tuyouyou-malaria

tuyouyou-malaria

Tecnología

Tu Youyou, la mujer que esperó el Premio Nobel durante cincuenta años

Tu Youyou es una científica china que obtuvo un hallazgo muy importante para la medicina y, sin embargo, ha tenido que esperar 50 años para obtener el Nobel

Noticias relacionadas

La mujer científica de hoy es mucho más que un nombre que inspira el chiste fácil sobre el Cumpleaños Feliz.

Y es que Tu Youyou fue una mujer adelantada a su época, que supo cómo hacer converger los remedios tradicionales chinos con la ciencia más moderna; consiguiendo con ello, en primer lugar, salvar un montón de vidas y, mucho tiempo después, ganar el Premio Nobel.

Por eso hoy queremos hacerle un hueco en nuestra sección de mujeres científicas y unirnos al reconocimiento tardío, pero merecido, que se le ha estado realizando a lo largo del último año.

Biografía de Tu Youyou

tuyouyou-joven

tuyouyou-joven

Tu Youyou nació en 1930 en Ningbó, la segunda ciudad más importante de Zhejiang, al este de la República China. Una vez terminados sus estudios primarios y secundarios, comenzó a estudiar en la Escuela de Medicina de la Universidad de Pekín, en 1951, y tras finalizar la carrera, en 1955, pasó dos años aprendiendo sobre la medicina tradicional china.

Sus primeros estudios como investigadora giraron en torno a la esquistosomiasis, una enfermedad causada por gusanos parásitos que se encontraba muy extendida en su país en ese entonces.

Sin embargo, el descubrimiento que le valió el premio Nobel hace poco más de un año no tuvo nada que ver con esta patología, sino con una mucho más extendida por todo el mundo que aún a día de hoy sigue suponiendo un enorme quebradero de cabeza en los países en los que es endémica.

Las investigaciones de Tu Youyou sobre la malaria

malaria

malaria

En 1969, en plena Revolución Cultural China, Tu Youyou fue puesta a la cabeza de un equipo de investigadores englobado en un proyecto secreto conocido como Proyecto 523, cuyo objetivo era la búsqueda de una cura para la enfermedad que estaba afectando a un gran número de soldados del norte de Vietnam en su guerra contra el sur.

Tras haber estudiado los remedios tradicionales chinos durante los años posteriores a su carrera, Tu Youyou tenía muchos conocimientos acerca de cómo las plantas podían curar todo tipo de enfermedades, por lo que comenzó por analizar una serie de plantas medicinales en busca de un principio activo que pudiese detener la enfermedad.

Finalmente lo encontró en Artemisa annua, conocida como ajenjo. De ella obtuvo la artemisina y, tras realizar una serie de ensayos, comprobó que mataba a los parásitos con una sorprendente facilidad.

Gracias a esta sustancia se salvó la vida de un gran número de soldados, pero una vez finalizada la guerra el descubrimiento quedó en el olvido, no sólo por el aislamiento en que se encontraba su país en ese momento, sino también por la falta de interés que mostraban las empresas farmacéuticas occidentales por cualquier investigación que saliese de allí.

Finalmente, el hallazgo tuvo su recompensa

tuyouyou-nobel

tuyouyou-nobel

Sin embargo, diez años después, en 1977, el descubrimiento pudo ser publicado y, con ello, extendido a lo largo de todo el panorama científico, que aplaudió la obra de la científica china.

De ese modo, comenzaron los reconocimientos para Tu Youyou, que en 2001 fue nombrada Consejera académica de estudiantes de doctorado y posteriormente directora de la Academia China de Medicina.

Por último, los homenajes traspasaron las fronteras de China y pudo recibir dos grandes premios a nivel internacional: el Premio Albert Lasker de investigación médica clínica en 2011 y el Premio Nobel de Medicina y Fisiología en 2015.

Así, Tu Youyou ha pasado a la historia como la mujer que con un sólo movimiento sirvió a su país y a la ciencia, demostrando que no todo lo que gira en torno a los remedios tradicionales tiene por qué estar asociado a supercherías. Sólo hay que saber poner la tradición al servicio de la ciencia. Y para ello, es muy importante ser alguien tan grande como ella.