iphone

iphone

Tecnología

Qualcomm quiere prohibir el iPhone en Estados Unidos

Noticias relacionadas

Qualcomm pide que se prohiba la importación del iPhone en Estados Unidos. La guerra con Apple continúa y va para largo.

Qualcomm y Apple están envueltos en una guerra de acusaciones que, con toda probabilidad, se alargará durante los próximos años en un continuo tira y afloja. El último golpe es de Qualcomm, que pide la prohibición de venta de smartphones de Apple en Estados Unidos.

El fabricante de chips y procesadores Qualcomm ha solicitado a los reguladores de comercio de Estados Unidos que se prohiban las importaciones de iPhone en el país.

Qualcomm quiere prohibir los iPhone en Estados Unidos

La disputa viene de atrás, Qualcomm asegura que Apple está infringiendo hasta 6 de sus patentes, entre las que estaría incluida la tecnología de ahorro de batería presente en el iPhone. En un comunicado, Don Rosenberg, vicepresidente ejecutivo de Qualcomm, confirma que Apple sigue utilizando tecnología patentada por Qualcomm al mismo tiempo que se niega a pagar por ella.

Así, el último golpe de Qualcomm busca la prohibición del iPhone su propia casa. El fabricante de procesadores pide la investigación por parte de los reguladores y, en consecuencia, que se detenga la venta de smartphone iPhone que violen estas patentes, aunque se desconoce cuál sería el número de dispositivos afectados.

iPhone 6 plus

iPhone 6 plus

Por su parte Apple ha respondido que están dispuestos a pagar por el uso de la propiedad intelectual, no tienen problemas en ese sentido, pero siempre que usen esa tecnología y que además las tarifas sean razonables y justas.

Recordemos que hace unos meses la acusación fue al contrario: en enero de este mismo año Apple demandó a Qualcomm por estar cobrando licencias de patentes de tecnologías que no estaban usando. La demanda asciende a unos 1.000 millones de dólares y en el comunicado de Apple aseguraban que Qualcomm estaba “cobrándoles regalías por tecnologías que no tienen nada que ver” hasta 5 veces superiores que al resto de compañías que tienen acuerdos con Qualcomm.

La lucha está servida y, como decíamos al comienzo, esta guerra va a seguir durante bastantes meses. Lo que parece improbable, por no decir imposible, es que se prohiba a Apple importar y vender sus iPhone en Estados Unidos.