Hace un tiempo pudimos ver desde España una patente de Apple en la que se mostraba la idea de incluir una cámara en la correa del Apple WatchUn diseño que parecía lejano pero que no ha tardado en materializarse en un producto que a día de hoy podemos comprar: la correa Wristcam. Y no, no es de Apple.

Noticias relacionadas

Wristcam, como su nombre indica, es una correa para el Apple Watch cuya principal característica (la más evidente, de hecho) es que en la parte final de la goma incluye una pequeña cámara incorporada. Es decir, habilita la posibilidad de tener una cámara en el reloj de Apple y realizar, por ejemplo, videollamadas con ella a otros usuarios.

Adelantándose a Apple y a otros tantos fabricantes del sector que han estado coqueteando años con la adopción de esta idea, el producto de la compañía homónima Wristcam ha conseguido ser todo un éxito de ventas, demostrando que la idea es como mínimo atractiva.

Una correa con cámara

Wristcam para Apple Watch. Wristcam Omicrono

Es sorprendente lo sencillo que es el concepto de Wristcam, y más sorprendente es el hecho de que esta idea no se haya popularizado antes. Porque en esencia, esta correa para el Apple Watch no engaña a nadie; es una correa como cualquier otra para relojes de Apple, con el añadido de que tiene no una, sino dos cámaras integradas.

En la parte de la correa que se situaría en la parte superior del Apple Watch la correa integra un módulo con dos cámaras, una trasera y una frontal. Mientras que la trasera es de 8 megapíxeles, la frontal es de 2 megapíxeles. Pueden grabar vídeo en 1080p y tomar fotos en 3840 x 2160 píxeles.

Correa con cámara. Wristcam Wristcam

Y no son ni mucho menos las únicas sorpresas de esta correa. Cuenta con su propio almacenamiento interno, de 8 GB que soporta hasta "2.000 fotos o 1 hora de vídeo en 1080p" e incluso con conectividad WiFi de 2,4 GHz. También dispone de Bluetooth 5.0, resistencia al agua y al polvo IP68 y además de micrófonos incorporados, también tiene una serie de LEDs para avisar a los usuarios que la correa está grabando y evitar problemas.

La batería, según el fabricante, es de alrededor de un día y pesa tan solo 23 gramos. La carga se realiza mediante USB con un soporte magnético y tiene control por voz integrado con Siri. Un concepto que recuerda mucho a lo que vimos en las ya mencionadas patentes de Apple, aunque adaptado para el consumidor final.

Wristcam. Wristcam Omicrono

Y aunque pueda parecer un concepto un poco 'forzado', lo cierto es que ha tenido mucho éxito. Tras una primera campaña de micromecenazgo lanzada el año pasado que salió bien, y desde Wristcam han anunciado el añadido de ciertas novedades como el vídeo en streaming desde la correa. 

Su precio es de 299 dólares, siendo más caro que un Apple Watch SE, y la compañía asegura que ya han vendido "miles" de unidades. Se espera que las ventas aumenten de cara a una posible exportación del producto a otros países.

En estas últimas semanas se ha estado hablando del smartwatch que Facebook está desarrollando y que se lanzaría en verano, también con dos cámaras integradas en el cuerpo del dispositivo. No se saben detalles acerca del precio de la alternativa de Mark Zuckerberg, aunque visto el ejemplo de Wristcam, no parece que vaya a ser un dispositivo económico.

También te puede interesar...