Richard Branson y Virgin Galactic son mucho más que el pique recientemente habido entre el magnate y Jeff Bezos (y que pudimos seguir desde España). Lo demostró con el último vuelo suborbital que Virgin realizó llevando a Branson a más de 80 kilómetros de altura de la mano del VSS Unity el pasado domingo.

Noticias relacionadas

La lista de magnates que volarán gracias a Virgin Galactic acaba de conseguir un nuevo nombre, y uno muy importante: Elon Musk. Tal y como recoge The Wall Street Journalel magnate dueño de la SpaceX que ha llevado a cabo algunos de los hitos más recientes en la aviación espacial, volará al filo de espacio con Virgin.

Y es que Musk ha comprado un pasaje para poder volar en la nave SpaceShipTwo. Un ticket que cuesta 250.000 dólares cada uno, y que se convierte en la antesala de los vuelos espaciales turísticos que tanto Virgin Galactic como otras empresas quieren fomentar.

Musk volará en Virgin Galactic

Elon Musk.

El vuelo de Branson no ha sido más que el inicio de un proyecto muy ambicioso para Virgin Galactic: hacer que el turismo espacial sea una realidad. Un concepto que por ahora está reservado a personajes con altísimo poder adquisitivo, siendo Musk uno de los más importantes.

Branson considera a Musk todo un "amigo", confirmando además que al igual que Musk se subirá a una nave de Galactic, Branson volará en una nave de SpaceX. Así, se demuestra que Musk no considera los vuelos suborbitales de Virgin Galactic como una amenaza para los planes de SpaceX, pero sí los considera como mínimo interesantes.

Y el hecho de que Musk vaya a subirse a la SpaceShipTwo de Galactic puede tener un efecto colateral que ya hemos visto con el trato entre las criptomonedas y Elon Musk. El hecho de que Musk realice uno de estos vuelos podría incrementar de manera extrema el interés por estos vuelos, especialmente entre los magnates más adinerados de la industria.

Aterrizaje de la VSS Unity Virgin Galactic

No se sabe cuándo se realizará el vuelo, y tampoco se ha confirmado si Branson y Musk irán juntos en la misma nave. Desde luego, una imagen que contrastaría enormemente con la vista en estos últimos días, con un pique entre Jeff Bezos y Branson cada vez más evidente y que podría verse intensificado con la 'aparición' de Elon Musk en la ecuación.

Recordemos que Bezos está involucrado la industria de la aviación espacial gracias a su empresa, Blue Origin. 48 horas antes del lanzamiento suborbital de Virgin Galactic ya publicó una tabla comparativa sobre la experiencia de vuelo de un turista, comparando la VSS Unity de Galactic y la New Sephard de Origin.

Jeff Bezos y Richard Branson

Bezos ha estado en los últimos días intentando deslegitimar los vuelos suborbitales de Virgin Galactic; además de criticar el sistema de lanzamiento y despegue de la Unity, ha hablado sobre la cuestión de la frontera entre la atmósfera y el espacio, la llamada Línea Karmán. Bezos, desde Origin, ha llegado a afirmar que estos vuelos no eran exactamente viajes espaciales al no pasar "la barrera de los 100 kilómetros de altura".

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos y a la NASA estiman que dicha frontera se sitúa en los 80 kilómetros, mientras que los científicos aseguran que se encuentra más arriba, en los 100 kilómetros.

Blue Origin aseguró que sólo "un 4% del mundo reconoce el límite inferior de 80 kilómetros como el comienzo del espacio". Recordemos que la nave de Virgin consiguió alcanzar los 86.200 metros de altitud.

Todo esto se suma al hecho de que Branson anunciara su vuelo del día 11 el pasado 2 de julio, después de que Bezos anunciara a principios de junio que volaría junto a su hermano el día 20 de julio. Así, Branson le robaba a Bezos no sólo protagonismo, sino el logro de ser el primero de la pareja de magnates en volar al espacio.

También te puede interesar...