Una de las grandes pesadillas de muchos españoles es quedarse sin WhatsApp. Es la aplicación más usada entre la población y son numerosos los particulares y comercios que la usan en su día a día más allá de para hablar con sus relaciones personales. 

Noticias relacionadas

Sin embargo, existen métodos que escapan tanto a los usuarios como a la propia aplicación propiedad de Facebook que hacen que su aplicación de WhatsApp puede colapsar y quedar bloqueada para siempre. 

Este tipo de mensajes no son nuevos, de hecho, a finales de diciembre se descubrió un caso tremendamente popular que afectó a miles de personas en todo el mundo. Ahora, se ha conocido que WhatsApp está trabajando en que este tipo de errores dejen de producirse por los inconvenientes que acarrean. 

Un mensaje que bloquea todo

Los denominados como "mensajes de miedo" o Crashers son una serie de notas en las que se incluyen caracteres especiales que WhatsApp no es capaz de reconocer e interpreta de manera incorrecta. Los más peligrosos son aquellos que cuentan con una estructura particularmente extraña que, combinados con otros, no pueden ser gestionados y acaban por bloquear por completo la aplicación. 

Logo de WhatsApp en un smartphone. @olegmagni en Unsplash Omicrono

Si WhatsApp no sabe cómo llegar a interpretarlos, la app pasa a un bloqueo infinito. Es decir, cuando el usuario abre WhatsApp ésta se congela y se bloquea. No se puede acceder a ninguna conversación y se pierden además los historiales de chat e imágenes que no se hayan guardado en una copia de seguridad reciente. Será necesario reiniciar y configurar de nuevo.

El gran problema de este tipo de mensajes es que "no existe una solución general y efectiva", explica el medio especializado WA Beta Info, que apunta a que esta dinámica se está convirtiendo en algo viral y generalizado en Brasil, mercado donde WhatsApp permitió los pagos a través de la app.

Quién los crea

La difusión de estos mensajes cuenta con dos vías principales. Aquellos usuarios que tienen como objetivo bloquear determinadas cuentas de WhatsApp por motivos concretos, mientras que por otro lado hay quienes reenvían estos mensajes por diversión, para gastar una broma de mal gusto a conocidos. 

El segundo método es el más peligroso pues el desconocimiento del daño que le pueden causar en la aplicación a amigos y conocidos hace que pueda verse como gracioso un problema de complicada solución. Es por eso que aunque WhatsApp trabaja en poner remedio, aún quedan años para conseguirlo debido a las altas combinaciones de caracteres

Pero, ¿quién los crea? "Cuando se diseña un mensaje de miedo, se crea para bloquear una plataforma específica, por lo que hay grupos de WhatsApp que comparten códigos para bloquear WhatsApp en iOS o Android", explica el medio, para ello, "hay muchos grupos secretos de WhatsApp donde multitud de usuarios comparten estos códigos".  

WhatsApp en un móvil. @freestocks en Unsplash Omicrono

Ante la persecución de WhatsApp de estos mensajes y la proliferación de comunidades secretas que buscan romper el funcionamiento normal de la app, la dinámica está mutando yendo un paso más allá de los mensajes. Ahora además han comenzado a reproducirse a través de tarjetas virtuales. 

Cuando el usuario desbloquea la tarjeta detrás de un código QR, se le puede asociar a un grupo con centenares de usuarios que tienen nombres extraños y muy largos, que en realidad son códigos para bloquear igualmente la aplicación. 

Qué hacer

En el caso de que haya sido víctima de uno de estos mensajes que hace que su aplicación de WhatsApp quede bloqueada y reinicia continuamente en su teléfono, desde WA Betainfo recomiendan abrir WhatsApp Web para tratar de reducir el impacto. 

Desde su ordenador podrá bloquear el contacto así como gestionar la configuración de privacidad para que sólo determinados usuarios puedan enviarle contenido. Además, si es posible, borre el mensaje que le está causando este particular dolor de cabeza. 

En el caso de que no tenga una sesión de WhatsApp Web abierta o ésta no pueda acceder a su dispositivo, la única solución que le queda es reinstalar WhastApp con lo que perderá todos aquellos chats que no formen parte de una copia de seguridad.