microsoft azure

microsoft azure

Software

Linux ya se usa más que Windows... en la nube de Microsoft

Linux en Azure ya es más exitoso que Windows, como ha confesado la propia Microsoft. El sistema libre se ha convertido en la gran apuesta de Microsoft.

Noticias relacionadas

La apuesta de Microsoft por Linux puede seguir siendo extraña para todos los que vivimos la época en la que el sistema del pingüino era descrito como poco menos que el anticristo por la compañía. Pero tenemos que acostumbrarnos, porque no parece que esta política vaya a cambiar a corto plazo. Aunque suponga ayudar al éxito de Linux.

Es algo que la propia Microsoft ha revelado en una petición para sumarse a una lista de correo centrada en la seguridad del kernel de Linux. Para apelar que la compañía debería pertenecer a esta lista, Sasha Levin, desarrollador del kernel de Linux que ahora usa Windows 10, ha aportado información y datos, entre los que se encuentra uno muy llamativo: Linux ya se está usando más en Azure, la nube de Microsoft, que Windows.

Linux en Azure ya es más exitoso que Windows

En realidad, no se trata de una noticia sorprendente. El uso de Linux en máquinas virtuales de Azure sólo ha ido en aumento en los últimos años, a un rito vertiginoso. En 2015, una de cada cuatro máquinas virtuales creadas en Azure eran Linux. En 2017, la proporción aumentó al 40%. Y finalmente, Microsoft ahora admite que Linux ha sobrepasado a Windows como el sistema favorito en su propia nube.

El dominio de Linux en la nube es bien conocido, siendo el sistema preferido por muchas empresas precisamente por ser de código abierto. Cualquiera puede modificar el código para que se adapte a sus necesidades, algo vital para ofrecer servicios altamente personalizados y de alto rendimiento. Con Azure, Microsoft ofrece, principalmente a empresas, la posibilidad de crear máquinas virtuales en las que ejecutar sistemas Windows o Linux en la nube.

Y este último está ganando claramente. De hecho, Microsoft ofrece nueve distribuciones Linux diferentes en Azure, incluyendo Azure Sphere, su propia distro para su plataforma del Internet de las Cosas. Y no olvidemos la integración de un kernel real de Linux en Windows 10.