atrias robot

atrias robot

Tecnología

Los robots bípedos ya son capaces de correr a campo abierto

Crean un robot bípedo que camina sin problemas. El robot, Atrias, ha sido probado en el campus de la Universidad Estatal de Oregón, sobre distintos terrenos

Noticias relacionadas

Tras meses de trabajo, prueban el robot bípedo Atrias en el exterior, con diferentes terrenos.

Investigadores de la Universidad Estatal de Oregón, en Estados Unidos, llevan trabajando desde hace un tiempo en un robot bípedo, de la altura de un ser humano, capaz de recibir golpes sin perder el equilibrio.

El principal objetivo de los investigadores responsables del proyecto es hacer uso del robot para estudiar la forma de caminar y correr en robots bípedos, con la idea de crear unos tan ágiles como las personas.

Atrias, así se llama el robot, ha sido probado en el exterior y los resultados han sido muy prometedores. El campus de la propia Universidad Estatal de Oregón ha sido el espacio donde Atrias ha dado sus primeros pasos bajo la luz del sol. En las pruebas, el robot ha sido sometido a diferentes obstáculos; los cuales ha superado con total normalidad.

Un robot bípedo que camina sin problemas

Una de las principales dificultades que muestran los robots son la actuación frente a los diferentes obstáculos o golpes, y más si son inesperados. Atrias se presenta como el primer robot bípedo capaz de seguir andando aún con la presencia de estos. Para lograrlo, se ha fabricado empleando materiales ligeros capaces de absorber golpes.

Atrias golpes

Atrias golpes

Gracias a ello, cada vez que recibe un golpe, saltará sobre una pierna con el objetivo de recuperar el equilibrio. En las pruebas realizadas en interior propiciando leves golpes al robot, este se mantuvo de pie, sin perder el equilibrio. Sin embargo, dado que esta tecnología es nueva, posee un límite en el cual deja de ser capaz de soportarlo y termina cayendo.

Atrias3

Atrias3

El robot, de altura similar a la de una persona media, es capaz de andar a una velocidad de 5,4 km/h sobre varios terrenos y en diversas situaciones. Atrias es capaz de desplazarse tanto hacia delante y hacia atrás, como cuesta arriba y cuesta abajo. En las pruebas realizadas en el campus de la universidad no ha mostrado carencia alguna en la realización de estas tareas.