El LG Wing es uno de los móviles más extraños que han llegado a España. La firma coreana parece empeñada desde hace tiempo en lanzar móviles con diseños nunca antes vistos y con los que diferenciarse del resto de marcas. Con el LG Wing lo han conseguido, ofreciendo un teléfono inteligente peculiar, con pantalla giratoria, centrado en la multitarea y totalmente atípico.

Noticias relacionadas

A simple vista el LG Wing (1.099 euros), cuando el panel principal no está girado, parece un móvil Android más. Ofrece una pantalla OLED de 6,8 pulgadas con unos bordes mínimos, mientras que en la parte posterior cuenta con una trasera de cristal con acabado con efecto espejo y donde, arriba a la izquierda, tiene el módulo de cámaras

Por su parte, el LG Wing dispone de una cámara para selfis pop-up de 32 megapíxeles ubicada en la zona superior del terminal. Un diseño que no llama especialmente la atención... hasta que se gira. Y es que el móvil de LG guarda un arma secreta: su factor forma.

Un diseño rompedor

El principal atractivo del LG Wing es su doble pantalla en forma de 'T', ideada para ver y escribir a la vez, facilitando el uso de dos aplicaciones al mismo tiempo. El mecanismo es muy sencillo, basta con deslizar un dedo sobre el panel principal para que éste se mueva y quede en horizontal. Un gesto que según LG aguanta hasta 200.000 giros y que se compromete con 5 años de garantía. Cuando lo hagamos aparecerá un segundo panel OLED de 3,9 pulgadas plano, en un formato casi cuadrado, con el que empezar con la multitarea.

Este novedoso diseño trae consigo una importante consecuencia: un teléfono inteligente de gran tamaño, grosor y peso. Unas características que se notan enseguida, siendo un móvil realmente aparatoso a la hora de utilizarlo con una sola mano y que ofrece un agarre menos cómodo.

La parte trasera del LG Wing con la pantalla principal girada. Jorge Barreno Omicrono Omicrono

Incluso en el bolsillo del pantalón se siente algo incómodo, pero esto se debe especialmente a su gran tamaño y grosor. También cabe mencionar que la trasera, al contar con un acabado en brillo, queda marcada por las huellas dactilares, aunque siempre se puede utilizar una funda para mantenerlo siempre limpio.

El LG Wing ofrece una buena experiencia a la hora de utilizar dos aplicaciones a la vez. Los dos paneles del terminal de la compañía asiática aprovechan realmente bien las dimensiones del teléfono. La visualización es correcta a la hora de disfrutar de todo tipo de contenidos, como una película, y la experiencia de usuario es agradable.

Redefiniendo la multitarea

La multitarea es el principal reclamo del LG Wing. Es la forma en la que más jugo se le puede sacar al teléfono. Cuando el Wing está girado, permite utilizar sus dos paneles desde cualquier orientación, ya que la propia interfaz se adapta a la sujeción y orientación del teléfono. Así, podremos tener la pantalla principal arriba, abajo o a un lado; mientras que el panel secundario se ubica en un lado u otro. 

Las pantallas del LG Wing funcionan de forma independiente, permitiendo, por ejemplo, utilizar el panel principal para ver un partido de fútbol y comentarlo a la vez por WhatsApp con amigos. Otra interesante opción es poder visualizar un video o una información mientras se toma notas en el panel secundario sin llegar a perder de vista el contenido. 

Entre otras características, el panel secundario permite descolgar una llamada de teléfono ofreciendo la opción de utilizar la pantalla principal para cualquier otra tarea. 

La multitarea es el principal reclamo del LG Wing. Jorge Barreno Omicrono Omicrono

Del mismo modo, también existe una serie de aplicaciones que aprovechan este formato, como Asphalt 9. Este juego de carreras utiliza el panel secundario para mostrar el mapa del circuito y no ocupar espacio así en la pantalla principal. YouTube, también permite ver el panel de control de la reproducción, el volumen o el brillo en el panel secundario mientras se visualiza un video de la plataforma en la pantalla principal.

