Cuando parecía que no quedaba ni una plaza libre en el mercado de los teléfonos inteligentes en España, llega Oppo para dar el último órdago. Aunque tiene móviles en todas las categorías, el Oppo Reno 4 Pro 5G apunta hacia arriba: la gama alta. Tradicionalmente copada por Apple, Samsung y Huawei, se ha convertido en el escaparate perfecto donde las marcas demuestran músculo.

Noticias relacionadas

La peculiaridad del 4 Pro es que aunque la experiencia apunta a la gama alta, no viene con el último chip de Qualcomm ni supera la barrera de los 800 euros. Aún así, estamos con un dispositivo capaz de pelearse de tú a tú con los rivales más duros de cada casa.

Oppo lo sabe y busca destacarse entre los rivales más directos a base de un buen diseño y un gran rendimiento de cámara, todo para acabar conquistando a algunos de los compradores qu buscan renovar su teléfono de cara a los Reyes Magos. Un smartphone con muchas luces, pero también con alguna otra sombra que queda por ver si el comprador 'perdona'.

Diseño

Teléfono móvil de gama alta, construcción de gama alta. Parece sencillo pero no siempre se consigue. El Oppo Reno 4 Pro 5G desprende calidad en cada uno de sus frentes quedando patente en el elegante diseño de la parte trasera y en la pantalla curva. Dos pilares sobre los que se sustenta el teléfono móvil y que atraerán todas las miradas.

Oppo Reno 4 Pro 5G Izan González Omicrono

Tanto la versión en negro, la "azul galáctico" -que probamos en este análisis- y la verde tienen un mismo acabado pulido en la trasera que, junto con sus dimensiones, hacen que el teléfono sea resbaladizo, lo que -casi- obliga a comprar una funda, o a usar la de silicona que incluye la caj

Lo cierto es que la trasera del Reno 4 Pro 5G es lo más distinguido del teléfono a primera vista. Las tres lentes principales que componen el conjunto fotográfico son la seña de identidad del terminal. Cámaras que sobresalen mucho del cuerpo del teléfono. Detalle a tener muy en cuenta a la hora de dejarlo sobre superficies y que nos vuelve a conducir a la compra de una funda capaz de protegerlas.

Oppo Reno 4 Pro 5G Izan González Omicrono

El otro elemento clave del diseño es la pantalla. Encontramos un panel FullHD+ curvo de 6,5 pulgadas de tecnología AMOLED y una tasa de refresco de 90Hz. Los colores son extraordinarios así como los negros, totalmente puros, que nos encontramos si optamos por utilizar el teléfono en modo oscuro. La pantalla curva no es un impedimento en el día a día y no he encontrado un solo fallo a la hora de escribir en el teclado. Un error que sí tienen algunos modelos con panel curvado y que fallan en detectar las pulsaciones en los extremos.

Bajo la pantalla también se encuentra el lector de huellas, fundamental en esta época de pandemia global y mascarilla obligatoria donde el reconocimiento facial no es una opción válida. El funcionamiento es muy bueno aunque sigue sin serlo tanto como los sensores físicos que se suelen colocar en la parte trasera de los teléfonos o en los laterales. Algo que le ocurre prácticamente a todos los que optan por este tipo de sensor.

Oppo Reno 4 Pro 5G Izan González Omicrono

Rendimiento

Nos sumergimos dentro del Reno 4 Pro 5G para descubrir la propuesta de Oppo en relación al hardware. El procesador elegido es un Snapdragon 765G de ocho núcleos, un chip de Qualcomm que se ha convertido en el protagonista de teléfonos como el LG Wing. Algo así como el escalón inmediatamente por debajo de los buques insignia representados por la serie 800, pero que también cuentan con conectividad 5G.

El rendimiento, aunque no cuente con el máximo exponente tecnológico actual, es sobresaliente. Todo se mueve muy rápido -los 90Hz de la pantalla también ayudan en esa sensación- y las aplicaciones 'vuelan'. Lo mismo si exigimos un punto más en forma de videojuegos. El Oppo Reno 4 5G ni se despeina.

Esta decisión confirma lo que muchos ya intuíamos: no siempre necesitamos el procesador más potente en nuestro día a día. Quizá los usuarios extremadamente exigentes sí requieran de ese salto, pero para el uso del común de los mortales -y algunos pasos más allá- el Snapdragon 765G es suficiente.

