Desde su creación y desarrollo, los helicópteros se ha caracterizado por una maniobrabilidad y flexibilidad sobresalientes a la hora de operar en los terrenos más complicados. Por ello son los predilectos de los ejércitos para las misiones más delicadas donde un fallo milimétrico puede arruinar una misión.

Noticias relacionadas

También solemos tener la sensación de que son vehículos más o menos lentos teniendo en cuenta que van por el aire. Esta última afirmación no es del todo falsa pues prácticamente cualquier avioneta ligera monomotor consigue unas velocidades de crucero superiores a las de un helicóptero. Hasta ahora.

La nueva hornada de helicópteros que vienen distan mucho del concepto de aparato lento y se aproximan más al de un avión tradicional -salvando las distancias- que consigue cruceros rápidos estables. Como es costumbre y debido a los presupuestos multimillonarios, Estados Unidos tiene en su poder algunos proyectos de vehículos de despegue vertical (como se denominan técnicamente) que rompen los prejuicios y vienen para quedarse. Nada de conceptos vagos que se quedan con suerte en un único prototipo.

En cambio, Europa está en medio del desarrollo del Race, el que promete ser el helicóptero militar más rápido del mundo. Parte en este caso de un diseño originalmente ideado para el transporte comercial de pasajeros y promete romper con todas las barreras de velocidad hasta ahora conocidas.

EEUU: helicóptero militar más rápido

Sikorsky-Boeing SB>1 Defiant Sikorsky Omicrono

Es también el más moderno. Al menos de los proyectos que han salido a la luz. Para lograrlo se han tenido que unir dos gigantes de la construcción aeroespacial: Boeing y Sikorsky. Ambas con muchísima experiencia en el mundo de la aeronáutica de helicópteros donde destaca especialmente Sikorsky, que pertenece a la estadounidense Lockheed Martin y se lleva consolidado muchos años como uno de los proveedores de material militar más importantes de todo el mundo.

Ambas se embarcaron en el proyecto SB>1 Defiant como respuesta a los requerimientos del programa Future Vertical Lift (Despegue Vertical del Futuro, en castellano) provenientes de la Armada de Estados Unidos. El diseño de tipo girodino reúne las mejores cualidades de los aviones y helicópteros. La velocidad lineal la proporciona el rotor de cola que empuja a la aeronave en la horizontal mientras el rotor superior otorga máxima estabilidad en vuelos lentos o estacionarios y la capacidad para despegar y aterriza en vertical. Justo lo que quiere la Armada.

SB>1 Defiant Sikorsky Omicrono

El Defiant está a la espera de unos nuevos motores fabricados por General Electric que presumiblemente llegarán en un par de años. Esto le permitirá satisfacer del todo con las condiciones de la U.S. Army de autonomía a la par que otorgará menor gasto que los actuales diseñados en los años 50. Este cambio de motores no le ha impedido alcanzar la nada desdeñable velocidad de 205 nudos, unos 380 kilómetros por hora. Según ha declarado Boeing, se trata del "helicópteros militar más rápido del mundo". Y, por el momento, no le falta razón.

Hasta que llegue el europeo 

En este pequeño ranking vamos a eliminar de un plumazo los vehículos de aterrizaje vertical del estilo V-22 Oesprey, que cuenta con motores móviles capaces de girar sobre un eje transversal para colocarse en 'modo avión o modo helicóptero'. Quitando esa particular variable, Boeing ha hecho bien en acotar a "helicóptero militar más rápido" pues existe un proyecto europeo con uno civil que sobrepasa por poco esos 205 nudos del Defiant.

Eurocopter X3 Julian Herzog Omicrono

El proyecto nació como Eurocopter X3 y está fabricado por la empresa del mismo nombre. A pesar de tener un diseño totalmente diferente al SB>1 Defiant, el principio de vuelo es exactamente el mismo. Un rotor superior para las funciones puras de helicóptero y, en este caso, un par de motores situados a ambos lados del aparato para impulsarlo en la horizontal. Según la compañía, el Eurocopter X3 tiene una velocidad máxima de 255 nudos (472 km/h) y una de crucero de 220 nudos (407 km/h).

Este helicóptero fue concebido para volar a plataformas petrolíferas de forma rápida y para las tareas de salvamento marítimo. El único prototipo construido está actualmente musealizado en el Museo del Aire y del Espacio, en el aeropuerto parisino de Le Bourget.

Airbus Racer Airbus Omicrono

El desarrollo no cayó en saco roto y ha servido como base al Airbus Racer que vio la luz en 2017. Se planea que entrará en la línea de montaje este mismo año y volará por primera vez a finales de 2021. Según un documento de Airbus, el Racer tendrá una velocidad de crucero de 220 nudos, lo que nos puede llevar a pensar que tendrá unas especificaciones similares al Eurocopter X3. Sin duda el mundo de los helicóptero va a cambiar muchísimo en los próximos años obteniendo un papel cada vez más relevante, también en el trasporte de pasajeros en ciudades.