No cabe duda que las dos pantallas amplían las posibilidades del LG Wing, aunque por el momento no todas las aplicaciones están optimizadas para su uso. Se echa en falta la posibilidad de poder 'arrastrar' contenido de una pantalla a otra, ya sea imágenes o cualquier otro elemento.

Por otro lado, el dispositivo permite diseñar parejas predefinidas de aplicaciones que se usen habitualmente juntas para abrirlas simultáneamente, lo que facilita aún más la multitarea. En líneas generales la multitarea ofrece una gran experiencia, y en parte se debe a que el LG Wing viene con un procesador Qualcomm Snapdragon 765G, al que acompañan 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno.

Otro punto interesante es que ambos paneles ofrecen una resolución Full HD+. Sin embargo, la navegación por gestos no es realmente precisa en la pantalla principal debido a sus pequeñas curvas, obligando a intentar varios gestos repetidamente, como 'ir atrás' en Chrome.

Cámaras

La aplicación de cámara aprovecha este formato de doble pantalla al presentar una forma de 'T'. El LG Wing utilizar esta tesitura para incorporar un modo 'gimbal' que permite tanto estabilizar la cámara como manejarla de forma similar a si estuviésemos utilizando una solución de grabación como el Osmo Pocket 2. 

Su funcionamiento es sencillo, al rotar la pantalla principal, se puede utilizar el panel secundario hacia abajo como control con un joystick virtual. Asimismo, al sujetar así el móvil se logra un mecanismo de estabilidad para lograr fotografías más definidas y videos más fluidos en horizontal y usando una sola mano. 

El LG Wing con un juego y WhatsApp abierto a la vez. Jorge Barreno Omicrono Omicrono

Ofrece una configuración de tres cámaras traseras formadas por una lente principal de 64 megapíxeles, un gran angular con sensor de 12 megapíxeles y un segundo sensor gran angular de 13 megapíxeles. Por su parte, en el frontal se encuentra una cámara emergente de 32 megapíxeles. Unas lentes que presentan, en líneas generales, unas imágenes de buena calidad, con una luz favorable y unos colores vivos.

Sin embargo, en situaciones de poca luz la calidad de la imagen no es la esperada, aunque el resultado son fotografías decentes. Por otro lado, se echa en falta más detalle en las imágenes tomadas con los sensores macro. La cámara para selfies, por su parte, ofrece fotografías de alta calidad y un modo retrato preciso. De la misma manera, el 'modo gimbal' hace un gran trabajo, ofreciendo videos más fluidos y estables; pero no permite grabar en 4K.

Una imagen de un paisaje tomada con el LG Wing. Nacho Castañón Omicrono Omicrono

Entre otros detalles, el LG Wing dispone de una batería de 4.000 mAh que admite carga inalámbrica y carga rápida. Con un uso moderado, consultar las redes sociales y consumir contenido multimedia, el terminal presenta una autonomía de aproximadamente un día y medio. Un dispositivo que también dispone de certificación IP54 de resistencia al agua y polvo, y de certificación militar MIL-STD 810G. Incluso ha superado nueve categorías de pruebas militares, entre las que se incluyen alta temperatura, impacto y polvo.

¿Me lo compro?

El LG Wing con las dos pantallas en uso. Jorge Barreno Omicrono Omicrono

LG ha creado un dispositivo dirigido especialmente a aquellos que busquen disfrutar de contenidos multimedia mientras navegan por las diferentes redes sociales o utilizan las aplicaciones de mensajería sin interrupciones. Un teléfono inteligente ideal para creadores de contenido, ya que la experiencia de tener una pantalla giratoria favorece la multitarea y la creación de contenido. Además, incluye funcionalidades y características propias de un equipo profesional.

La marca coreana ha conseguido un teléfono inteligente muy vistoso, con un diseño rompedor, atípico y cómodo para usar dos aplicaciones de forma simultánea. Un terminal pensado principalmente para aquellos que prioricen la multitarea, ya que un usuario medio va a utilizar las dos pantallas en escasas ocasiones, como al ver una película o un partido de fútbol y seguir chateando con amigos. Eso sí, aunque tenga algunas características de gama media, su precio no es apto para todos los bolsillos: 1.099 euros.