Los Amazon Kindle son los libros electrónicos por excelencia en España, y la firma de comercio electrónico se está esforzando más y más por mantener su reinado en este sector. Pero no son pocos los usuarios que aún con todo prefieren el tacto y la 'naturalidad' de un libro físico que poder cerrar y abrir en vez de una pantalla de tinta electrónica.

Noticias relacionadas

Y Amazon parece que está explorando dar el siguiente paso en esa dirección. Según Mark Gurman, periodista de Bloomberg especializado en Apple, Amazon estaría explorando la posibilidad de desarrollar un Kindle pegable, que se pudiera abrir y cerrar como un libro tradicional.

Una idea que seguiría la línea de lo que hemos visto en teléfonos como los Samsung Galaxy Fold o los Xiaomi Mi MIX Fold. Sin embargo, esta es una idea que podría no salir adelante, debido a que está situada en un punto de debate interno dentro de la compañía.

Un Kindle plegable

Kindle Freestocks Unsplash

Actualmente, debido a que los smartphones plegables son un terreno ciertamente inexplorado, los fabricantes están probando diversos factores de forma. El que parece haber tenido más desarrollo ha sido el formato libro, que iniciaron los Royole FlexPai y el popular Samsung Galaxy Fold. La idea, por ende, sería adaptar esa idea a un dispositivo plegable que intentara emular un libro.

Hay que aclarar que esta, por ahora, sería una simple idea que se estaría barajando. Esto implica que, salvo sorpresa, el proyecto no está siquiera en desarrollo, lo que podría provocar que Amazon descartara la idea. No se saben más datos concretos al respecto.

A simple vista, esta parece no sólo una idea extremadamente lógica, sino que aparenta resultar en un éxito de ventas. Los amantes de los libros físicos tendrían lo mejor de los dos mundos, en un dispositivo que además se podría plegar, lo que además ayudaría a que fuera más sencillo de llevar.

Una idea arriesgada

Samsung Galaxy Z Fold 2 Chema Flores Omicrono

Sin embargo, hay bastantes argumentos en contra de la idea de crear un Kindle plegable. El primero, es el precio. Desarrollar un dispositivo así puede acarrear años y años de investigación en I+D, especialmente que esté listo para la comercialización al público general. Especialmente si hablamos de un dispositivo con pantalla de tinta electrónica, lo cual plantea más desafíos a nivel de ingeniería y encarece el coste final.

Además, las ventajas de un Kindle plegable no son tantas como podría parecer, más allá de emular el factor de forma de apertura de un libro. Debido al plegado, la pantalla tendría una ligera curvatura o doblez que podría dificultar la correcta lectura, y además, la resistencia y durabilidad de este supuesto Kindle se vería comprometida.

Según Statista, los libros físicos tradicionales a día de hoy son más populares que los libros electrónicos. Si bien es cierto que según los últimos datos más de 90 millones de estadounidenses tienen un libro electrónico, este formato no ha llegado a sustituir en ningún momento a los libros tradicionales, por lo que difícilmente se justificaría el desarrollo de un dispositivo con tantas sombras a su alrededor siquiera antes de haber sido confeccionado.

Sólo el tiempo nos dirá si el auge de los teléfonos plegables acaba influyendo de forma positiva en esta idea y vemos un futuro Amazon Kindle plegable. Sin embargo, la incógnita es tal que no sabemos si lo veremos nacer dentro de los próximos meses o si tardaremos años en poder tenerlos en nuestras manos.

También te puede interesar...