Samsung Galaxy SmartTag.

Samsung Galaxy SmartTag. Nacho Castañón Omicrono

Hardware GADGETS

Nunca perderás las llaves: probamos el localizador inteligente de Samsung

El Samsung Galaxy SmartTag es un nuevo localizador de objetos para no perderlos jamás. Tiene un tamaño reducido y otras funciones, aunque también una gran pega.

16 febrero, 2021 02:01

Noticias relacionadas

Samsung ha traído a España el Galaxy SmartTag  (39,91 euros), su nuevo localizador bluetooth de objetos que se presentó junto con la serie Galaxy S21 y los auriculares Galaxy Buds Pro. Un dispositivo con el que jamás se perderán las llaves y que destaca por su reducido tamaño y unas interesantes funciones; aunque tiene un gran inconveniente.

El dispositivo de Samsung se presenta como una alternativa a Tile y a las rumoreadas AirTags de Apple, que tienen como objetivo terminar con uno de los problemas más habituales en el día a día: encontrar objetos perdidos. De hecho, un estudio llevado a cabo por el propio fabricante surcoreano ha revelado que el 40% de los encuestados en España suele perder sus objetos personales, como las llaves de casa o la cartera, a diario. 

El Samsung Galaxy SmartTag sirve para encontrar cualquier objeto en un rango de 120 metros sin obstáculos, y en OMICRONO hemos estado probando su funcionamiento durante unas semanas. Un pequeño dispositivo que apenas consume energía, ya que está pensado para durar un año, y que permite encontrar cualquier cosa; además de controlar otros objetos, como el teléfono móvil.

Un tamaño reducido

Unos de los puntos más destacados del Samsung Galaxy SmartTag son su diseño y su reducido tamaño, que lo convierten en un objeto ideal para llevarlo a cualquier parte. Un localizador fabricado en plástico resistente y ligero, con unas dimensiones de 40 x 40 milímetros y que incorpora un pequeño hueco situado en su zona superior.

Así es el diseño del Samsung Galaxy SmartTag.

Así es el diseño del Samsung Galaxy SmartTag. Nacho Castañón Omicrono

De esta manera, el Galaxy SmartTag se puede anillar a prácticamente cualquier objeto: desde las llaves hasta el collar de una mascota, una maleta o una mochila. En uno de sus laterales se encuentra una pequeña muesca que sirve para desmontar el localizador para poder sustituir la batería cuando ésta se agote.

En la parte central del Samsung Galaxy SmartTag se encuentra el logotipo de la marca en la zona trasera; mientras que en el frontal se sitúa un botón que hay que presionar para activar el localizador y que, a su vez, emite un sonido. Un botón que sirve para realizar diferentes funciones y que hay que apretar con algo de fuerza, para evitar toques innecesarios.

Su color negro y su diseño sobrio también hacen que sea posible llevarlo siempre a la vista y que pase totalmente desapercibido. Por otro lado, el Samsung Galaxy SmartTag también incluye resistencia al polvo y al agua, aunque no se puede sumergir. En general, se trata de un dispositivo pequeño que se puede transportar y enganchar cómodamente en cualquier objeto que no se quiera perder.

Un gran inconveniente

El Samsung Galaxy SmartTag tiene un único inconveniente, y es especialmente importante conocerlo antes de comprar una de estas etiquetas: tan solo es compatible con los dispositivos Samsung. Por lo tanto, si se posee un teléfono inteligente o tablet de otra compañía, no se puede utilizar.

Samsung Galaxy SmartTag junto con el Galaxy S21 Ultra.

Samsung Galaxy SmartTag junto con el Galaxy S21 Ultra. Nacho Castañón Omicrono

El motivo es que se controla con SmartThings, la aplicación de gestión para dispositivos inteligentes de la marca surcoreana. Sin embargo, hay una explicación. El objetivo es vincular SmartTag a una cuenta de Samsung para que funcione exclusivamente con dicha cuenta, por lo que si se pierde y un tercero la encuentra, no la podrá usar hasta que se desvincule.

Además, el movimiento de Samsung con SmartThings también incluye la posibilidad de que SmartTag pueda interactuar con otros dispositivos del ecosistema. Otra limitación de este localizador es que tampoco cuenta con GPS, por lo que no es posible recibir la ubicación en tiempo real ni de forma precisa.

¿Cómo funciona?

La idea de Samsung Galaxy SmartTag es bastante simple: evitar que se pierdan los objetos personales. Para ello utiliza una conexión bluetooth 5.1 y el dispositivo tiene que estar asociado a un teléfono móvil, que permite conocer dónde está en cada momento el objeto que tiene enganchado el localizador.

Para configurar el SmartTag basta con abrir la aplicación SmartThings, que viene preinstalada en los terminales de Samsung. En ese momento aparecerá el localizador en la lista de dispositivos disponibles y, tras seguir unos pequeños pasos y vincularla, se podrá utilizar al instante.

