Si vas a la página oficial de Apple España del iPhone 11, encontrarás que entre las características que promete está la calificación IP68, que garantiza que el móvil seguirá funcionando incluso si lo dejamos a dos metros de profundidad durante un máximo de treinta minutos.

Noticias relacionadas

Son cifras aproximadas de resistencia al agua, que sirven para hacernos una idea del tipo de trato que le podemos dar a nuestro smartphone; pero también han sido fruto del último encontronazo de Apple con las autoridades europeas, esta vez en Italia.

Allí, la Autoridad Garante de la Competencia y el Mercado de Italia (AGCM) ha llegado a la conclusión de que Apple engañó a los usuarios durante años sobre la resistencia al agua de sus teléfonos.

Apple multada otra vez

En concreto, la multa de diez millones de euros ha sido decidida porque la AGCM considera que Apple ha incurrido en publicidad engañosa sobre esta característica clave de sus dispositivos.

El iPhone 8 es uno de los modelos que tendrían publicidad engañosa

Los dispositivos que forman parte de la denuncia son: el iPhone 8, 8 Plus, XR, XS, XS Max, 11, 11 Pro y 11 Pro Max; en otras palabras, casi todos los modelos de iPhone lanzados desde 2017.

Todos estos modelos tienen en común que la página oficial de Apple promocionaba una 'resistencia al agua', que permite mantener estos móviles bajo el agua durante un máximo de 30 minutos, a una profundidad de entre uno y cuatro metros, dependiendo del dispositivo.

El problema, según la AGCM, es que esas cifras se han conseguido en condiciones de laboratorio, que no representan las condiciones reales en las que se encontrarán los usuarios.

¿Pruebas poco realistas?

Como ejemplo, las pruebas realizadas por Apple se habrían hecho con agua pura, que es poco probable que el usuario medio encuentre en su día a día. Normalmente, el agua que usamos a diario no es pura, sino que contiene todo tipo de partículas y una salinidad diferente.

Por ejemplo, si estamos haciendo fotos en la playa con nuestro iPhone, y se nos cae al mar, estará sufriendo mucho más que con agua destilada o pura; es por eso que debemos tener especial cuidado en esas situaciones. Los iPhone serían especialmente proclives a sufrir daños si pulsamos botones mientras están bajo el agua.

iPhone 11 Chema Flores Omicrono

No es sólo eso: la AGCM también ha denunciado la paradoja de que la garantía de los iPhone no cubra los daños por líquidos, lo que podría demostrar que Apple sabe que sus dispositivos no soportan ser sumergidos en agua. Afirma que la compañía se negó a arreglar móviles dañados de esta manera, lo que obliga al usuario a pagar una costosa reparación o comprar un móvil nuevo.

Además de pagar la multa de 10 millones de euros, Apple se verá obligada a publicar la decisión en su página web oficial, incluyendo las versiones internacionales. Por el momento, Apple no ha confirmado si buscará recurrir la decisión, o si el nuevo iPhone 12 también sufre de similares problemas.