instagram-compra-facebook

instagram-compra-facebook

Software

Si dejo de usar Instagram será porque es una mala aplicación, no porque lo ha comprado Facebook

Noticias relacionadas

Creo que ya todos estaréis al tanto de que ayer Facebook compró Instagram por la nada despreciable cifra de mil millones de dólares. El movimiento por parte de la red social de Zuckerberg ha generado muchísima polémica, con opiniones para todos los gustos, pero la de borrarse la cuenta de Instagram tras esta compra parece haber sido la que más ha resonado por la red.

Desde ayer me estuve planteando si escribir un artículo de opinión sobre todo esto, porque ya suficiente habéis tenido de otros blogs, y no quería saturar demasiado con el tema. Sin embargo esta mañana he cambiado de idea mientras me preparara un café y publicaba una foto en Instagram de este.

Pagando 1000 millones de dólares Facebook claramente se está quitando de en medio a un serio competidor que con su entrada en Android ha aumentado sus usuarios de forma exponencial, y es que aunque no lo veamos como tal, Facebook es una red social inreíblemente grande. De hecho suma muchísimas más fotografías que sus 5 mayores competidoras juntas, entre las que se incluyen Instagram y Flickr, de esta forma os haréis un poco a la idea. Y con el paso a las manos de Zuckerberg la gente se preocupa de la privacidad, que si los derechos de imagen dejarán de ser tuyos o el qué harán con tus fotografías.

Pero es que además tenemos el tema de pertenecer a Facebook, una red social que para aquellos que la odian se ha convertido en su máximo enemigo, y sólo este hecho hace que repugnen Instagram ahora que les va a pertenecer.

Pero subiendo esa fotografía del café me he dado cuenta de que todo esto da igual. No hay que dejar de usar Instagram porque lo ha comprado Facebook, hay que hacerlo porque es una mala aplicación. La clave del éxito de Instagram está en lo bien que funcionó al principio en iPhone y la enorme comunidad que se formó desde sus comienzos. Eso y un hype que se ha ido creando y aumentando desde hace años con su llegada a Android la ha convertido en una de las aplicaciones más deseadas. Han sabido crear polémicas y salir de ellas para que cada vez más gente hable de ellos, y lo han hecho muy bien.

Instagram no es popular por ser una buena aplicación, es popular porque tiene ese toque clasista que todos buscamos en el fondo, que a todos nos atrae y en el que caemos como moscas. Y es que de hecho sólo hay que darse una pequeña vuelta por Google Play o la App Store y buscar alternativas, y encontraremos que no sólo las hay a montones, sino que además son excelentes, con filtros mucho mejores que los que ofrece Instagram y opciones extra de tratamiento de imagen como son el brillo, contraste o saturación que muy por encima las sitúan.

Vale que la comunidad sea de las más grandes que hay en este tipo de aplicaciones, y se crea un efecto whatsappístico que hace que todos tendamos a usarla antes que otras aunque haya mejores, pero es que los filtros son mucho peores y con efectos pobres que no tratan bien las imágenes. Faltan opciones por todas partes, y el exceso de querer hacerlo fácil de usar da como resultado una muy escasa posibilidad de personalización. Instagram no es una mala aplicación por si misma, sencillamente es peor que sus alternativas.

Aquí tenéis unas alternativas excelentes a Instagram para Android, y os recomendamos para iPhone aplicaciones como PicPlz, Hipstamatic, EyeEm, Camera+ o  Camera Awesome. Olvídate de Facebook, la privacidad o los millones de dólares, piensa en si Instagram es una aplicación que te guste o si hay mejores, y decide primero en función de eso si quieres o no seguir usándola.