas de producción o montaje y puedan ser útiles también en otras empresas y desarrollos sociales. 

Después de que Alphabet probase a desarrollar robots por sí mismos con Boston Dynamics (que posteriormente vendió a Softbank), se ha centrado en las soluciones de software y diferentes herramientas para controlar las máquinas de una forma accesible. 

"Estamos desarrollando herramientas de software diseñadas para hacer que los robots industriales (que se utilizan para hacer que todo, desde paneles solares hasta automóviles) sea más fácil de usar, menos costoso y más flexible, para que más personas puedan usarlos para hacer nuevos productos, negocios y servicios", explica la CEO de la compañía, Wendy Tan-White, en el comunicado donde ha dado a conocer a Intrinsic.

Logo de Intrinsic

Logo de Intrinsic

La aspiración es ambiciosa. Con la posibilidad de que cualquiera sea capaz de manejar robots industriales quieren que el proceso industrial llegue a lugares donde ahora es, directamente, imposible. "Actualmente, solo 10 países fabrican el 70% de los productos del mundo. Esto significa que la mayoría de las cosas se alejan de sus consumidores finales, lo que impulsa las emisiones del transporte global, y muchos países y empresas pierden oportunidades económicas. Incluso los países con sectores manufactureros fuertes necesitan ayuda para satisfacer la demanda: se espera que la industria manufacturera estadounidense por sí sola tenga 2,1 millones de puestos de trabajo sin cubrir para 2030", insiste Tan-White. 

Cómo aprenden los robots

Uno de los grandes problemas para manejar e implantar robots en diferentes procesos es enseñar a la máquina qué es lo que tienen que hacer. Es un trabajo que no sólo lleva tiempo, sino que es repetitivo y puede llegar a consumir los recursos debido a que, para lograr la perfección, se puede demorar en exceso. 

"El sorprendente proceso manual y a medida de enseñar a los robots cómo hacer las cosas, que no ha cambiado mucho en las últimas décadas, es actualmente un límite a su potencial para ayudar a más empresas", explica la máxima responsable de Intrinsic, que insiste en que muchas veces estas programaciones son una pérdida de tiempo "Los programadores especializados pueden pasar cientos de horas codificando robots para realizar trabajos específicos, como soldar dos piezas de metal o pegar una caja electrónica". Pero Intrinsic tiene una alternativa.

La nueva compañía ha estado durante los últimos años explorando cómo dar a los robots industriales la capacidad de detectar, aprender y hacer ajustes automáticamente a medida que completan tareas. Una forma de que las máquinas aprendan de su entorno y puedan ser útiles en una gama mayor de configuraciones y aplicaciones.

Brazos robóticos trabajando

Brazos robóticos trabajando

"Hemos estado probando software que utiliza técnicas como percepción automatizada, aprendizaje profundo, aprendizaje de refuerzo, planificación de movimiento, simulación y control de fuerza (...) Entrenamos a un robot en dos horas para completar una tarea de conexión USB que tardaría cientos de horas en programarse", detalla Tan-White. 

De coches a electrónica 

En cualquier caso, apostar por robots como brazos mecánicos o tecnología pesada no es barata y la nueva compañía de Alphabet es consciente, con lo que sus próximos pasos no serán radicales sino que irán poco a poco pero con una idea fija: reducir tiempos, y por tanto, costes.

"El potencial del software de Intrinsic para reducir radicalmente el tiempo, el costo y la complejidad requeridos para usar robots industriales y, por lo tanto, su potencial a largo plazo para ayudar con una gama mucho más amplia de problemas e impulsar la diversidad de bienes que se pueden producir de manera asequible y sostenible", se detalla en el comunicado.

Tras salir a la luz como nueva empresa familia de Google, van a centrarse en el desarrollo de producto así como validación de su tecnología en diferentes entornos de trabajo real. "Actualmente estamos buscando socios en las industrias automotriz, electrónica y de atención médica que ya estén utilizando robótica industrial y quieran que aprendamos juntos".



Asimismo, Tan-White ha explicado que han abierto proceso de contrataciones para crecer fuertemente. "Si eres un experto en IA, ingeniero de software o robótico deseoso de crecer y construir nuevas tecnologías que liberarán el potencial económico y creativo de otros, por favor ponte en contacto".