Hubo un tiempo en el que, si querías comprar un ordenador en España, la única opción real era uno con procesador Intel; mucho han cambiado las cosas desde entonces, y el sector es más competitivo que nunca.

Noticias relacionadas

Intel sufre en estos momentos dos frentes diferentes. Por una parte, AMD ha 'revivido' con los Ryzen y su apuesta por la multitarea y procesadores con más núcleos; y por otra, Apple le ha 'traicionado', desarrollando sus propios chips para Macs como el Apple M1.

No ha ayudado que los últimos años hayan sido malos para Intel, con varios cambios de liderazgo y una excesiva dependencia en diseños antiguos y arquitecturas ya veteranas. Intel está cambiando, con el lanzamiento de la 11ª generación Intel Core que es la primera con una arquitectura nueva en años; pero aún tiene camino por delante.

Intel trabajará para otras

Hoy, el nuevo CEO de Intel, Pat Gelsinger, ha presentado su plan "IDM 2.0", para revolucionar la compañía, e incluye dos decisiones muy polémicas y que van en contra de todo lo que ha supuesto Intel como marca. Pero bien pueden ser su única opción.

IDM 2.0 consta de tres partes, pero sin duda alguna, la que más está dando que hablar es que Intel ahora fabricará chips para otras compañías; el nuevo programa Foundry Services permitirá que los clientes usen las fábricas de Intel para sus nuevos productos. Eso incluye procesadores de todo tipo de arquitecturas, tanto x86 (usada en los Intel) como ARM o RISC-V.

Procesador Apple M1 Apple

En efecto, eso significa que Intel podría fabricar los nuevos procesadores ARM de Apple; y no lo decimos nosotros, lo dicen en la propia compañía. Aunque no hay nada firmado aún, ejecutivos de Intel han confirmado que Apple está en su lista de clientes potenciales.

Eso sería irónico en varios aspectos. El año pasado, Apple abandonó a Intel al presentar sus M1, pero ahora la alianza podría volver de una manera muy diferente; para Intel, puede ser una victoria recuperar a Apple como cliente, aunque sea sin sus diseños.

También es irónico porque hace justo una semana que Intel inició una campaña con el actor de los anuncios más famosos de Apple, con el objetivo de, precisamente, criticar los nuevos Apple con procesador ARM. Ahora, Intel quiere trabajar con Apple para hacer realidad esos diseños; una muestra de lo rápido que cambian las cosas.

Intel cambia

La gran ventaja de Intel estará en su presencia en Estados Unidos y Europa, por lo que podría esquivar posibles repercusiones por las tensiones entre los gobiernos chinos y estadounidenses. Si Apple elige a Intel, no sufriría bloqueos como el que ha sufrido Huawei, por ejemplo.

Como parte de esta estrategia, Intel ha anunciado una inversión multimillonaria para construir más fábricas, posiblemente convirtiéndose en la alternativa occidental a empresas como TSMC.

Intel quiere ser la alternativa a TSMC

Por último, Intel también ha explicado que a partir de ahora, usará fábricas de terceros para producir sus nuevos procesadores; de esa manera, compañías como Samsung, GlobalFoundries o la mencionada TSMC podrán hacer realidad los próximos procesadores de Intel.

Estas son medidas sorprendentes, que pueden cambiar completamente a Intel; pero demuestran que la compañía está dispuesta a evolucionar y adaptarse a cada situación. Si su nuevo Intel Core sale más barato y sale mejor en una fábrica de Samsung, por ejemplo, Intel no tendrá miedo en dar el paso.

También te puede interesar...