Tras la rápida expansión del coronavirus en España, la mayoría de los ciudadanos se han visto obligados a permanecer encerrados en sus casas en un intento por frenar al virus. Esta situación tan excepcional ha provocado que tanto las redes sociales como multitud de páginas web estén registrando récords de usuarios y visitas.

Noticias relacionadas

A falta de poder salir a la calle, muchos se refugian en ese peculiar mundo virtual de las redes sociales. Por desgracia, no todo es perfecto en estos espacios digitales, pues también hay informaciones que, pese a ser falsas, corren como la pólvora con la intención de crear pánico y confusión en la sociedad.

Laurentino Ceña, director Operativo de la Guardia Civil, explicaba durante una rueda de prensa que sus unidades contra la ciberdelincuencia habían detectado un aumento de dicho tipo de delitos, sobre todo centrados en "colectivos vulnerables poco acostumbrados al uso de redes". Por esa precisa razón, vamos a daros una serie de consejos bajo los que será más complicado engañaros.

Cómo detectar bulos

Seguro que, durante estos días, más de un contacto te ha enviado por WhatsApp algún que otro audio en el que un 'médico' o una 'enfermera' habla sobre la situación del coronavirus en un determinado centro hospitalario.

Bulos coronavirus.

En ningún momento debemos tratar como veraz este tipo de informaciones si desconocemos su origen, ya que podría ser una persona cualquiera intentando crear alarmismo. Cada día circulan decenas de bulos de este tipo por las plataformas de mensajería y lo mejor que podemos hacer es ignorarlos, compartirlos solo empeorará la situación.

Si queremos indagar un poco más podemos visitar páginas web como Maldito Bulo, donde se recopilan y se desmontan a diario multitud de informaciones falsas que se hacen virales en plataformas como WhatsApp, Facebook, Instagram o Twittter. También podremos informarles sobre posibles bulos para que los investiguen.

Algo similar pasa con las imágenes y los vídeos. Si dichos documentos gráficos son demasiado chocantes, siempre debemos sospechar. En el vídeo que hemos insertado tenemos un ejemplo perfecto.

Éste muestra cómo una avalancha de gente entra a un supermercado y se ha vuelto viral, pero no tiene absolutamente nada que ver con la situación actual del coronavirus, ya que se grabó durante un Black Friday de 2016. 

La importancia de las fuentes

Siempre tenemos que investigar un poco sobre la fuente de la que procede la información. En el caso de las redes sociales, normalmente con mirar el usuario que ha publicado el contenido sabremos si puede tratarse de una información veraz o no. Como es lógico, siempre será más fiable el perfil de un medio de comunicación o de un organismo oficial que el de un usuario desconocido cualquiera.

Eso no quiere decir, en absoluto, que debamos fiarnos de todos los artículos que se publican en Internet. Desde el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) explican que las noticias falsas suelen tener titulares llamativos, sorprendentes o poco creíbles. Como hemos explicado antes, si tenemos dudas podemos visitar sitios web especializados, como Maldito Bulo o Fake News Detector.

Página oficial del coronavirus en España.

De todos modos, en lo relativo al coronavirus lo mejor siempre será consultar las páginas oficiales de los ministerios y de los diferentes organismos del estado español. Si hacéis clic aquí, podréis acceder al portal habilitado por el gobierno para toda la información relacionada con el coronavirus.

Ya sabes, ¡no te creas todo lo que ves en Internet! Desgraciadamente, hay personas que querrán aprovecharse del pánico de los demás, así que mejor andarse con pies de plomo.