Con la app SmartThings de Samsung se puede gestionar el dispositivo.

Con la app SmartThings de Samsung se puede gestionar el dispositivo. Nacho Castañón Omicrono

SmartTag tiene dos funciones básicas: que el dispositivo Samsung pueda localizarla siempre que esté en un rango de 120 metros y que el usuario también pueda encontrar el teléfono usando la propia etiqueta. Para esto último, basta con pulsar dos veces en el botón del SmartTag para que el teléfono comience a sonar. 

A la hora de encontrar un objeto perdido se pueden dar dos situaciones. La primera de ellas es que SmartTag se encuentre dentro del alcance del bluetooth. Aquí, al acceder a la aplicación se mostrará un indicador de intensidad para saber si está lejos o cerca, y que resulta fiable. Incluso se puede hacer que el localizador emita un sonido para facilitar la búsqueda, pudiendo elegir entre diez tonos diferentes que se reproducen en dos niveles de volumen: alto o bajo.

Por otro lado, existe la posibilidad de que SmartTag se encuentre fuera del rango de los 120 metros. En esa situación, la aplicación SmartThings muestra la última ubicación registrada del dispositivo y se puede activar un modo de navegación para conocer si uno se está alejando o acercando a la etiqueta. Una función similar al clásico "caliente, frío" cuando se juega a esconder y buscar un objeto.

Otras funciones

Gracias a la aplicación SmartThings se puede gestionar todas las características del localizador de Samsung. Por ejemplo, se puede consultar el 'Estado', es decir, si está cerca o lejos. Además, ofrece la opción de abrir un mapa que muestra el lugar exacto en el que se encuentra SmartTag, y que permite tanto hacerlo sonar como activar el 'modo navegación'. Cabe señalar que el funcionamiento del localizador es realmente bueno siempre y cuando se esté dentro del rango de 120 metros.

El Samsung Galaxy SmartTag se puede localizar con el móvil.

El Samsung Galaxy SmartTag se puede localizar con el móvil. Nacho Castañón Omicrono

Por otro lado, SmartTag tendrá una serie de funciones offline, aunque por el momento no están activas. El mapa, gracias a una actualización, mostrará una línea de tiempo con las ubicaciones en las que ha estado el localizador. De esta manera, SmartTag emitirá una señal bluetooth LE que podrán identificar el resto de dispositivos Galaxy cercanos (que se encuentren dentro del rango de los 120 metros). Si una persona detecta e identifica la etiqueta, al usuario le aparecerá la nueva ubicación en la aplicación SmartThings.

Por el momento esta función está bajo un programa de acceso voluntario. Aquellas personas que quieran participar deberán dar permisos para que el dispositivo Galaxy que tengan sea receptor de señales para otros terminales de la firma y, por lo tanto, podrán beneficiarse de él y ayudar a otras personas inscritas cuando pierdan su SmartTag. La firma surcoreana ha especificado que la señal emitida por SmartTag es anónima y que se renueva cada 15 minutos automáticamente, logrando así que no haya rastreos.

SmartTag se integra a la perfección en el ecosistema de Samsung y se puede utilizar para diferentes funciones. Por ejemplo, con este localizador se pueden controlar algunos elementos de la casa, como encender la luz o la televisión con tan solo pulsar el botón. Para ello basta con entrar en la aplicación SmartThings y elegir qué es lo que se quiere que suceda cuando se pulse el botón central de la etiqueta. En total se pueden escoger dos acciones, una que se ejecuta pulsando una vez el botón y otra que se activa al pulsar el botón durante unos segundos.

¿Me lo compro?

El Samsung Galaxy SmartTag es un localizador bastante completo y que funciona realmente bien. Sin embargo, únicamente es compatible con dispositivos de la firma surcoreana, por lo que si se tiene un iPhone o un móvil Android de cualquier otra marca no se lo debe comprar y es mejor optar por otras alternativas.

El Samsung Galaxy SmartTag tiene una buena autonomía.

El Samsung Galaxy SmartTag tiene una buena autonomía. Nacho Castañón Omicrono

El localizador de Samsung no revoluciona el sector, pero cumple bastante bien con lo que ofrece. Entre sus puntos a favor destacan tanto su diseño como su autonomía (de un año de duración). Además, las alertas de sonido son potentes y la compatibilidad con la aplicación SmartThings permite tenerlo bajo control en todo momento, siempre que se encuentre en un rango de 120 metros.

Con un precio de 39,91 euros, Samsung Galaxy SmartTag es el primer intento del fabricante asiático en el mercado de los localizadores bluetooth. A pesar de sus limitaciones, se trata de un buen estreno, aunque hubiese sido notable si tuviese compatibilidad con todos los dispositivos existentes.

Te puede interesar...