impresion 3d luz 2

impresion 3d luz 2

Tecnología

Objetos aparecen de la nada usando esta nueva técnica de impresión 3D

Científicos han ideado una nueva tecnología de Impresión 3D usando luz, que hace que los objetos "aparezcan de la nada", sin apilar capas de material.

Noticias relacionadas

La impresión 3D aún tiene muchos obstáculos por delante para convertirse en la revolución que esperamos. Estamos literalmente en los inicios de esta tecnología, y aún queda mucho por mejorar en aspectos clave como el precio o incluso el proceso de impresión.

Por ejemplo, uno de los grandes problemas de la impresión 3D que probablemente habrás comprobado de primera mano es que la mayoría de los aparatos actuales imprimen en capas. Las impresoras van colocando material (como plástico) en capas, una encima de otra hasta terminar la pieza; dependiendo de la precisión, eso puede hacer muy evidente que se ha usado impresión 3D, por la cantidad de imperfecciones que tiene la pieza.

Impresión 3D usando luz, la clave para evitar problemas de las impresoras actuales

Ahora investigadores de la Universidad de California en Berkeley afirman haber encontrado la solución, con una nueva técnica de impresión 3D; la clave está en que no se colocan capas una encima de la otra, sino que toda la pieza “aparece” completa una vez que termina la impresión.

La nueva impresora recibe el nombre de Replicator, o Replicador, en homenaje a la máquina ficticia de la serie Star Trek que permitía generar, o “replicar”, materia. Este nuevo aparato no es tan absurdamente potente, pero también tiene el potencial de generar las piezas que queremos sin necesidad de apilar capas.

impresion 3d luz 1

impresion 3d luz 1

Esta tecnología consiste en rotar un contenedor de resina líquida, a la que se le aplica pulsos de luz en partes específicas; la luz hace que la resina se solidifique, y poco a poco forme el objeto deseado. Esto significa que todo el objeto es formado al mismo tiempo, y no por capas; pero esa no es la única ventaja.

Los creadores afirman que este método es más rápido que la impresión 3D normal; es posible crear objetos en apenas 30 segundos o unos pocos minutos, dependiendo del tamaño, unos objetos que una impresora 3D normal tardaría más de una hora en terminar. El efecto es que realmente parece que el objeto está “apareciendo de la nada”; aunque tened en cuenta que los vídeos publicados están acelerados.

En realidad, la impresora en sí no es nada nuevo; la verdadera innovación está en el software desarrollado, capaz de crear patrones de luz para generar objetos de manera precisa. El usuario sólo tiene que introducir la forma que quiere imprimir, y el software traduce eso a pulsos de luz. Gracias a eso, la máquina es simple y puede ser muy barata cuando llegue al mercado, aunque por el momento no hay planes concretos.