Los síntomas de la Covid-19 son muy similares a los de otras enfermedades, como la gripe por lo que su diagnóstico es complicado. Para hacer frente al coronavirus, la tecnología está aportando su granito de arena, y España es ejemplo. En este sentido, se ha ido un paso más allá y la Inteligencia Artificial (IA) ahora identifica la tos de personas asintomáticas con Covid-19.

Noticias relacionadas

Unos investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han desarrollado un algoritmo que puede diferenciar la tos forzada de personas asintomáticas con Covid-19 de la tos de personas sanas, lo que mejora a la app de reconocimiento de tos de la Universidad Carnegie Mellon en Pensilvania (EEUU).

Un proyecto que por el momento se encuentra en una fase de desarrollo, pero cuya finalidad es la de poder servir como una herramienta útil para combatir la pandemia ya que los asintomáticos contribuyen sin saberlo a la propagación de la enfermedad. Esta Inteligencia Artificial podrá detectar la tos, permitiendo a los usuarios conocer si tienen o no el coronavirus antes de salir a la calle y tener contacto con otras personas.

IA contra la Covid-19

Una persona tosiendo. Omicrono

Antes de la Covid-19, los investigadores ya habían trabajado en modelos de Inteligencia Artificial que pudieran diagnosticar otro tipo de enfermedades, como el Alzheimer, basándose en grabaciones vocales. Entrenaron a la IA en 200.000 grabaciones de habla y tos, descubriendo que también podía hallar biomarcadores como la capacidad pulmonar, la fuerza de las cuerdas vocales y la degeneración muscular.

Unos síntomas que aparecían en dichas grabaciones y que difieren de la tos y las palabras de personas sanas. Conscientes de que la Covid-19 puede tener algunos de estos síntomas, como el deterioro neuromuscular temporal, los investigadores apostaron por aplicar sus herramientas para crear una Inteligencia Artificial capaz de detectar el coronavirus.

"Los sonidos de hablar y toser están influenciados por las cuerdas vocales y los órganos circundantes. Esto significa que cuando habla, parte de la conversación es como toser y viceversa. La IA puede captar simplemente de la tos cosas como el género de la persona, el estado emocional o la lengua materna. Entonces, pensamos en probar estos biomarcadores de Alzheimer para la Covid-19", ha apuntado Brian Subirana, coautor de este proyecto y científico del MIT, en MIT News.

La tos es uno de los síntomas de varias enfermedades. Omicrono

El resultado obtenido es una IA creada con la idea de detectar las diferencias en las toses causadas por el deterioro neuromuscular y otros síntomas entre las personas asintomáticas con Covid-19 y personas completamente sanas. Unas diferencias que una persona no podría notar por sí misma.

El modelo inicial de esta IA fue entrenado en decenas de miles de grabaciones, que permitió a los investigadores crear una evaluación específica del coronavirus a partir de 4.000 muestras de tos, mitad de personas sanas y la otra de pacientes asintomáticos.

App para móviles

Posteriormente, los científicos realizaron una prueba de la Inteligencia Artificial en 1.000 muestras adicionales, también mitad sanas, y mitad asintomáticas. Como resultado, se identificaron correctamente el 98,5% de las toses de personas con Covid-19 y marcó con precisión todas las toses de personas asintomáticas.

"La implementación efectiva de esta herramienta de diagnóstico grupal podría disminuir la propagación de la pandemia si todos la usan antes de ir de su casa a clases, a una fábrica o a un restaurante", ha apuntado Subirana. Una herramienta cuya fortaleza radica en su capacidad para distinguir la tos asintomática de la tos sana, y no en diagnosticar a las personas asintomáticas.

En la actualidad, este grupo de investigadores también se encuentra desarrollando una aplicación gratuita para dispositivos móviles que permitirá a los usuarios toser directamente en su teléfono para obtener una evaluación previa con la que conocer si podrían tener Covid-19, incluso si son asintomáticos. Del mismo modo, los investigadores se están asociando con varios hospitales de todo el mundo para recopilar más grabaciones de la tos para entrenar y fortalecer la precisión de la IA.