Unas sencillas fotografías de una conferencia interna de Xiaomi han hecho saltar las alarmas. La compañía estaría trabajando en una pulsera con pantalla curva que cubrirá toda la muñeca en un ángulo de 360 grados. Una discreta aparición de la Mi Band X que podría llegar en el futuro a España.

Noticias relacionadas

No es el primer prototipo que vemos con estas características, pero sí es un concepto innovador con el que aún no ha conseguido triunfar ninguna marca. Las investigaciones en pantallas flexibles tienen como destino monitores enrollables, móviles plegables, y puede que en el futuro también se integren en wearables como este.

Dos imágenes de una conferencia muestran el nombre y principales características de esta nueva pulsera. No hay fotografía del diseño, pero un usuario de Weibo comparte en la red social china el diseño que encabeza este artículo a modo de ejemplo de lo que podría ser la Mi Band X.

Pantalla infinita de 360º

En la filtración la pulsera deportiva se describe como extremadamente delgada y ligera, con una pantalla enrollable en 360 grados que sustituye al juego de esfera y correas tradicional. Para sujetar el dispositivo en la muñeca se utilizaría una hebilla magnética y todo el conjunto tendría un color negro intenso que Xiaomi describe como obsidiana (un tipo de cristal volcánico).

De materializarse y llegar a las tiendas esta pulsera sería una de las mayores innovaciones en diseño y tecnología en el sector de los wearables de los últimos años. Esta industria se ha mantenido prudente en cuanto a las novedades en tecnología y diseño ya que casi todos los modelos siguen un mismo patrón.

Únicamente algunas marcas como Apple han mejorado sus modelos incluyendo más sensores para monitorizar la salud de los usuarios, tendencia que han seguido los demás fabricantes. Por eso, un modelo todo pantalla sería tan rompedor ahora mismo, se podría equiparar a la disrupción que encabeza Samsung con sus móviles plegables.

Una oportunidad para innovar

Aún así, como decíamos antes, no es el primer intento. Esta idea recuerda inevitablemente a la Nubia Alpha de ZTE, un dispositivo a medio camino entre un móvil y un reloj inteligente. La idea llamó la atención, pero no cuajó.

El desarrollo de las pantallas flexibles era entonces todavía muy inicial. Una tecnología que estaba en pañales, pero que ha ido mejorando con el tiempo y podría estar lista para un nuevo intento más práctico y atractivo. 

No hay que olvidar que Xiaomi también trabaja en móviles con pantalla plegable; este mismo año ha presentado el Mi MIX Fold. Sus pulseras, las Xiaomi Mi Band por otro lado, suelen atraer una gran demanda por su buena relación entre calidad y precio.

La mezcla entre su experiencia en el mercado de los wearables y la apuesta por innovación tecnológica podría ser un gran golpe a favor de Xiaomi. Aún así nada sugiere que la Mi Band X esté cerca de llegar a las tiendas. Habrá que estar atentos a cualquier señal que indique su lanzamiento.

También te puede interesar...