La imagen de WhatsApp no está en su mejor momento, especialmente en lo que respecta a la seguridad percibida por los usuarios. La culpa la tienen las recientes revelaciones de que sus vulnerabilidades fueron aprovechadas para hackear el móvil de Jeff Bezos, CEO de Amazon.

Noticias relacionadas

Siendo la app de mensajería más usada del mundo, no es de extrañar que WhatsApp también sea la más atacada; y es por eso que Facebook invirtió en funciones como el encriptado punto a punto, que cifra los mensajes para que sólo los participantes los puedan leer.

Sin embargo, la app también tenía algunos agujeros de seguridad, que han sido aprovechados por hackers para acceder a dispositivos. Es el caso del famoso malware Pegasus, desarrollado en Israel y usado por clientes en el gobierno de Arabia Saudí; un simple mensaje del príncipe heredero a Bezos fue suficiente para ganar acceso a su smartphone y robar información.

La seguridad de WhatsApp en entredicho

Estas revelaciones han provocado todo un terremoto, cuyas consecuencias ahora se están descubriendo. La ONU ya era consciente de estos problemas de seguridad, por ejemplo, y prohibió a sus miembros que usasen WhatsApp para el trabajo.

Es pronto para decir si estos escándalos afectarán a la cuota de mercado de WhatsApp, pero lo que es seguro es que ya se ha convertido en el blanco de muchas bromas. La última es tal vez la que más duele, ya que viene de una de las personalidades más famosas de Internet, Elon Musk.

Chat de WhatsApp. @christianw en Unsplash

Ha sido el fundador de Tesla, SpaceX, y muchas otras empresas tecnológicas el que ha soltado la pulla más gorda contra WhatsApp hasta ahora. Y eso que el mensaje que publicó en Twitter parecía inocente a simple vista.

Como muchos otros tuiteros, Musk estaba reaccionando a la llegada de nuevos emoji; en concreto, al del brazo robótico, que tiene diversas interpretaciones dependiendo de la app. Aunque lo emoji son los mismos en todas las apps dependiendo del estándar que sigan, la imagen puede variar de una a otra, según como interpreten el concepto.

Musk se ríe de WhatsApp

Así, Microsoft y Google muestran un brazo mucho más básico e incluso parece una caricatura; mientras que Apple y Samsung apuestan por un diseño más futurista. Pero la verdadera joya del tuit está en el comentario:

"¡Nuevo emoji! El último viene con un ataque hacker al móvil gratis"

El último emoji es, por supuesto, el de WhatsApp. Parece evidente que Musk no es usuario de Whatsapp, teniendo en cuenta este ataque público; es el tipo de cosas que darán que hablar en la próxima fiesta de multimillonarios, cuando se encuentre con Mark Zuckerberg.

Para WhatsApp, es muy peligroso que este tipo de "bromas" se popularicen y dañen su imagen; desde la publicación de los ataques, la compañía se ha centrado en resaltar que el bug usado ya ha sido arreglado, y sigue actualizando la app contra posibles ataques. Pero eso servirá de poco si no se gana a la opinión pública.