Software

Windows 10 ahora obliga a tener cuenta de Microsoft: cómo evitarlo

Noticias relacionadas

La primera vez que inicias un equipo con Windows 10, te habrás encontrado con una pantalla en la que puedes iniciar sesión con tu cuenta de Microsoft. Puede ser un paso algo extraño, pero sólo debes saber que, si tienes una cuenta de Outlook, de Skype o de cualquier otro servicio de Microsoft, automáticamente tienes una cuenta de Microsoft.

Iniciar sesión con una cuenta de Microsoft tiene sus ventajas. La principal es que algunos detalles de la configuración y la configuración se guardan en la nube y se recuperan automáticamente cuando inicias sesión. También necesitas una cuenta de Microsoft para usar la tienda de apps.

Pero, ¿y si no quieres usar una cuenta online? ¿Y si quieres una cuenta local como se ha hecho siempre? La opción sigue existiendo... hasta ahora. Porque Microsoft ya está experimentando con bloquear el inicio de sesión local en algunas versiones de Windows 10.

Windows 10 obliga a conectarse a Internet

How-to Geek ha revelado que, instalando la versión actual (la 1903) de Windows 10 Home, no existe la posibilidad de crear una cuenta local de Windows 10 durante la instalación; la opción simplemente ha desaparecido, y la ventana obliga a introducir los datos de nuestra cuenta de Microsoft, o a crear una nueva.

How-To Geek

Eso no significa que siempre estemos obligados a usar una cuenta de Microsoft con Windows 10; la función de ayuda de Windows explica que, una vez que hayamos iniciado sesión con nuestra cuenta, y se haya completado la instalación, podemos entrar en Configuración > Cuentas > Tu Información y pulsar en "Iniciar sesión con una cuenta local en su lugar".

Por lo tanto, si no tienes una cuenta de Microsoft y no quieres crear una por cualquier razón, ya no podrías usar Windows 10. Como mínimo tienes que usarla una vez para iniciar sesión y cambiar la configuración.

Por lo menos hay un truco para evitar tener que usar una cuenta de Microsoft con Windows 10; bueno, llamarlo "truco" tal vez es pasarse, ya que en realidad sólo se aprovecha de un bug del instalador de Windows.

Cómo evitar el uso de una cuenta de Microsoft

Lo único que tenemos que hacer es desconectar nuestro ordenador de Internet; es decir, desconectar el cable de Internet o apagar nuestra red WiFi momentáneamente. El instalador necesita la conexión para iniciar sesión en los servidores de Microsoft.

Cuando el instalador nos pida una cuenta de Microsoft, tenemos que pulsar en crear una cuenta nueva; como no se podrá conectar a Internet, nos mostrará un mensaje de error. Entonces sólo tenemos que pulsar en "saltar" para evitar el proceso; en ese momento aparecerá la típica ventana para crear una cuenta nueva de Windows, pero esta será local.

Está por ver cuánto tiempo durará este truco; no nos extrañaría que Microsoft se diese cuenta y tapase ese "agujero", obligándonos a tener una conexión a Internet para instalar Windows. Además, tampoco sabemos si Microsoft ampliará este requisito a otras versiones de Windows, como la Pro; por el momento, sólo la versión Home parece afectada.