La nueva generación de procesadores para portátiles de AMD, los Ryzen 5000, han llegado a España. Una gama que tiene la difícil tarea de desbancar a Intel como la opción predilecta de los consumidores; para empezar, no se puede decir que AMD no vaya en serio.

Noticias relacionadas

A diferencia de con anteriores intentos, con los Ryzen 5000 AMD se ha ganado el apoyo de los principales fabricantes de ordenadores del sector. Las nuevas versiones de algunos de los portátiles más populares ahora traerán un procesador de la marca roja en su interior.

Asus es uno de los fabricantes que más ha apostado por este cambio, hasta el punto de implicar a su marca más famosa, ROG (Republic of Gamers). El resultado, este Asus ROG Flow X13, con un precio de partida de 1.799 euros: un 'dos en uno' para jugadores, entusiastas y productividad.

Así es el Asus ROG Flow X13

  • Tipo - 'Dos en uno'
  • Procesador - Ryzen 7 5800 HS, Ryzen 9 5900 HS, Ryzen 9 5980HS (unidad probada).
  • Gráfica - Nvidia GeForce GTX 1650 (gráfica externa XG Mobile opcional).
  • Memoria - 16 GB o 32 GB (unidad probada) LPDDR4X 4266 MHz Dual Channel.
  • Almacenamiento - PCIe SSD M.2 512 GB o 1 TB.
  • Tamaño pantalla - 13,4 pulgadas, relación de aspecto 16:10
  • Resolución - 1920 x 1200 píxeles a 120 Hz, o 3840 x 2400 píxeles a 60 Hz(unidad probada).
  • Tipo - IPS táctil, compatible con lápiz táctil, Gorilla Glass.
  • Cámara - HD 720p
  • Teclado - Con retroiluminación blanca, distancia de recorrido de 1,7 mm.
  • Puertos - 1 x ROG XG, 1 x USB 3.2 Type-A, 1 x USB 3.2 Type-C (carga y DisplayPort 1.4), 1 x jack audio, 1 x HDMI.
  • Conectividad - WiFi 6 (802.11ax), Bluetooth 5.2.
  • Sonido - 2 x altavoces con Smart Amp, Dolby Atmos.
  • Batería - 62 Whr.
  • Dimensiones - 299,4 x 222,9 x 15,75 mm
  • Peso - 1,3 Kg

"Un momento", escucho decir; "¿cómo que un 'dos en uno' para jugadores?". Si esa definición te ha resultado extraña, te comprendo perfectamente. Estamos acostumbrados a que los portátiles gaming sean eso, portátiles que sacrifican la parte de 'portabilidad' para centrarse principalmente en la potencia bruta. Siempre hemos pensado que, para un jugador, lo más importante son los frames por segundo y no el grosor del portátil.

Pero los tiempos están cambiando. La pandemia mundial ha provocado un aumento en la demanda de ordenadores, y cada persona busca uno diferente; y especialmente, no quiere comprar un ordenador para cada tipo de situación.

La solución de Asus es el ROG Flow X13. Un portátil de 13,4 pulgadas que puede convertirse en tablet gracias a la bisagra doble y a la pantalla táctil. Una estación de trabajo que está a la altura en productividad y teletrabajo. Y un ordenador gaming que nos permite jugar a lo último. ¿Está intentando cubrir demasiado terreno?

El 'dos en uno' más brutal

La imagen que tenemos de un 'dos en uno' es de un portátil elegante, normalmente usado para trabajar; el ROG Flow X13 no se parece en nada a eso. El diseño abraza completamente el estilo gaming, aunque sin llegar a ser ofensivo.

Esta inscripción es el único detalle en el exterior del Asus ROG Flow X13 Adrián Raya Omicrono

Mientras que todo el portátil es de color negro, Asus se ha centrado en usar diferentes texturas en cada parte para diferenciarlas. Por la tapa, por ejemplo, corren grandes surcos, mientras que en el reposamuñecas es más similar a la fibra de carbono, tan popular en la imaginería gaming, pero sin llegar a serlo, todo para reducir la posibilidad de que nuestras manos resbalen. 

Lo sorprendente, al menos para mí, es que aunque se trate de un portátil de estética gaming, no es demasiado impactante; no es de esos portátiles que puedes ver desde la otra punta de la calle, y eso agradará a quienes tampoco quieran llamar demasiado la atención. Sólo algunos pequeños detalles delatan su verdadera intención, como los logos ocultos de ROG a lo largo de todo el chasis.

Como buen 'dos en uno', el Asus ROG Flow X13 se convierte en tablet Adrián Raya Omicrono

Por supuesto, el gran aspecto que distingue al ROG Flow X13 de otros portátiles gaming es su pantalla táctil, que gracias a un sistema de doble bisagra podemos poner como queramos. Podemos convertir el portátil en una tablet, usando sólo la pantalla táctil (el teclado se desactiva en este modo); y eso le da una versatilidad muy superior. Es compatible con lápiz stylus, por lo que nos permitirá dar rienda suelta a nuestra creatividad.

