Tecnología

Reciclando smartphones para crear superordenadores

PuzzleCluster quiere crear superordenadores reciclando smartphones y sus componentes, una idea que puede ayudar a ahorrar.

26 enero, 2015 15:31

Noticias relacionadas

Si en tu mente hay una vocecita que grita constantemente: “¡Renueva, compra otro móvil!” puede que sientas algo de remordimientos. Pero ¿y si pudiésemos aprovechar todos los dispositivos descartados para algo mas grande?

El de PuzzlePhone es un concepto que ya hemos visto en otras ocasiones, el de los smartphones modulares. Al igual que Project Ara de Google, esta plataforma desarrollada por Circular Devices nos permite crear nuestro dispositivo a medida intercambiando las partes que lo componen. Por ejemplo, podemos empezar con un modelo modesto y luego actualizar cambiando la parte del procesador y la memoria para tener acceso inmediato a apps y juegos mas exigentes. O actualizar al último estándar de comunicaciones como 4G o 5G cambiando el módulo en cuestión.

Reciclando smartphones, ahorrando y aprovechando todo su potencial

PuzzleCluster 2

PuzzleCluster 2

Pero PuzzlePhone va mas allá, planteando un uso para los módulos que ya no usamos porque se han quedado obsoletos. Así nace el concepto de PuzzleCluster, un superordenador modular que acepta los módulos usados de PuzzlePhone. No sólo podríamos conseguir más potencia añadiendo procesadores y memoria, sino que también podríamos meter las baterías usadas para darle autonomía propia en caso de cortes de luz; todo esto lo hace ideal para montar servidores, sobre todo para pequeños comercios, aunque también puede servir para montar grandes granjas de servidores a coste reducido, montándolos uno encima de otro.

PuzzleCluster 3

PuzzleCluster 3

¿Se hará realidad PuzzleCluster? Es pronto para decirlo, ya que por ahora es solo un concepto muy interesante. Pero sí que puede marcar la tendencia de reutilizar los componentes, algo que llevamos décadas viendo en el mercado de los PCs. ¿Quién no se ha montado un ordenador “monstruo de Frankestein” con partes de varios ordenadores? Esta idea puede llevar esa práctica al mercado de los smartphones, reduciendo la cantidad de basura generada y ahorrando al mismo tiempo. Pero para eso necesitará el apoyo de la industria, acostumbrada a este ritmo frenético de actualizaciones.