Oppo Reno 4 Pro 5G Izan González Omicrono

Sin embargo, sí cabría plantear si un smartphone de 799 euros puede permitirse el lujo de no contar con el chip más potente del mercado. Discusión que no se puede alargar mucho debido al extraordinario rendimiento y al ahorro de costes por parte de la marca. Algo que quizá permita a la marca mejorar otros aspectos del terminal.

A la fluidez del chip ayudan los 12 GB de RAM, a los que acompaña 256 GB de almacenamiento como única configuración disponible. Un despliegue de medios que aboga por una combinación muy interesante que prácticamente se ha convertido en un estándar dentro de los móviles Android de altas prestaciones.

La parte positiva de tener un procesador de gama media-alta es que el consumo de batería no es muy elevado. Los 4.000 mAh son suficientes para pasar el día siempre y cuando no nos lo pasemos jugando o viendo un vídeo tras otro. La carga rápida de 65W -Oppo está trabajando en una de 125W- ayudará a esos empujones energéticos a mitad del día recargando el teléfono realmente rápido.

Oppo Reno 4 Pro 5G Izan González Omicrono

Hay que mencionar la particular capa de personalización de Oppo. Lejos de ser un dispositivo con Android puro, ColorOS es el protagonista de toda la interfaz de usuario. No encontramos un número excesivo de aplicaciones preinstaladas. Algo que se agradece a nivel de usuario y que aporta mayor fluidez.

Esta particular versión capa personalización no aporta grandes diferencias ni es más complicada que otras. Simplemente tiene un estilo propio que puede gustar más o menos. Si venimos de otra marca, como ha sido mi caso, la curva de aprendizaje es mínima y no tenemos que dar muchas vueltas para encontrar lo que estábamos buscando. Simpleza y ligereza como arma.

Cámara excelente 

Tras hablar del rendimiento, queda hablar de la cámara, uno de los principales argumentos de compra. El Oppo Reno 4 Pro 5G tiene un total de cuatro lentes, tres en la parte trasera y una en el frontal. Comenzamos por la parte trasera con una cámara principal de 48 megapíxeles con un sensor Sony IMX589 con una apertura f/1.7, función de autoenfoque por láser y estabilización óptica.

Foto con el Oppo Reno 4 Pro Izan González Omicrono

Tanto en foto fija como en vídeo, el trabajo de la marca para ofrecer el resultado ha debido ser extraordinario. La dosis justa de inteligencia artificial, capaz de reconocer escenas, juega siempre a favor del usuario y los resultados están a la altura de los de su gama. Sin olvidarnos, por supuesto, que existen smarphones todavía más caros que son capaces de desenvolverse mejor en situaciones complicadas de ausencia de luz.

Foto con el Oppo Reno 4 Pro Izan González Omicrono

La siguiente en aparecer se corresponde con un ultra gran angular, también firmado por Sony, de 12 megapíxeles, 120 grados de campo de visión y apertura f/2.2. Como suele ocurrir, esta cámara es muy aprovechable en condiciones de buena luz ofreciendo resultados óptimos, pero la cosa cambia cuando empieza a oscurecer.

Foto con el Oppo Reno 4 Pro Izan González Omicrono

La tercera es un sensor telefoto con un zoom óptico 2x que es realmente bueno. Una lente perfecta para realizar fotografías en la distancia sin perder calidad donde muchos otros se tienen que conformar con discretos zooms digitales que no ofrecen buenos resultados.

Foto hecha con el Oppo Reno 4 Pro 5G Izan González Omicrono

Y, por último, queda la cámara frontal. En este caso de 32 megapíxeles, una apertura f/2.4 y una elevada carga de filtros capaces de embellecer a cualquiera. Su rendimiento no es muy bueno en situaciones de escasa luz, pero a pleno día se comporta bien.

¿Me lo compro?

La pregunta con la que rematamos todos los análisis es hoy complicada. Por un lado tenemos un teléfono que no es malo en ninguno de los aspectos. No falla ni la pantalla AMOLED ni el apartado fotográfico ni mucho menos el rendimiento. Para cualquier persona que no se fije en el modelo de procesador y que quiera algo de gama alta el Oppo Reno 4 Pro 5G sin duda será un candidato a tener muy en cuenta.

Oppo Reno 4 Pro 5G Izan González Omicrono

Para los que sí están pendientes de qué especificaciones tiene tal o cual dispositivo, quizá por 800 sí se lancen a por uno con el procesador de Qualcomm de más alta gama. Las diferencias en el uso diario serán mínimas -sino inexistentes-, pero es cierto que otros modelos de gama alta de otras marcas sí recurren a él. Aunque en ese caso, es entonces cuando sacrificarían otros aspectos como cámara o diseño.