Tecnología

Cómo cualquier Tesla puede ser una "trampa mortal", según una demanda

Los Tesla pueden convertirse en una "trampa mortal" por culpa del diseño de los tiradores de las puertas. Esa es la base de una nueva demanda contra la compañía presentada en EEUU, por un accidente que dio la vuelta al mundo.

Si lees Omicrono puede que te acuerdes. Los hechos ocurrieron el pasado febrero, cuando una persona murió después de quedar atrapada en su Tesla Model S; pese a la cantidad de testigos del accidente, ninguno pudo salvar al hombre, que posteriormente fue identificado como Omar Awan, de 48 años.

En su momento el incidente fue muy comentado por dos razones; primero, por lo aparatoso del accidente, que terminó con el coche en llamas estrellado contra unas palmeras. Pero sobre todo, por el testimonio de las personas que se pararon y dieron detalles escalofriantes en redes sociales.

¿Son peligrosas las puertas de los Tesla?

Ahora el abogado de la familia de Awan ha presentado una demanda de muerte por negligencia en el Condado de Broward, al considerar que un fallo de diseño de los Tesla facilitó la muerte del conductor.

Es una teoría que en su momento ya se manejó, y tiene que ver con la manera en la que los Tesla ocultan los tiradores de las puertas. Normalmente, las manijas están integradas en la propia puerta, y salen automáticamente cuando nos acercamos al coche. Esto se hace tanto para conseguir un diseño más limpio, como para mejorar la aerodinámica y por lo tanto, la autonomía.

Sin embargo, eso puede dificultar las labores de rescate en caso de un accidente, o si el coche se queda sin batería. Las puertas tienen tiradores mecánicos en el interior del coche, pero en el caso de este accidente concreto, no habrían podido ser accedidos por culpa de los airbags, que no se desinflaron después del accidente según algunos testigos y un policía presente en la escena.

Una sucesión de errores que no hubieran tenido mayores consecuencias si no hubiera sido por el fuego. Una vez que las baterías se rompieron, el fuego se extendió rápidamente; en los vídeos publicados, se llegan a escuchar pequeñas explosiones de las baterías.

Mucha gente no sabe cómo funciona un Tesla

Según la autopsia, Omar Awan no murió como consecuencia de las heridas del accidente, y de hecho el coche le protegió muy bien: no tenía ni huesos rotos. Pero acabó falleciendo por asfixia al inhalar el humo del incendio, lo que indicaría que podría haber sido salvado si las puertas se hubieran abierto o si no se hubiera quedado atascado con el airbag.

La familiaridad con este sistema también puede tener parte de culpa en estos incidentes. En respuesta al accidente, Tesla recordó a los propietarios de sus coches el método para abrir las puertas si los tiradores externos no funcionan: con un tirador en el interior de la puerta. El coche accidentado no era de Awan, que sólo lo estaba alquilando, así que es posible que no supiese que podía abrir la puerta de esa manera.

Los tiradores de las puertas de los Tesla fueron un elemento muy polémico en su día, aunque con el tiempo otros fabricantes también los han adoptado. Por el momento, Tesla no ha respondido a esta demanda.