Tecnología

"Ahora sí, ahora no": Ninguna cantidad de alcohol es beneficiosa para la salud

Noticias relacionadas

Más de uno pensará que está sufriendo un déjà vu, o que en MedCiencia se nos está yendo la ollá. No os preocupéis, ni lo uno, ni lo otro. Hace apenas una semana os mostramos un estudio que abogaba por el consumo de mínimas cantidades de alcohol afirmando que esto era más beneficioso que no beber nada de nada, y hoy os vamos a decir justo lo contrario: No es buena idea ni catar el alcohol.

¿Estamos intentando marearos? Evidentemente, no, pero la medicina no es una ciencia 100% exacta, y los múltiples estudios que van saliendo a diario sirven justamente para avivar el debate sobre temas como, en este caso, el alcohol. Y debemos ser lo más objetivos posible, por ello os trajimos en su día una cara de la moneda, y hoy os traemos la otra. Veamos que dice este nuevo estudio.

Los beneficios del alcohol se han sobrevalorado

google-search-20

google-search-20

Como ya se hizo eco el periódico El Mundo en su versión digital de ayer, según un estudio del British Medical Journal, es bastante probable que hayamos sobrevalorado los beneficios del alcohol, aunque la OMS sigue en sus trece desde 2008 recordando que ninguna cantidad de alcohol es beneficiosa (como ya nos recordó un lector en su día en otro artículo al respecto, y con toda la razón).

Este artículo avivó un curioso debate ayer por la tarde en el grupo de mensajería que usamos para comunicarnos entre los redactores de MedCiencia: ¿Ahora qué? ¿Publicamos esto contradiciendonos a nosotros mismos? ¿Por qué sale un estudio totalmente opuesto una semana después? No hubo mucho que debatir, pues era evidente la necesidad de ver la otra cara de la moneda, pero no os voy a negar que da rabia contradecirse a uno mismo, aunque no sea por voluntad propia, pues los estudios son como son y nuestra labor es informar.

Como ya hemos comentado al principio, en El Mundo también recuerdan las recomendaciones de la OMS, y las citan textualmente: “No hay un nivel de consumo de alcohol libre de riesgos”. ¿Significa eso que hicimos mal al publicar un estudio que decía totalmente lo contrario? No, claro que no, porque hay que conocer los estudios e intentar ver sus puntos débiles (si los hubiese) o, si no los tiene, ver porque ese estudio tiene razón y si hemos estado equivocados hasta la fecha, pues no sería la primera vez (en nutrición por ejemplo siempre se ha creído que las grasas eran “el malo”, y por lo visto no lo es).

Pero el verdadero peligro no está en lo que podamos pensar o no sobre el alcohol, sino en que hasta la fecha nosotros, los médicos, hemos llegado a recomendar “por salud” la típica copita de vino con las comidas, una recomendación que se ha instalado en la sociedad casi como una ley, y no parece haber sido buena idea en absoluto, al menos no en la mayoría de pacientes.

La excepción a la regla: El alcohol beneficia a un grupo reducido de personas

Cabe añadir que, como en todo, hay excepciones a la regla que no debemos generalizar. Según la investigación esta excepción limitada serían las mujeres mayores de 65 años, aunque también señalan que pueden haberse sobreestimado los efectos beneficiosos de todas formas.

Para llegar a sus conclusiones, el estudio dirigido por investigadores del University College de Londres analizó hasta 10 cohortes de la población inglesa y los dividieron por dos grupos de edad (de 50 a 64 años y más de 65 años), siguiéndolos durante una media de 9 años y evaluando su consumo de alcohol mediante encuestas, además de tener en cuenta otras circunstancias como vida personal, socioeconómica y estilo de vida.

Como resultado obtuvieron que tan solo las mujeres con más de 65 años parecían obtener beneficios de un consumo moderado de alcohol, y aún así los científicos no podían establecer que la causa directa del beneficio fuera dicho alcohol. Los demás participantes no tenían beneficio alguno.

Como veis, hay que seguir cada estudio, y sus estudios detractores. Es necesario ver ambos puntos de vista y saber qué tipo de estudio se ha realizado, pues unos son más fiables que otros. Por el momento, y con los datos en la mano, no es recomendable ninguna cantidad de consumo de alcohol esgrimiendo sus “beneficios para la salud”, otra cosa diferente es si está permitido su consumo acompañado de un estilo de vida saludable y buena dieta, con unos limites, pero eso no implica que el alcohol por si mismo pueda beneficiarnos, solo que nuestro estilo de vida podrá mantenerlo a raya. ¿Lo ideal? No beber, nada, y si vamos a beber igual, mejor no pasarse de la raya.

Vía | El Mundo.

Fuente | British Medical Journal.