Tecnología

¿Sientes dolor en la rodilla cuando subes escaleras? Te interesa leer esto...

Noticias relacionadas

Sufrir dolor de rodilla mientras se usan las escaleras podría ser una señal temprana de reumatismo articular, como ha sugerido un estudio reciente llevado a cabo por científicos de la Universidad de Leeds, en Inglaterra, y publicado en la revista Arthritis Care & Research.

Los investigadores alertan de la importancia de las señales de este tipo, puesto que hoy día se tiene un concepto muy limitado sobre la osteoartrosis “temprana” (la osteoartrosis es uno de los tipos más frecuentes de reumatismo articular). La afección suele detectarse en estadios bastante avanzados, cuando el paciente ya presenta un dolor significativo y una reducción importante de las funciones.

Para el estudio los investigadores siguieron durante 7 años a 4,600 personas con riesgo alto de osteoartrosis. La primera actividad “de soporte de peso” en que los voluntarios sintieron dolor en la rodilla fue precisamente subir escaleras. Posteriormente llegó el dolor al caminar, al estar de pie o sentados y, finalmente, al descansar en la cama. La intervención temprana en estos casos es esencial, puesto que quizás podría llevar a formas más efectivas de tratar la afección.

Primeros síntomas

Los primeros síntomas de reumatismo articular son dolor y rigidez en el cuerpo, con problemas para moverse. En la mayoría de los casos también se desarrolla dolor e hinchazón en las articulaciones que, con el tiempo, pueden lesionarse gravemente. Cuando el reumatismo es muy grave, ambos huesos de la articulación pueden unirse a medida que crecen y fusionarse.

Hay más de 100 tipos de reumatismo articular, y los más comunes son la osteoartrosis (como se ha indicado anteriormente) y la artritis reumatoide. La osteoartrosis, más relacionada con el envejecimiento, suele afectar las manos (entre los dedos), entre las vértebras, las rodillas, las caderas o la columna, y cursa con inflamación, enrojecimiento y sensibilidad

¿Cómo sentirse mejor?

A pesar de que existen tratamientos para reducir el dolor o incluso retrasar el progreso de la osteoartrosis, por desgracia no existe un tratamiento que la haga desaparecer. Más allá de los tratamientos, una buena actitud, el deseo de luchar contra la enfermedad y mantenerse muy activo ayudan a minimizar el daño. Hay algunas cosas pueden hacerse para sentirse mejor:

  • Controla el peso para evitar cargar demasiado.
  • Practica ejercicio, puesto que el movimiento de todas las articulaciones ayuda. Salir a caminar todos los días es una buena opción, además de que es algo que ayuda a controlar el peso.
  • Toma los medicamentos de forma estricta y cómo se recetan.
  • Una ducha de agua tibia por la mañana ayudará a activar las articulaciones.
  • Las visitas al médico ayudará a aumentar la seguridad y la confianza, así como la búsqueda de información fiable y de soporte (desde asociaciones a grupos de ayuda).

Fuente | Medline