LG es una de las compañías tecnológicas más relevantes de todo el planeta. Desde siempre han tenido una gran rivalidad con Samsung, otro gigante del sector que también nació en Corea del Sur.

Noticias relacionadas

Sin embargo, no cabe ninguna duda de que Samsung gana por goleada en lo que a móviles se refiere. LG lleva unos años de capa caída en dicho sector, razón por la que están tratando de cambiar sus estrategias con la intención de que la gente vuelva a comprar sus smartphones.

El último teléfono que ha traído a España, el LG Velvet 5G, es un ejemplo perfecto de dicho cambio de estrategia, pues pese a que lo describan como un buque insignia, éste no destaca por un gran rendimiento. Os contamos cómo ha sido nuestra experiencia con el terminal.

Matrícula de honor en diseño

Una de las grandes bazas del LG Velvet 5G reside en su diseño. Éste cuenta con un acabado en cristal que se convierte en prácticamente un espejo y que le sienta como un guante, aunque en apenas unos minutos se ensuciará con nuestras huellas dactilares. Nosotros hemos probado el modelo en color negro, aunque supuestamente más adelante llegarán al mercado español variantes en verde, rojo y blanco.

Es un terminal que transmite elegancia por todos sus poros y que destaca por tener bastante personalidad, algo difícil de conseguir en un mercado en el que casi todos los móviles parecen iguales. Todo el protagonismo de la trasera se lo lleva el módulo de las cámaras, situadas de manera vertical y en formato cascada, de mayor a menor tamaño de la lente.

No obstante, pese a ser un smartphone bonito, las sensaciones mejoran aún más al tenerlo en la mano. Es un móvil alargado (16,7 x 7,4 x 0,7 centímetros), pero pesa solo 179 gramos. El reparto de peso es tan excelente que sorprende lo poco que pesa al tenerlo en la mano, me atrevería a decir que es uno de los terminales más ergonómicos del mercado.

Pantalla excelente

Otro de los puntos fuertes del LG Velvet 5G es su pantalla. Hablamos de un panel OLED FullVision de 6,8 pulgadas con un ratio de imagen de 20,5:9 y resolución FHD+ (2.460 x 1.080 píxeles).

LG Velvet 5G. Alex Branco Omicrono

Asimismo, dicha pantalla integra un sensor de huellas dactilares que funciona bastante bien, aunque es cierto que es más lento que el del resto de topes de gama. Como curiosidad, el teléfono también es compatible con la tecnología Dual Screen de LG, por lo que aquellos que quieran podrían contar con dos pantallas si deciden invertir más dinero.

En términos generales, la experiencia con la pantalla nos ha parecido sobresaliente y estamos seguros de que cumplirá las expectativas de los que suelan ver series o películas desde el móvil. Una gran pantalla, tanto en tamaño como en calidad.

Cámaras: con ganas de más

El apartado fotográfico del LG Velvet 5G está compuesto por tres cámaras traseras: una lente principal de 48 megapíxeles, un gran angular de 8 megapíxeles y un sensor de profundidad de 5 megapíxeles. También cuenta con una cámara frontal de 12 megapíxeles.

LG Velvet 5G. Alex Branco Omicrono

Aunque los resultados en general son buenos y el hecho de tener un gran angular otorga al usuario algo de versatilidad, creemos que LG debería haber pulido algo más sus capacidades fotográficas.

No hemos de olvidar que el terminal cuesta 699 euros, un precio por el que lo justo sería haber integrado más lentes, como un macro o una dedicada exclusivamente al teleobjetivo. Asimismo, hubiera estado bien que las cámaras que incorpora ofreciesen un mayor pixelaje para poder obtener un mayor nivel de detalle en las fotos. Que, repetimos, no es malo, pero podría ser mejor.

LG Velvet 5G. Alex Branco Omicrono

Cabe recalcar que de ningún modo se trata de una cámara de mala calidad, pero es cierto que en el mercado de la telefonía hay decenas de modelos más baratos con cámaras mejores, como la del Poco F2 Pro, que recientemente analizábamos.

Rendimiento moderado

Curiosamente, pese a que en teoría se trate de un buque insignia, el LG Velvet 5G no equipa el último procesador del mercado, sino un Qualcomm Snapdragon 765G acompañado de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno.

De todos modos, este móvil funciona con bastante fluidez, tanto para navegar entre aplicaciones como para darle caña a los videojuegos. Sin embargo, como es lógico, el rendimiento está lejos del ofrecido por otros buques insignia, que incorporan procesadores más potentes.

LG Velvet 5G. Alex Branco Omicrono

La batería es uno de sus puntos fuertes, 4.300 mAh que en nuestras pruebas nos han servido para aguantar más de 24 horas sin problemas. El teléfono también incorpora la carga rápida Quick Charge 4.0 +.

Conclusión

El LG Velvet 5G es un smartphone que brilla por un diseño y una pantalla exquisitos, además de por una batería de gran duración y un rendimiento más que suficiente para la mayoría de usuarios. La mayor pega reside en sus cámaras, que creemos que tienen margen de mejora teniendo en cuenta el precio del teléfono (699 euros).

No hemos terminado de comprender la estrategia de LG con este terminal, pues es mucho más caro que móviles similares, pero tampoco termina de competir con los gama alta, que cuentan con cámaras y rendimientos mucho más pulidos. ¿Conseguirá remontar el vuelo LG con esta estrategia o tendrán que probar otra fórmula?