Las series de dibujos de robots gigantes influyeron a toda una generación de jóvenes en España, con robots como Mazinger Z formando ya parte de la cultura popular del país.

Noticias relacionadas

Un robot no tan conocido en España, pero que es prácticamente una religión en Japón, es Gundam. La serie original, Mobile Suit Gundam, está considerada como el 'Star Wars japonés', tanto por su historia de ciencia ficción como por su popularidad.

Ahora que los jóvenes que crecieron con esa serie son mayores, estamos viendo un aumento en la cantidad de proyectos relacionados; especialmente para celebrar su 40º aniversario. Ya crearon una estatua gigante, basado en el diseño original, pero eso no era suficiente.

Gundam en la vida real

Para hacer justicia a Gundam, hace dos años anunciaron un proyecto incluso más ambicioso: un robot gigante capaz de moverse. Hubo muchas dudas sobre cómo lo iban a conseguir exactamente, pero conforme se ha avanzado en su desarrollo, ha quedado más claro el objetivo del proyecto.

Las dificultades que han traído consigo la pandemia del coronavirus han afectado a los planes, pero no lo suficiente como para cancelar el proyecto. Finalmente, y después de meses de trabajo, el Gundam original, código RX-78-2, se ha hecho realidad.

Así se ha demostrado en un evento para la prensa, organizado un mes antes de la apertura del complejo Gundam Factory Yokohama, que hasta marzo de 2022 será visita obligada para toda la afición.

Se mueve y posa

El robot gigante que han creado destaca por tener 20 partes movibles, gracias a las cuales puede realizar todo tipo de poses y posturas inspiradas en las que realiza en la serie original.

Por ejemplo, el robot es capaz de 'despegar', realizando el mismo movimiento y usando efectos de humo para dar la impresión de que no está tocando el suelo. También es capaz de andar, aunque en realidad no se mueve del sitio. Aún así, con un peso de 25 toneladas no podemos decir que sea un robot de cartón, y hay mucha tecnología y robótica en su interior para activar todas sus funciones. Cada media hora, el robot cambiará de postura automáticamente.

Con sus 18 metros de altura, este robot representa muy bien al de la serie de animación, aunque estéticamente se han tomado algunas libertades para hacerlo más realista. Será posible ver todos estos detalles subiendo a dos plataformas de observación, a 15 y 18 metros de altura.

Es de esperar que este robot se convierta en toda una atracción turística, una más para la región de Yokohama, especialmente cuando las limitaciones de movilidad por la pandemia desaparezcan.