El hackeo de Twitter, el más grave que se recuerda en la historia de la plataforma, ha dejado muchas preguntas sobre la palestra en lo referente a privacidad. La estafa, que pudimos vivir desde España, afectó a grandísimas personalidades y que intentaba perpetrar un fraude masivo de Bitcoin. Ahora sabemos que el fraude pudo haber sido mucho peor.

Noticias relacionadas

Según podemos leer en TheBlockCryptoel sitio de intercambio de criptomonedas Coinbase evitó que más de 1.100 clientes enviasen bitcoins a los hackers. Los perfiles hackeados publicaron mensajes en los que se pedía un intercambio de bitcoin. El sitio evitó diversas operaciones en cuanto se confirmó que esto era debido a un hackeo en masa.

Si Coinbase no hubiera intervenido, los usuarios habrían enviado colectivamente unos 30.4 bitcoin a los atacantes, que se valoran en unos 278.000 dólares, dijo a Forbes el jefe de seguridad del sitio, Philip Martin. En particular, esa cantidad es más del doble de la cantidad real que al final sí consiguieron recaudar, más de 120.000 dólares.

Se evitaron transacciones

A pesar de la intervención de Coinbase, hasta 14 clientes fueron víctimas de estafa y enviaron alrededor de 3.000 dólares en bitcoins, antes de que el sitio pudiera tachar la dirección e incluirla en su lista negra. Los usuarios de Gemini, Kraken y Binance también intentaron enviar criptomoneda, y todos estos sitios se movieron para bloquear estas transacciones en cuanto se supo qué ocurría.

Según estas empresas, parte del bitcoin robado se ha trasladado a algunas carteras virtuales y mixers de bitcoin como Wasabi Wallet. El cofundador de Elliptic y científico principal, Tom Robinson, explicó a TheBlockCrypto que se estában intercambiando cantidades "muy pequeñas" que van a intercambios criptográficos regulados conocidos. Alrededor del 22% del dinero se llevó a Wasabi Wallet, el mixer de criptomoneda.

Más de 130 cuentas afectadas

Los bitcoin y la energía.

El hackeo tuvo lugar el pasado miércoles, y provocó que hasta 130 cuentas afectadas publicaran un mensaje en el que se pedían donaciones de bitcoin bajo la promesa de recibir el doble de la cantidad enviada. Por supuesto era una estafa, pero se valieron de la veracidad de personajes bien conocidos para engañar a sus víctimas.

Cuentas verdaderamente importantes se vieron afectadas; los perfiles de Elon Musk, Barack Obama, Kanye West e incluso el mismísimo Tim Cook fueron víctimas del hackeo. Finalmente, se recaudó un total de 121.000 dólares en bitcoin.

De no ser por la mano de Coinbase y del resto de sitios de exchange, el monto total hubiera sido mucho mayor. Solo en el caso de Coinbase, el dinero enviado hubiera sido de 278.000 dólares, lo que nos hace pensar en la magnitud total del hackeo de Twitter que puso en jaque a Internet.