Los móviles Android más antiguos comenzarán a tener un grave problema: no podrán usar las aplicaciones más populares de Google. El problema, que afectará especialmente a España al ser uno de los países con mayor cantidad de teléfonos con el sistema operativo del buscador, impide iniciar sesión en todas sus aplicaciones si el teléfono usa Android 2.3.7 o versiones anteriores.

Noticias relacionadas

De este modo, los usuarios que tengan con un smartphone de estas características ya no podrán utilizar Gmail, YouTube o Google Maps, se verán obligados a hacerlo directamente desde el navegador, sin poder usar la aplicación como hasta ahora. 

Por motivos prácticos o simple nostalgia, muchos usuarios se aferran a dispositivos clásicos como el HTC G1 o el Huawei Fusion 2. Móviles que llevan casi una década en el mercado y, aunque siguen siendo útiles para sus dueños, a partir de septiembre dejarán de ser compatibles con las aplicaciones de Google. 

La compañía alega que, por motivos de seguridad, estos modelos ya no recibirán soporte para sus aplicaciones. Seguirán contando con la última versión de Android a la que hayan podido actualizarse y su funcionamiento permanecerá como hasta ahora, pero las aplicaciones de Google no permitirán iniciar sesión, y por tanto, usarse.

Error al iniciar sesión

Si tienes un móvil con una versión de Android anterior a Android 2.3.7, en pocos meses notarás cómo aparecen errores al iniciar sesión en alguna de estas aplicaciones. No podrás acceder a los correos de Gmail, ni ver vídeos de YouTube con tu cuenta, ni siquiera compartir tu ubicación con otras personas desde Google Maps. Sí se podrá iniciar sesión en el buscador del teléfono para navegar por el internet.

La versión Android 2.3.7 pertenece a Android Gingerbread, es decir, la versión de este sistema operativo que Google lanzó en 2010. Esta y las anteriores son las que se verán afectadas al no recibir soporte para las diferentes aplicaciones, según explica Google en un correo a sus usuarios más antiguos. "Si inicia sesión en su dispositivo después del 27 de septiembre, es posible que obtenga errores de nombre de usuario o contraseña cuando intente utilizar productos y servicios de Google como Gmail, YouTube y Maps" indican en un comunicado oficial. 

Samsung, ¿a qué estamos jugando retrasando actualizaciones y el Galaxy S III?

Si no se utilizan estas aplicaciones en el teléfono, el cambio no supone ningún problema. El terminal, independientemente de su antigüedad, seguirá funcionando con normalidad. Pero si se quiere seguir haciendo uso de cualquiera de las aplicaciones de Google, es necesario actualizar el móvil a una versión más actual, desde Android 3.0 (Honeycomb) hasta Android 11.

Actualizar el teléfono

Si se desea seguir utilizando el teléfono con las aplicaciones de Google, será necesario actualizar el sistema. Aunque con un móvil de tal antigüedad lo más probable es que no tenga posibilidades de subir a un software superior, siempre hay que verificarlo por si acaso. 

Para comprobarlo hay que entrar en los Ajustes del teléfono, buscar la sección Sistema y revisar el apartado de Actualización del sistema. Dependiendo del fabricante puede variar la ordenación de los ajustes, pero todos cuentan con una opción para revisar las actualizaciones disponibles y descargarlas.

android-privacidad

Por el contrario, si tu dispositivo no acepta más actualizaciones o en su defecto es imposible actualizarlo por razones técnicas u obsolescencia del producto, entonces tendrás que cambiar de smartphone. No obstante, algunos usuarios en Reddit han optado por una alternativa no oficial. 

En Android es posible rootear el teléfono para instalar una versión no oficial del sistema operativo. Este proceso requiere de algunos conocimientos para realizarse de la forma más segura, pero es la última alternativa de muchos móviles antiguos que no quieren quedarse obsoletos por completo.

También te puede interesar...