Tinta

Tinta

Tecnología

La tinta para imprimir en nuestro cuerpo y curar heridas

Unos investigadores han desarrollado una tinta para imprimir en nuestro cuerpo órganos bioimpresos en 3D, respetuoso con nuestro sistema inmunológico.

Noticias relacionadas

Estos últimos años, con el boom de la impresión 3D, estamos viendo un auge significativo de la bioimpresión 3D. Esta técnica consiste en crear cosas como órganos artificiales o construcciones médicas con células para crear tejido nuevo y saludable. Sin embargo, tiene un gran problema; las funciones celulares son imprevisibles, y factores como el crecimiento, proteínas especiales y demás pueden desembocar en un rechazo de esa bioimpresión por parte del sistema inmunológico. Ahora, han creado una tinta para imprimir respetuosa que no provoca al sistema inmunológico.

La tinta para imprimir en nuestro cuerpo ideal para bioimpresión

El estudio de los investigadores de la Universidad de Texas A&M en el laboratorio de Akhilesh K Gaharwar, pertenecientes al departamento de ingeniería biomédica han conseguido desarrollar una tinta biológica compuesta principalmente de nanopartículas minerales 2D destinadas a realizar terapias de impresión 3D en sitios muy precisos. Estas nuevas tintas biológicas de hidrogel (estructuras 3D que pueden absorber y retener cantidades considerables de agua) están cargadas con proteínas terapéuticas.

Pulmón impreso en 3D 3

Pulmón impreso en 3D 3

El punto clave de esta tinta biológica es su elemento principal, un polímero inerte, polietilenglicol (PEG). Es ideal ya que no provoca al sistema inmunológico, siendo perfecta para imprimir tejido en 3D sin riesgo a rechazo por el sistema inmunológico. Sin embargo, la solución de polímero PEG tiene baja viscosidad, por lo que es complicado imprimir con dicho material.

Para solventar este problema, los investigadores descubrieron que, combinando estos polímeros de PEG con nanoarcilla podían obtener una clase de hidrogeles de tinta biológica, capaces de soportar el crecimiento celular. Además, esta tiene una capacidad de impresión mejorada por lo que es más fácil imprimir con dicho material.

La formulación de esta tinta biológica tiene propiedades de adelgazamiento únicas, de tal forma que permite que el material se inyecte, deje de fluir rápidamente y luego se cure para que permanezca en su lugar. La nanoarcillatiene beneficios adicionales en las bioestructuras en 3D: permite que las proteínas, como los factores de crecimiento, se incorporen en las estructuras para la terapia de proteínas a largo plazo

En el futuro, los investigadores podrán imprimir nuevos tejidos y órganos para la medicina regenerativa. El identificar los mejores materiales para esto es un paso importantísimo para dicho objetivo, y hoy se ha dado un paso más con esta nueva tinta para imprimir en nuestro cuerpo y así curar heridas.

Imagen de portada | chuttersnap en Unsplash