WhatsApp es la aplicación de mensajería por excelencia y en España no hay prácticamente usuario de un smartphone que no la tenga instalada, aunque a partir de noviembre dejará de estar disponible en algunos móviles. Más allá de que la información que se da en la app es confidencial, siempre es importante tomar las medidas de privacidad pertinentes y para eso existe un truco poco conocido que permite poner contraseña a los chats.

Noticias relacionadas

En esta ocasión, el atajo está enfocado a evitar que si una persona tiene acceso físico al teléfono móvil, ya sea un familiar o amigo, pueda leer los contenidos de tus conversaciones. Si eres de los que guardas información sensible en WhatsApp o de los que simplemente te incomoda que alguien pueda agarrar tu smartphone para cotillear tus chats, siempre puedes poner una contraseña para evitarlo.

Cabe mencionar que no se trata de un truco nuevo, sino más bien de uno poco conocido y utilizado por los usuarios. Además, y a diferencia de otros atajos, en esta ocasión no es necesario descargarse una aplicación de terceros para añadir una contraseña a los chats; sino que simplemente se utilizan los propios ajustes que incluye WhatsApp.

¿Cómo funciona?

Para evitar que cualquiera pueda acceder a los chats, WhatsApp tiene desde hace tiempo un truco que permite protegerlos con contraseñas, como un bloqueo por código PIN, huella digital o reconocimiento facial. Una función que está totalmente disponible para dispositivos Android e iOS.

Antes de realizar este truco es importante comprobar que se tiene la versión más reciente de WhatsApp, y en caso negativo, actualizar la aplicación. A continuación, tan sólo es necesario abrir la app y entrar en el menú de configuración (los tres puntos en la esquina superior en Android y el símbolo del engranaje en iOS).

Se puede elegir el tiempo para que se active la función. Nacho Castañón Omicrono

Dentro de dicho menú, hay que pulsar en 'Cuenta' y, después, en 'Privacidad', donde se encuentran las diferentes opciones para proteger el teléfono, como quién puede ver tus estados o tu foto de perfil. Justo en la parte inferior se ubica la opción 'Bloqueo de pantalla', en la que hay que pulsar y activarla.

Dependiendo de si se usa un móvil Android o un iPhone, WhatsApp ofrecerá diferentes opciones sobre cómo autenticar el acceso a la aplicación -reconocimiento facial, lector de huellas o con un código de acceso- y el periodo de tiempo que tarda dicho bloqueo en activarse, desde inmediatamente hasta después de un minuto, 15 minutos o una hora. 

Hay que tener en cuenta que si se activa cualquiera de estas opciones, se deberán usar para desbloquear WhatsApp cada vez que se quiera entrar en la aplicación. Del mismo modo, aunque la app de mensajería esté bloqueada, podrás seguir contestando llamadas y responder a los mensajes desde las notificaciones.

Ocultar la aplicación

Otra manera diferente de poner una contraseña y que nadie pueda acceder a tus chats es la de ocultar la propia aplicación de WhatsApp. Esta característica está también disponible en Android e iOS, aunque los pasos a realizar son diferentes. En los móviles con el sistema operativo de Google, y dependiendo de la marca, el proceso también cambia. 

El móvil deja ocultar las aplicaciones. Nacho Castañón Omicrono

En general, hay que acudir a los 'Ajustes', seleccionar 'Privacidad' y pulsar en 'Ocultar aplicaciones'. Llegados a ese paso tan sólo queda establecer una contraseña y añadir WhatsApp a la lista para que nadie entre sin tu permiso a ella. En el caso de los móviles de la compañía de la manzana mordida, hay que mantener presionada la app y seleccionar 'Eliminar app' del menú emergente.

Después tan sólo queda pulsar en 'Eliminar de la pantalla de inicio' para que WhatsApp no aparezca. Para acceder en este caso a la aplicación, se puede encontrar desde la 'Biblioteca de apps' o desde el menú 'Buscar' del iPhone. 

Te puede interesar...