placa fotovoltaica

placa fotovoltaica

Tecnología

Eliminado el 'Impuesto al Sol': ¿es realmente justo?

El PSOE ha tumbado finalmente el polémico 'Impuesto al Sol' mediante un decreto-ley ¿Es totalmente justo, o es insolidario, como dicen las eléctricas?

Pedro Sánchez prometió desde que entró en la Presidencia que eliminaría el famoso ‘Impuesto al Sol’, y así ha sido, mediante un decreto-ley (por lo que no ha sido necesario que se debata en el Parlamento) se ha aniquilado el ‘Impuesto al Sol’. Hoy, viernes 5 de noviembre, el ‘Impuesto al Sol’ promovido por el ex-Ministro de Energía Soria ha sido derogado. Pero, ¿es completamente justo que se haya eliminado este “impuesto? Consultamos a las eléctricas.

Según las eléctricas este impuesto no es al Sol, ni mucho menos a las energías renovables. Ya comenzando por el principio, el nombre que se le ha asignado popularmente es erróneo, pues da a entender que solamente se aplica si tenemos placas fotovoltaicas, ¿y si tenemos un molino en nuestra casa (hay urbanizaciones que han instalado molinos para ser electro-independientes)?

El Gobierno deroga el ‘impuesto al sol’ y reconoce el derecho a autoconsumir libre de cargos

En tal caso, el impuesto tendría que llamarse a las renovables, pero esto es cosa de que en España, al menos, la renovable doméstica más común es la fotovoltaica, pero no la única. Lo siguiente es que en realidad este ‘impuesto’ no solamente lo pagan los usuarios que tienen renovables, sino que tú, sin tener ninguna placa, también lo estás pagando. Es decir, que ni es un impuesto a las renovables, ni mucho menos al Sol. Este ‘impuesto’ lo pagamos todos independientemente de si usamos energías renovables o no.

Eliminar el ‘Imupuesto al Sol’ es «insolidario», según las eléctricas

En realidad este impuesto no es obligatorio: puedes desconectarte de la red eléctrica y ser independiente mediante placas o mediante el método que quieras. Si desconectas tu casa de la red, serás, libre de tener que pagar a las eléctricas; no tendrás que pagar un solo euro.

chernobil placas solares

chernobil placas solares

Pero hay un problema: la inmensa mayoría de la gente que instala placas solares no instalan también baterías. Principalmente no todo el mundo que tiene renovables compra baterías porque cuestan en torno a 10 000 euros, y porque ocupan muchísimo espacio, como una estancia completa (y no mucha gente se puede permitir pagar tanto dinero, y además inutilizar una habitación), además de porque hay que cambiarlas de forma periódica, teniendo que realizar la inversión cada 10 años aproximadamente.

Podemos desconectarnos, y no pagar absolutamente nada

Al no instalar baterías, no puedes almacenar el excedente de electricidad. Si no almacenas el excedente, cuando no se den las condiciones climáticas adecuadas, no podrás consumir electricidad. Por ejemplo, cuando esté nublado (consecuentemente, casi todo el invierno) y por la noche. Es por ello que muchos aún con renovables necesitan seguir conectados a la red (concretamente, quien no tiene baterías).

energia-solar-parque-placas-solares

energia-solar-parque-placas-solares

Y efectivamente, esa gente que sigue conectada a la red es precisamente para seguir poder consumiendo energía en esos momentos que las placas no dan a basto o directamente por la noche. Es decir, tienen las renovables pero, aparte, pueden seguir usando la red eléctrica pública. Ahora bien, y aquí es donde entra este ‘impuesto’: estar conectado a la red tiene un coste.

Enviar electricidad tiene un coste, no es gratuito, aunque no la uses. Ese coste es, precisamente, el conocido ‘Impuesto al Sol’.

Este impuesto, de hecho, es bastante caro, pero eso ya pertenece a otra polémica totalmente distinta

Este coste, entonces, lo podemos definir como un ‘peaje’ para costear al mantenimiento de la red y los costes de distribución de energía. Lo pagas tú que no tienes renovables, tu vecino que tiene placas pero que sigue conectado, y cualquier otra persona que esté consumiendo energía de la red o que esté conectado a ella. Es así de simple. Los que tienen placas no pagan de más por el simple hecho de tenerlas, y si quieren pueden no pagarlo (como dijimos antes, desconectándose de la red).

El impuesto por devolver electricidad, totalmente injustificado

panel solar placa solar tejado casa

panel solar placa solar tejado casa

Y es más: desconectarlo es totalmente injusto e insolidario, pues ese coste (que repetimos, no es gratis, pues estás enviando un flujo constante de energía para que el cliente pueda usarla en cualquier momento) tendría que pagarlo el resto de las personas.

«Al eliminar este coste, trasladas más coste al resto de consumidores»

Por lo tanto, según las compañías eléctricas, el precio de la luz subirá tras la eliminación de este “impuesto”, pues los usuarios “normales” pasarán a pagarlo, incrementándose la factura de la luz un poquito más. Pero claro, hay tan pocas personas con placas fotovoltaicas o con otras fuentes de energías renovables, que al fin y al cabo no se notará, al menos en la actualidad.

Ahora bien, es totalmente cierto que el impuesto aplicado por vender energía a la red es completamente injusto: si queremos compensar la energía que nos sobra con la que tenemos contratado, al final no solo pagaremos por la conexión a la red, sino que también tendremos que pagar por aquella energía que generemos. Esto, es cierto, es completamente negativo para la industria.

Imagen de portada | PixaBay