El hackeo de Twitter que vivimos en España con gran tensión fue considerado el más grande de la historia de la plataforma. Cuentas de grandísimas personalidades como Tim Cook, Barack Obama o Joe Biden fueron hackeadas en una macro estafa basada en criptomoneda. Este pasado jueves, Twitter ha revelado detalles importantes sobre este hackeo.

Noticias relacionadas

Twitter ha afirmado que los hackers que accedieron a los sistemas internos de la plataforma atacaron alrededor de 130 cuentas, todas ellas de personalidades, organizaciones e influencers. Un desastre de ciberseguridad que llegó a involucrar a personajes como Kim Kardashian o al mismísimo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

En su última declaración sobre el tema, Twitter ha asegurado que estos hackers obtuvieron el control de un "pequeño subconjunto" de unas cuentas objetivo y así enviar tweets desde las mismas.

130 cuentas afectadas

Twitter agregó además que ha seguido evaluando el hecho de si los atacantes podían acceder o no a datos privados de las cuentas que fueron atacadas. Esto es especialmente importante, dado que una gran mayoría de estas cuentas tenían verificación en 2 pasos, por lo que de extraerse datos estos serían muy íntimos, como MDs internos.

Entre las 130 cuentas afectadas pudios ver las del rapero Kanye West, la del fundador de Amazon Jeff Bezos o la del multimillonario Bill Gates. No fueron las únicas; cuentas de empresas como Apple o Uber también fueron afectadas. La red social ha asegurado que está colaborando con los propietarios de las cuentas afectadas para solucionar las consecuencias derivadas del hackeo de Twitter.

El FBI se ha involucrado

Mujeres responsables del FBI.

La división del FBI en San Francisco está investigando lo ocurrido, según podemos leer en ReutersLegisladores en Washington están pidiendo que se informe sobre lo sucedido, ya que se especuló con un posible agujero de seguridad de peligro potencialmente extremo.

El departamento ha asegurado que los ciberatacantes coetieron fraude con la estafa de la criptomoneda. Los registros disponibles muestran que los estafadores recibieron más de 100.000 dólares en criptomonedas, lo cual demuestra que su plan tuvo éxito.

Finalmente Twitter se ha limitado a lanzar declaraciones escuetas acerca del suceso. "Todavía estamos en el proceso de evaluar los pasos a largo plazo que podamos tomar y compartiremo más detalles tan pronto como podamos", agregó la red social. No se sabe si Twitter tomará medidas de cualquier tipo para ejorar su seguridad, o si por el contrario, el hackeo animará a otros ciberdelincuentes a llevar a cabo los mismos hechos.