Durante años, el iPod fue uno de los mejores reproductores de música disponibles en España; un dispositivo que enseñó a toda una generación una manera diferente de disfrutar la música.

Noticias relacionadas

En la actualidad, el iPod ha perdido su razón de ser. Aunque Apple sigue vendiendo el iPod Touch, renovado hace ya casi tres años, este modelo es básicamente un iPhone viejo sin las funciones de teléfono.

El iPod original, que usaba un disco duro para almacenar una ingente cantidad de música en formato digital, fue el que realmente supuso un antes y un después en el sector. Pese a haber sido desarrollado en sólo nueve meses, el iPod puso los cimientos para que, años después, Apple presentase la evolución del dispositivo multimedia, el iPhone. Tuvo tanto éxito que hasta agentes estadounidenses usaron un iPod secreto.

iPod renovado

Pero que cualquier smartphone moderno cumpla las mismas funciones que un iPod, y muchas veces lo haga mejor, no significa que no haya gente que no quiera un reproductor multimedia pequeño y versátil. El iPod original se ha convertido en objeto de culto, y al igual que ocurre con consolas de videojuegos clásicas, hay proyectos que buscan renovarlo.

El desarrollador y youtuber Guy Dupont ha conseguido exactamente eso, modificando un iPod Classic para reproducir música por streaming, algo que el original no podía hacer por una sencilla razón: no tenía manera de conectarse a Internet por si solo.

El iPod modificado con Spotify Guy Dupont | YouTube Omicrono

La solución es algo drástica: el interior del dispositivo ha sido descartado y sustituido por una Raspberry Pi Zero W, que es lo que realmente ha permitido cambiar completamente la funcionalidad de este dispositivo.

Es gracias al uso de una Raspberry Pi que ha conseguido añadir una conexión WiFi al iPod para que se pueda conectar a la red; además, también tiene una conexión Bluetooth, que permite usar auriculares inalámbricos (el iPod tenía el jack de audio clásico, pero ha sido eliminado).

Usa Spotify

Ya que estaba, también ha aprovechado para cambiar el resto de componentes internos, como la batería que ahora es de 1.000 mAh, o un nuevo motor háptico para añadir vibración a la rueda de control.

Por fuera, Dupont ha intentado conservar la mayor parte de elementos para conseguir una experiencia lo más cercana a la original como sea posible. El cambio estético más notable está tal vez en la pantalla, que ya no es monocromática.

Ya que ha cambiado el hardware, este iPod no usa el software original sino Raspotify, un programa que permite que las Raspberry Pi se conecten a Spotify; en cambio, la interfaz inspirada en la original ha sido creada por el propio Dupont.

En total, la modificación ha costado unos 100 dólares, aunque la pantalla a color es el elemento más caro (al fin y al cabo, la Raspberry Pi Zero sólo cuesta 10 dólares).

También te puede interesar...