co2 en etanol

co2 en etanol

Tecnología

Descubren por accidente cómo transformar CO2 en etanol para combustibles

Un equipo de científicos islandeses ha conseguido transformar CO2 en etanol por casualidad,obteniendo una forma muy novedosa de reciclar gases contaminantes

Noticias relacionadas

Os lo hemos dicho miles de veces y no pararemos de decirlo: los mejores descubrimientos son los que llegan por casualidad.

A veces, estar libre de expectativas, sin centrar la atención en un punto concreto que pueda confundirnos, es la mejor manera de conseguir algo, por lo que son muchos los casos de científicos que han llevado a cabo un gran descubrimiento cuando realmente estaban tras la obtención de otro.

Y precisamente esto es lo que le ha pasado a un equipo de científicos islandeses, que realmente sí que se encontraban estudiando una forma de transformar el CO2 en etanol, pero no se esperaban conseguirlo directamente en el primer paso, mucho antes de lo que tenían concienzudamente planeado. Como resultado, estamos ante uno de los muchos estudios que buscan una forma de revertir el proceso de combustión, utilizando la materia contaminante de desecho para obtener nuevos combustibles; aunque éste concreto podría dar mucho más que hablar que otros.

Transformar CO2 en etanol en un sólo paso, el fruto de la casualidad

Como os decía, este equipo de científicos, que han publicado sus resultados en Chemistry Select, se encontraban estudiando en el laboratorio la forma de transformar el CO2 en etanol cuando, curiosamente, se dieron cuenta que el primer paso de su protocolo era suficiente para hacerlo.

Para ello, se utilizaba un catalizador (sustancia que acelera una reacción) basado en nanopartículas de cobre, carbono y nitrógeno, que bajo una pequeña corriente eléctrica de 1’2 voltios favorecía que el dióxido de carbono disuelto en agua se transformara en etanol con un rendimiento del 63%, mucho mayor del obtenido en estudios anteriores.

Para ello, se utilizaba un catalizador basado en nanopartículas de cobre, carbono y nitrógeno

Lo más novedoso de este caso concreto es que, al contrario de lo que han conseguido otros investigadores, se minimiza la obtención de otros productos de la reacción no deseados, como el metano, el etileno o el monóxido de carbono, haciendo mucho más rentable el proceso. Además, utiliza una cantidad mínima de electricidad, de modo que se puede aprovechar el propio consumo cotidiano para almacenar el etanol mientras tanto.

¿Por qué es tan importante transformar el CO2 en etanol?

gasoline-175122_960_720

gasoline-175122_960_720

Transformar el CO2 en cualquier cosa es una gran noticia, pues supone eliminar del aire una sustancia contaminante que en los últimos años ha aumentado sus niveles a pasos agigantados.

Y si, para colmo, el producto de la transformación puede utilizarse como combustible no contaminante, mejor que mejor.

Es por esto que el etanol, cuyo potencial como alternativa a los combustibles fósiles está cada vez más valorado, es un gran resultado del reciclaje del dióxido de carbono; pues, además, se evita obtenerlo a partir de las plantas, siendo éste un proceso mal visto por aquellos que consideran que contribuye a la deforestación y proporciona un remedio peor que la enfermedad.

Muchos investigadores ya lo han intentado, aunque los rendimientos suelen ser muy bajos. De todos modos, lo que han conseguido pos casualidad estos científicos ha supuesto un gran paso en el camino hacia el proceso perfecto de reciclaje de CO2, pero no quiere decir que todo haya terminado. Aún hay mucho por andar, pero recorrer parte del trayecto de golpe y sin esperarlo es, sin duda, una gran noticia.