Después del recorte en pantalla, que alberga la cámara de los teléfonos actuales, llegará la próxima revolución: la cámara bajo la pantalla. En España, hemos visto como fabricantes de todo tipo han intentado avanzar en este sentido, como ZTE (y probablemente Samsung, con sus futuros plegables). Ahora le toca el turno a Oppo.

Noticias relacionadas

Según ha anunciado la propia firma china, su tecnología de ocultar la cámara bajo la pantalla tiene numerosas ventajas respecto a lo que vimos en otras alternativas, como el ZTE Axon 20 5G. Por ejemplo, Oppo asegura que la cámara bajo la pantalla no compromete a la pantalla en sí; es decir, que el usuario no notará cambio alguno y no verá la silueta del sensor en el panel.

Y es que la clave de esta tecnología es que a diferencia de otras alternativas, Oppo usa píxeles más pequeños que mantengan la nitidez del panel general y que así la pantalla se vea homogénea. El resto de opciones que hemos visto con anterioridad se centraban en reducir la intensidad de los píxeles alrededor de la zona de la cámara en la pantalla, provocando que se notara a simple vista el 'recorte'.

Cámara bajo la pantalla

Sample de Oppo Oppo Omicrono

La foto que se muestra arriba es una foto (recortada para el artículo) supuestamente tomada con esta cámara bajo la pantalla. Según lo que vimos con el ZTE Axon 20 5G, la calidad es bastante superior y no vemos problemas serios, como el efecto de difuminado que se formaba en algunos casos con el flagship chino.

También es cierto que esta es la tercera versión de esta tecnología en Oppo, lo que implica un proceso de mejora que la firma ha llevado a cabo sobre esta novedad. Eso sí, se han usado también algoritmos de IA para mejorar esta fotografía.

Cámara bajo la pantalla de Oppo Oppo Omicrono

Es cierto que es una muestra con muy buena luz, pero sí que hay cosas a destacar; la foto en general tiene un suavizado notorio, y aunque no sabemos si se trata del procesado de imagen de Oppo o de la cámara en sí, da un toque irreal. Además, en ciertas zonas de la imagen vemos algunos artefactos sutiles.

¿Cómo lo han conseguido?

El resultado, según Oppo, es que los usuarios no deberían notar "casi ninguna diferencia visual" entre la pantalla y la zona en la que está escondido el sensor de la cámara. Los píxeles más pequeños tienen la misma densidad del resto del panel, en este caso de 400 dpi (píxeles por pulgada), lo que hace el visionado del panel más homogéneo.

Además de reducir el tamaño de los píxeles, Oppo afirma que ha usado un cableado transparente y que cuenta con un tamaño reducido al que se suele usar en los móviles convencionales. Aún así, no sabemos si el usuario será capaz de distinguir el sensor bajo la pantalla aún con los avances de la firma china, al menos a simple vista.

Desgraciadamente, esta tecnología aún no se ha implementado en un teléfono. Sin embargo, este anuncio podría ser la antesala de un lanzamiento próximo de Oppo, aunque no hay más información al respecto.

También te puede interesar...