Como los 'dos en uno' pueden ser usados como tablets, la prioridad de los fabricantes siempre ha sido ofrecer un sistema fino y ligero; y eso también se cumple con el ROG Flow X13. Aunque sus 1,3 kg de peso serán notables si lo usamos sólo como tablet, es una cifra muy inferior a la de portátiles gaming convencionales.

De la misma manera, tiene un grosor de sólo 15 mm, por lo que podemos llevarlo con nosotros a cualquier parte sin muchas dificultades. Que Asus y AMD hayan conseguido algo semejante, con componentes más propios de un equipo de gama alta es sorprendente.

Completo pese al tamaño

También que lo hayan conseguido sin sacrificios importantes. Este es un portátil que nos permite trabajar en cualquier parte, y por eso es de agradecer que se incluya una variedad de puertos, incluyendo uno HDMI para conectar a una pantalla externa. También tenemos un puerto USB-A convencional, algo de agradecer para no tener que llevar un dock encima, además de un puerto USB-C (que sirve como puerto de carga).

El lector de huellas dactilares del Asus ROG Flow X13 es fácil de usar Adrián Raya Omicrono

En cuanto a conectividad inalámbrica, damos el salto a Wi-Fi 6 para obtener velocidades muy superiores y un lag (retardo) inferior en nuestros juegos online. También contamos con Bluetooth 5.1 para conectar dispositivos como auriculares y periféricos.

Junto con las conexiones llama la atención el botón de encendido, colocado en el lateral derecho, ya que aloja un lector de huellas dactilares. El proceso de desbloqueo es por lo tanto, muy rápido y directo; el lector ha reconocido al instante nuestra huella y hemos podido empezar a usar el ordenador de manera inmediata.

El 'as en la manga'

Pero la conexión más rara y sorprendente de todas es, sin duda alguna, el extraño puerto situado en la parte izquierda, y que normalmente está tapado; desde aquí podemos conectar una tarjeta gráfica externa, el 'as en la manga' del ROG Flow X13.

En efecto, junto con este portátil, Asus ha presentado la ROG XG Mobile, un dispositivo que permite usar una de las últimas tarjetas gráficas de Nvidia, hasta la nueva GeForce RTX 3080. La idea es que podamos llevarnos el portátil donde queramos, y conectar la ROG XG Mobile cuando queramos jugar con los mejores gráficos.

La Asus ROG XG Mobile es una gráfica externa con un conector especial Asus Omicrono

Asus afirma que el puerto propietario era necesario para evitar el 'cuello de botella' que se formaría con Thunderbolt 3, ya que las nuevas gráficas requieren un mayor ancho de banda para los datos. Me hubiera gustado ver la adopción de Thunderbolt 4 en vez de otro cable más que añadir a la lista, pero al menos la justificación es buena. Eso sí, me da la sensación de que la tapa de la conexión se va a perder a los dos días de uso.

El conector para la gráfica externa del Asus ROG Flow X13 Adrián Raya Omicrono

Lamentablemente, no hemos tenido acceso a la ROG XG Mobile, así que en ese sentido, no hemos podido aprovechar al máximo las posibilidades de este ROG Flow X13. Aún así, no podemos olvidar que este portátil viene cargado de hardware a la última, siendo las estrellas los nuevos procesadores Ryzen 5000 para portátiles de AMD, y que viene acompañado de una gráfica de gama media, la GTX 1650. ¿De qué es capaz?

Potencial de Ryzen

Pues de mucho. La unidad probada cuenta con el nuevo Ryzen 9 5980HS, la que probablemente se convertirá en la nueva referencia en portátiles gaming y de alto rendimiento. Se queda un peldaño por debajo de la gama HX, pero teniendo en cuenta el formato de este ROG Flow X13, es más que suficiente.

Prueba de Cinebench 20 en el Ryzen 9 5980HS Omicrono

Es algo que queda demostrado en las pruebas realizadas. En Cinebench R20, hemos conseguido puntuaciones que consistentemente superan los 4900 puntos en multihilo, y los 590 en un sólo hilo. Geekbench pinta un cuadro muy similar, con puntuaciones superiores a los 8300 puntos en multinúcleos.

Prueba de Geekbench en el Ryzen 9 5980HS Omicrono

Eso pone a este procesador a la altura de algunos de los mejores que han salido en los últimos años... en el escritorio. En efecto, estamos hablando de cifras superiores incluso a las de procesadores punteros como el Intel Core i9-9900K, lo que dice mucho de hasta qué punto hemos avanzado en un periodo tan corto de tiempo.

Genial productividad

Tener semejante potencia, en un formato de 13 pulgadas 'dos en uno', es algo que no habíamos disfrutado hasta ahora. Eso hace del ROG Flow X13 un modelo muy recomendable para teletrabajo o creación de contenido. El almacenamiento estará a la altura, con unas tasas de lectura secuencial de unos 2.400 MB/s y unas tasas de escritura secuencial de casi 2.000 MB/s.

