apple

apple

Software

Todo lo que un empleado de una Apple Store ve en su trabajo

Todo el mundo ha ido a una Apple Store, aunque fuese por mera curiosidad, ¿pero qué tienen que decir los empleados acerca de los clientes?

Noticias relacionadas

Todo el mundo ha ido a una Apple Store aunque fuese por mera curiosidad, ¿pero qué tienen que decir los empleados acerca de los clientes?

Las Apple Store siempre han destacado por ser cercanas con el cliente e intentar darle un valor añadido a través del servicio técnico, y muchos usuarios afirman que repiten con productos de la manzana por este trato que reciben. Pero todos somos humanos, y los responsables de atendernos en las Apple Store han visto de todo por parte de los clientes.

Thrillist ha conseguido hablar con varios ex-empleados de Apple Store para recoger las anécdotas más locas que tuviesen de su anterior trabajo, y en Omicrono recogemos las más impactantes a continuación.

Un empleado de Apple no te dirá que no…

apple-store

apple-store

Esto no será una novedad para muchos, pero los empleados de las Apple Store están entrenados para no decir que “no” a la primera; es decir, no te dirán nunca que no pueden hacer algo, sino que intentarán buscar otra forma de llevar el problema.

Por ejemplo, si un cliente tiene que pagar 199 euros por el recambio de pantalla y se enfada con argumentos como “¿No me podéis arreglar el teléfono?”, el empleado debería dar una respuesta tipo “Si, estaré encantado de ayudarte, el recambio son 199 euros”, no debe dar un “No” por respuesta de forma directa. Y sí, esto lleva a situaciones donde la pescadilla se muerde la cola.

…y saben cuándo estás mintiendo…

Por otra parte, y hablando de roturas, los empleados de una Apple Store están acostumbrados a encontrarse con gente que miente descaradamente, en parte por experiencia y en parte porque conocen muy bien los productos que venden. Esto significa que lo más posible es que te pillen si se la intentas colar, y que te salga peor que si hubieras sido sincero desde un principio.

Respecto a las experiencias de los ex-empleados, nos encontramos de todo y para todos los gustos: desde un hombre que afirmó que un daño por líquidos se produjo cuando fue abducido por extraterrestres hasta usuarios que intentan secar en el microondas su teléfono después de que se cayera al agua, pasando por los típicos “el teléfono funcionaba mal así que lo disparé con mi escopeta, ¿me dáis otro?”.

…y también han visto tus fotos calientes

apple-campus-cupertino

apple-campus-cupertino

Una de las funciones de los ex-empleados eran ayudarte a migrar tus datos de tu dispositivo antiguo al nuevo y reluciente gadget que has adquirido, cosa que significaba que veían los datos del usuario mientras se transferían. Sí, entre esos datos están las típicas fotos del pene del usuario, o fotos que esos empleados preferirían no recordar.

Por otra parte, y pasando a la parte de los encuentros con famosos, uno de los empleados recuerda que Diplo entró a su tienda y confesó que su iPhone se había dañado al entrar en contacto con el vodka. Al cambiar el teléfono, el artista le pasó un porro en señal de agradecimiento.

El secretismo de Apple también llega a sus tiendas

También sabemos que Apple es conocida por ser de lo más recelosa con sus futuros lanzamientos: los detalles de sus productos futuros no son inmunes a filtraciones, pero sí procuran protegerse de ellas todo lo posible. Y esto incluye ocultar sus lanzamientos hasta a sus empleados, algo que quedó de relieve cuando lanzaron el iPhone 5.

Apple envió por adelantado a las tiendas los cables Lightning que, por aquel entonces, no se conocían, pero lo hicieron con un elaborado diseño que mostraba el cable clásico de 30-pin. Una vez se lanzó el iPhone 5, Cupertino mandó las instrucciones a las tiendas para que desmontaran “los cables antiguos” y sacasen los cables nuevos.

No te echarán de la tienda, excepto…

apple-store-2

apple-store-2

Y tampoco es ninguna novedad el que podemos estar todo el tiempo que queramos en una Apple Store sin presiones: los empleados no nos van a pedir que nos vayamos por estar 4 horas delante de un ordenador. Bueno, pueden hacerlo y no lo hacen, pero los ex-empleados citan dos momentos en los que fue necesario.

  • Que amenaces con explotar el local por no atenderte rápido
  • Que huelas fatal

Y hay trucos para reparar tu iPhone gratis

Por último, y contradiciendo un poco lo de intentar colársela, puedes intentar reparar o cambiar tu iPhone por motivos que no sean el de la rotura de verdad. Por ejemplo, si tu iPhone está afectado por un problema de fabricación, puedes acogerte a ese problema de cara a la reparación; que el motivo no sea “se ha mojado” o “la pantalla está rota”, en resumen.