Software

Esta ilusión óptica que hace que los objetos cambien de forma nos está volviendo locos

Esta ilusión óptica es la ganadora del segundo premio de las mejores ilusiones del año, por cómo hace que los objetos cambien de forma aparente.

3 julio, 2016 10:38

Noticias relacionadas

Esta no es una ilusión óptica cualquiera, está muy bien pensada y calculada; baste decir que ha ganado el segundo premio a la mejor ilusión del año 2016.

Digamos que esa no es una competición para aficionados, es una auténtica demostración de matemáticas y ciencia de parte de los participantes. No es casualidad que en los primeros puestos nos encontremos a personas que trabajan en algunas de las universidades más prestigiosas del mundo.

El creador de esta ilusión óptica es Kokichi Sugihara, profesor de ingeniería de la Universidad Meiji de Japón, y pone en práctica conceptos que realmente no son tan complejos. Pero antes de explicar cómo funciona, veamos de nuevo la ilusión.

La ilusión que te hará dudar de tus ojos

Como veis, el efecto que ha conseguido Sugihara hace que las formas que ponemos delante del espejo cambien completamente: si ponemos una hilera de cuadrados, se convierten en cilindros, y si los ponemos al revés el efecto es el contrario, parece que lo que tenemos en la mano son cilindros y que en el espejo hay cuadrados.

ilusion optica 2

ilusion optica 2

Incluso si añadimos otra forma, cuatro cuadrados, el resultado es diferente y ahora parecen círculos superpuestos formando un patrón. Es relativamente  fácil hacer este truco con una sola figura y un único espejo, pero es que en este truco, por cada nueva figura que colocamos delante del espejo, el resultado parece ser completamente diferente. ¿Cómo lo hace?

Cómo funciona esta ilusión óptica

El canal de youtube Make Anything se ha encargado de hacer un poco de ingeniería inversa para descubrir el secreto de esta ilusión óptica, y lo ha conseguido gracias a la impresión 3D.

Como tal vez habías imaginado, la clave está en la forma de los cilindros, que no son ni círculos ni cuadrados perfectos, sino que es lo que se consigue cuando se convierte un círculo en un cuadrado, ese punto medio entre las dos formas.

Dos de los lados de esta figura suben, mientras que los otros lados bajan; de esta manera, dependiendo del ángulo en el que veamos las figuras, se parecerán a un cuadrado o a un círculo. Al ver las figuras desde nuestra perspectiva, vemos un cuadrado, por ejemplo, pero gracias al espejo podemos ver la perspectiva contraria, mostrando un círculo. El resto de formas sigue una lógica semejante.