La pantalla también es muy buena para esas tareas. Con una proporción 16:10, es más alta de lo acostumbrado y por lo tanto, es mejor para trabajar con documentos o navegar por la web.

Buenos ángulos de visión y colores en la pantalla del Asus ROG Flow X13 Adrián Raya Omicrono

Gracias a su tecnología IPS, los ángulos de visión son perfectos y los colores son muy buenos, especialmente en la versión 4K que hemos podido probar; con un tamaño de 13,4 pulgadas, las letras son nítidas y todo el contenido que hemos podido disfrutar se ve de fábula. También tenemos la opción de una pantalla 1080p, con una frecuencia de refresco de 120 Hz.

Teniendo en cuenta lo bueno que es para el teletrabajo, me hubiera gustado encontrar una mejor webcam en el ROG Flow X13. Con una resolución 720p, no es ni lo peor ni lo mejor que hemos visto, pero al menos está en la posición correcta, en el borde superior de la pantalla; eso sí, un fallo importante es que no tiene cubierta integrada para privacidad, aunque sí tiene un piloto que indica si está activa.

La batería tampoco nos da motivos para celebración. Con un uso normal hemos conseguido entre cuatro y seis horas de uso, a todas luces insuficiente para una jornada laboral si no tenemos un enchufe al alcance. La unidad que hemos probado es de resolución 4K, así que creemos que con la pantalla más barata deberíamos conseguir mejores cifras.

Asus nos permite variar el rendimiento y el consumo de batería Adrián Raya Omicrono

Asus incluye el programa Armoury Crate para variar el rendimiento y consumo del portátil; en "Silencio", puedes obtener algo más de batería si en ese momento no quieres toda la potencia del Ryzen 9. Pero si quieres sacarle todo el 'jugo', tienes que enchufar el portátil y seleccionar el modo "Turbo".

La gráfica, punto débil

El punto débil, irónicamente en un producto con la marca ROG, está en los juegos. La GTX 1650 simplemente no está a la altura del resto del hardware, y se nota demasiado, tanto en pruebas sintéticas como 3DMark como en juegos reales.

No es que no puedas jugar con el ROG Flow X13. Títulos que no pidan mucho, como Apex Legends o Fortnite, funcionan perfectamente y ofrecen una gran experiencia a 60 frames por segundo, bajando algunos detalles. Y si nos quedan juegos de hace unos años por terminar, este portátil ofrecerá un gran rendimiento.

Los videojuegos se ven bien en el Asus ROG Flow X13, pese a la tarjeta gráfica Adrián Raya Omicrono

Pero si lo que quieres es disfrutar de los últimos títulos, te costará incluso a resolución 1080p. En nuestras pruebas, hemos tenido más éxito jugando a resolución 1920 x 1200 (por la proporción 16:10 de la pantalla), y bajando los gráficos. En Death Stranding, hemos podido alcanzar los 60 fps en medio; mientras que en Cyberpunk 2077, hemos puesto los gráficos en bajo para conseguir unos 45 fps en las calles de Night City.

De nuevo, tenemos que recomendar la pantalla más barata, de resolución 1920 x 1200 píxeles, en vez de la 4K que hemos podido probar; en el tamaño de 13,4 pulgadas, no lo notaremos tanto y podremos jugar a resolución nativa a muchos más juegos.

Un 'dos en uno' diferente

El Asus ROG Flow X13 es un 'dos en uno' como ningún otro. Todos los portátiles de este estilo que hemos probado se han centrado en reducir el peso y el tamaño, sacrificando potencia y posibilidades respecto a un portátil convencional; no es que fuesen malos, es que el hardware no daba de más.

Con la nueva generación Ryzen, Asus ha conseguido un 'dos en uno' que deja atrás muchos de esos sacrificios, ofreciendo el portátil de su tipo más potente que hemos visto nunca. Es realmente sorprendente lo que es posible con este portátil, destacando especialmente en creación de contenido y teletrabajo.

Asus ROG Flow X13 Adrián Raya Omicrono

Por contra, para ser un producto ROG este portátil se queda algo corto en videojuegos. Los 'hermanos mayores' de la gama ROG ya han dado el salto a las nuevas RTX 3070 y RTX 3080 de Nvidia, pero aquí nos tenemos que conformar con la gama media/baja de hace dos generaciones, y se nota.

Por supuesto, Asus tiene la solución con el ROG XG Mobile, y sobre el papel puede ser ideal para quienes quieren portabilidad y al mismo tiempo, el máximo potencial; pero el precio puede ser absurdo para muchos, 2.999 dólares por el portátil y la gráfica externa (precio por confirmar en España).

Por si solo, el Asus ROG Flow X13 es un 'dos en uno' excepcional, con un rendimiento que no habíamos visto nunca en un portátil de su tipo. Irónicamente, puede atraer más a creadores de contenido que a jugadores, pero sea cual sea el uso que le vayas a dar, el nuevo Ryzen que tiene como cerebro le permitirá estar a la altura.

El Asus ROG Flow X13 estará disponible en PcComponetes y el resto de tiendas partir de 1.799 euros.