spiderman mascara 1

spiderman mascara 1

Tecnología

Los ojos de este increíble disfraz de Spider-Man creado por un fan se mueven con los gestos de su cara

Un aficionado al "cosplay" ha creado una máscara de Spider-Man con ojos que se mueven dependiendo de los movimientos de su cara.

Noticias relacionadas

Como aficionado a los cómics, una de las cosas que siempre me molestó de las adaptaciones cinematográficas de Spider-Man era la limitada expresividad del personaje con la máscara puesta. En los cómics, autores legendarios como Steve Ditko o John Romita supieron hacer frente a esta limitación cambiando el tamaño de los ojos y de la mandíbula para generar expresiones, pero era de esas cosas que nunca sabíamos cómo funcionaban “en la vida real”.

Tuvimos que esperar hasta el debut de Tom Holland como el hombre araña en el universo cinematográfico de Marvel para ver una representación fiel de estos movimientos; e inmediatamente, la idea de hacer que los ojos de la máscara fuesen mecánicos para abrirse o cerrarse fue una de las preferidas de la audiencia. Tanto, que ha habido varios intentos para hacerla realidad, sin necesidad de efectos especiales.

La máscara de Spider-Man con ojos que se mueven

El cosplayer hongkonés Cavin Creations finalmente lo ha conseguido, después de años de trabajo, creando una máscara de Spider-Man ultrarrealista con ojos mecánicos. Estamos ante un trabajo de ingeniería sorprendente, por cuanto Cavin ha conseguido integrar en una máscara todos los mecanismos y sensores necesarios para que el truco funcione. Un trabajo que le ha costado tres años.

En realidad, esta no es la primera vez que vemos los ojos de Spider-Man en la vida real. Hace un año el propio Cavin sorprendió a todo el mundo demostrando una versión inicial de la máscara, en la que los ojos se movían sin que Cavin los controlase con las manos; pero aquella versión dependía de los movimientos de la cabeza, y la máscara era claramente más grande y aparatosa.

La versión final, que Cavin llama Billy, es mucho más sorprendente por muchas razones. Para empezar, gracias al uso de sensores integrados, la máscara es capaz de detectar los movimientos de la cara del usuario y traducirlos al mecanismo de los ojos. Así que cada vez que Cavin guiña un ojo, el mecanismo correspondiente se activa. No solo eso, sino que esta máscara es mucho más pequeña y se adapta mejor a la cara. Estamos ante la que probablemente es la versión definitiva de este disfraz.