Toda innovación tiene su sacrificio, y en el caso del nuevo cuartel general de Apple, parece que se está cobrando en las caras de los empleados de la compañía.

Noticias relacionadas

El pasado 2017 Apple presentó orgullosa su nuevo Apple Park, el sustituto de su campus de Cupertino desde el que pretende dar el siguiente salto en la dominación del mercado.

Como no podía ser de otra forma, la joya de la corona es el edificio principal, todo un ejemplo de la última tecnología y tendencias de diseño.

Los empleados se dan de narices contra el nuevo edificio de Apple

Por ejemplo, los enormes paneles de cristal de más de 13 metros de altura hacen las veces de paredes, y e incluso las oficinas están divididas por este material; por lo que parece un espacio mucho más abierto de lo que realmente es, con la iluminación natural llegando a buena parte del interior.

apple park 5

En teoría, este diseño del arquitecto Norman foster está pensado para fomentar la colaboración y la cooperación; pero en vez de eso, lo que está consiguiendo es más de un dolor de cabeza, literalmente hablando, según informa Bloomberg.

El problema es que se han dado varios casos de gente que ha caminado directamente contra estas paredes de cristal, al ser tan difíciles de distinguir a primera vista; el problema se acentúa porque muchos de los empleados de Apple son ávidos usuarios del iPhone, por lo que pueden ir andando mientras mantienen la vista en el smartphone y acaban estrellándose contra el cristal.

¿Diseño por encima de funcionalidad?

apple park 2

Los empleados no han querido dar muchos datos, ni han querido ser identificados; pero según algunas fuentes, el primer día unas siete personas fueron heridas al caminar directamente hacia las paredes.

Algunos empleados empezaron a pegar notas adhesivas para marcar la presencia de las paredes de cristal; sin embargo, tuvieron que quitarlas para no ir en contra del diseño del edificio. No está claro si les ordenaron quitarlas o si fue decisión suya.

Es algo extraño que las personas tengan que adaptarse al edificio, y no al contrario, sobre todo teniendo en cuenta que fue diseñado y construido desde cero con Apple en mente; por otra parte, no se me ocurre otra cosa más “Apple” que esa, y sí, hablo de la eliminación de puertos en los Macbook entre otras cosas.