El Apple Watch es uno de los wearables más vendidos en España y todo el mundo; fue el dispositivo que realmente nos hizo ver que tenía sentido llevar un pequeño ordenador en la muñeca, de la misma manera que el iPhone hizo lo mismo con los smartphones.

Noticias relacionadas

Para llegar ahí, Apple tuvo que experimentar mucho. Cuando vimos uno de los primeros prototipos funcionales del Apple Watch, nos dimos cuenta de que inicialmente era, básicamente, un iPhone pequeño; incluyendo un botón Home.

El último prototipo filtrado al público fue fabricado más tarde, cuando Apple ya tenía más o menos claro cómo iba a ser el producto final; de hecho, las fotos publicadas por @1nsane_dev en Twitter muestran un dispositivo muy parecido al primer Apple Watch, exceptuando algunos detalles.

Prototipo del Apple Watch

Aunque a simple vista parezca un Apple Watch convencional, si nos fijamos encontraremos una diferencia fundamental: la cantidad de sensores; o mejor dicho, la cantidad de aperturas para sensores y su disposición.

El Apple Watch original destacó por usar cuatro sensores, con luces LED y fotodiodos para registrar el ritmo cardíaco, una de las funcionalidades estrella del dispositivo. Hoy en día, es lo más básico que puede tener un reloj inteligente, y el propio Apple Watch ya es capaz de medir el oxígeno en sangre y hacer electrocardiogramas.

El prototipo, en cambio, muestra tres sensores en la parte trasera, dispuestos de manera lineal; pero eso engaña. En realidad, el sensor central parece estar compuesto de dos partes, lo que podría indicar que originalmente, dos piezas compartían espacio hasta que Apple decidió separarlas.

Pequeñas diferencias

Que este prototipo estaba muy cerca de la fecha final de lanzamiento se evidencia por el hecho de que la mayoría de componentes ya están aquí, pero no en su forma final. Por ejemplo, nos encontramos sólo un altavoz en vez de los dos que tenía el primer modelo de Apple Watch.

Apple Watch de primera generación Apple Omicrono

El texto de la parte inferior de la carcasa también es diferente, y parece que Apple estaba probando varias tipografías y métodos para imprimirlo; el indicador de que este es el "modelo 123456" demuestra que no está dirigido al usuario final. Como también lo demuestran los diversos logotipos e indicadores en la parte trasera, que pueden haber servido para hacer pruebas de impresión, diseño o visibilidad de información en esta zona del dispositivo.

Es lo interesante de estos prototipos, que nos sirven para hacernos una idea de los pasos que da una empresa como Apple antes de lanzar un nuevo dispositivo. Lo que llega a manos de los consumidores ha pasado por varias versiones, y cada cambio ha sido decidido y discutido de manera interna hasta dar con la versión final.

También te puede interesar...