face id apple cara reconocimiento facial

face id apple cara reconocimiento facial

Software

¿Apple ha empeorado Face ID para producir el iPhone X más rápido?

Algunos rumores aseguran que Apple ha reducido la precisión de Face ID para poder producir más iPhone X. Apple, por otra parte, lo desmiente por completo.

Noticias relacionadas

Algunos rumores aseguran que Apple ha reducido la precisión de Face ID, su nuevo sistema de identificado, para poder producir más iPhone X. Apple, por otra parte, lo desmiente por completo.

El iPhone X es una apuesta arriesgada en muchos términos, y uno de ellos es en el autenticado. Los iPhone más modernos no tienen lector de huella dactilar, ni tampoco pretenden que usemos una contraseña tradicional. Cuentan con Face ID, una tecnología que reconoce nuestro rostro para desbloquear el teléfono.

Lo cierto es que Face ID ya causó polémica cuando la demo en la presentación falló en el primer intento. La tecnología ya tenía falta de confianza por parte de muchos usuarios, y aquel paso en falso no ayudó a Face ID. Pero ojo, porque ahora vuelven los rumores y las voces que aseguran que Face ID será peor.

Los rumores aseguran que Face ID será peor

face-id-como-funciona

face-id-como-funciona

Estas voces llegan a través de Bloomberg, en un artículo que detalla las dificultades de Apple para producir el iPhone X. Según varias fuentes internas, el gran problema de Apple para producir los sensores sería el proyector de puntos. Este sensor es muy complicado de construir, y encima Apple ha perdido uno de sus fabricantes.

Según estas fuentes, sólo el 20% de los sensores que han construído los dos fabricantes restantes (LG y Sharp) funcionan. Así que, forzada por la situación, Apple habría decidido “relajar” las especificaciones de Face ID.

Es decir, Apple habría autorizado a estos fabricantes para que los sensores no sean tan precisos como estaba previsto. De esta forma podrían acelerar la producción, y hacer llegar a las tiendas más iPhone X.

Apple desmiente por completo estos rumores

Pero, según recoge Reuters, Apple ha negado con rapidez esta noticia. En un comunicado, la compañía dirigida por Tim Cook ha afirmado que “la afirmación de Bloomberg de que Apple ha reducido la precisión de Face ID es completamente falsa”. Por otra parte, una portavoz de Bloomberg ha declarado al medio que la compañía mantiene su noticia.

¿Cómo funciona Face ID en el iPhone X?

face-id-sensores

face-id-sensores

La infame barra de sensores del iPhone X es la responsable de hacer funcionar Face ID. Funciona en tres fases:

  1. Primero el iluminador IR se encarga de llenar nuestra cara de luz infrarroja. De esta forma el iPhone X se asegura de que el resto de cámaras nos puedan ver, incluso en la oscuridad.
  2. Una vez nuestra cara está iluminada, el proyector de puntos coloca más de 30.000 puntos invisibles sobre nuestro rostro.
  3. Cuando están colocados los puntos, una cámara de infrarrojos capta el patrón que forman estos puntos y lo compara con la copia del dueño que tiene. Si el patrón coincide, desbloquea el teléfono.

El problema de producir los proyectores de puntos es que tienen que ser precisos al micrón. Una pequeña desviación en los puntos, apenas un pelo de diferencia, haría que el proyector no funcionase. Los componentes de esta cámara también son muy sensibles, y la técnica requiere muchísima potencia y batería para funcionar; de ahí que sea un proceso en tres pasos.

La producción del iPhone X: un dolor de cabeza para Apple

Apple-iPhone-X-14-1

Apple-iPhone-X-14-1

El iPhone X está apareciendo en los titulares por la supuesta escasez que sufrirá los primeros días. Apple se habría encontrado con una multitud de problemas a la hora de producirlo, desde la nueva pantalla OLED de Samsung hasta los sensores de LG y Sharp. Ya han comenzado a aparecer las voces que aseguran que casi no quedarán unidades para el lanzamiento. Incluso los interesados en comprarlo temen que el teléfono tarde en llegar meses una vez lo reserve.

La escasez de sensores 3D acabará a principios de 2018, según algunos rumores. La pregunta del millón es si Apple conseguirá producir suficientes iPhone X para satisfacer la demanda inicial.