Hace semanas ya que se perpetró el mayor hackeo de la historia de Twitter, afectando a más de 130 cuentas y poniendo sobre la mesa un intenso debate sobre la ciberseguridad al descubrirse que afectó a varias cuentas de alto nivel. Ahora, su responsable ha sido arrestado, según informa el The New York Times.

Noticias relacionadas

La lógica dictamina que detrás de un ataque de tal envergadura estaría un grupo organizado de hackers. Recordemos, fue un hackeo de carácter masivo que afectó a cuentas de políticos, empresarios e influencers tecnológicos. Pues no; sus sospechosos han sido arrestados, y el responsable detrás de esta operación es un joven de 17 años.

No es el único; otros 2 jóvenes también han sido arrestados y están siendo juzgados como adultos. No debemos olvidar que consiguieron atacar 45 de las 130 cuentas que tenían en la mirilla, y algunas cuentas aafectadas eran de altísimo calado internacional, involucrando a políticos como Barack Obama.

Un joven de 17 años

Twitter y el Bitcoin. Manuel Fernández Omicrono

El nombre del "cerebro" detrás del hackeo más serio de la historia de Twitter se llama Graham Ivan Clark. Su arresto se produjo este pasado viernes en Tampa, Florida. Se enfrenta a 30 cargos por delitos graves, incliyendo fraude. Y es por esto que el joven Clark no está siendo juzgado como un menor de edad, sino como un adulto.

El fiscal del estado de Florida, Andrew Warren, ha hablado del joven ya que lleva el caso de Clark. Ha asegurado que este no es un "chico normal" y ha apuntado que las víctimas son las personas que cayeron en la estafa de Bitcoin a consecuencia del hackeo y no tanto las cuentas afectadas.

Mediante el hackeo Clark consiguió amasar una fortuna de 100.000 dólares en Bitcoin. Sitios de exchanges como Coinbase explicaron ya en su día que ellos y otras webs impidieron que los intercambios de criptomoneda fueran mucho más severos.

Los otros 2 jóvenes arrestados son Nima Fazeli, un chico de 22 años que reside en Orlando y Mason Sheppard, un joven de origgen inglés de unos 19 años. Según explican desde la propia Twitter, consiguieron acceder a los sistemas internos de Twitter y robar las credenciales de inicio de sesión de empleados de la plataforma.

Con las credenciales en su poder, los hackers simplemente pudieron apuntar a otros empleados que tenían acceso a herramientas de soporte. Así, restablecieron contraseñas y accedieron a las credenciales de esas 45 cuentas.

Minecraft, el origen

Modo historia de Minecraft.

El The New York Times ha realizado un reportaje sobre Clark, explicando sus orígenes y el cómo este chico ha llegado a perpetrar el hackeo de Twitter más severo hasta la fecha. Afirman desde dicho medio que ya desde pequeño, a los 10 años, apuntaba a ser un estafador nato. Todo empezó, aunque parezca increíble, en Minecraft.

Graham no tenía una vida muy feliz, y jugaba a Minecraft para refugiarse. Fue ahí cuando se convirtió en un estafador, engañando a amigos suyos para que estos le dieran dinero y así estafarles. Un testimonio interesante es el de Colby Meeds, un chico de 19 años que ha afirmado que Clark le robó 50 dólares en 2016, ofreciéndole un ítem de Minecraft que nunca percibió.

Otro detalle interesante nos lleva poco después, a sus 15 años. En este momento, Clark ya pertenecía a foros con temática hacker. A los 16 Clark se vio involucrado en un delito que resultó en un robo de casi un millón de dólares en Bitcoin. Si bien no fue acusado por ello, se estima que percibió beneficios del robo según fotos de sus redes sociales.